Sobre este blog

Justicias es un newsletter de envío mensual en el que la periodista Catalina De Elía posará su mirada sobre el Poder Judicial, la política y sus intrincados caminos.

Cata es licenciada en Ciencias Políticas y Gobierno por la Universidad Torcuato Di Tella. Hizo una maestría en Políticas Públicas en FLACSO y otra en Periodismo en la Universidad de San Andrés. Cubrió temas judiciales y políticos en Telefé Noticias, Radio del Plata, Infobae, Canal 13 y América TV. Actualmente conduce en TV los programas Altavoz (TV Pública) y Fuego Amigo (Canal 9). Además publicó los libros “La cara injusta de la Justicia”, junto al fiscal federal Federico Delgado (Editorial Paidós); y “Maten a Duarte. La historia secreta de la muerte del hermano de Evita” (Editorial Planeta).

elDiarioAR tiene cuatro nuevos newsletters ¿Ya los conocés? Cliqueá acá y suscribite.

Una “condena escrita” no exime a Cristina de rendir cuentas por los negocios de Báez

Sobre este blog

Justicias es un newsletter de envío mensual en el que la periodista Catalina De Elía posará su mirada sobre el Poder Judicial, la política y sus intrincados caminos.

Cata es licenciada en Ciencias Políticas y Gobierno por la Universidad Torcuato Di Tella. Hizo una maestría en Políticas Públicas en FLACSO y otra en Periodismo en la Universidad de San Andrés. Cubrió temas judiciales y políticos en Telefé Noticias, Radio del Plata, Infobae, Canal 13 y América TV. Actualmente conduce en TV los programas Altavoz (TV Pública) y Fuego Amigo (Canal 9). Además publicó los libros “La cara injusta de la Justicia”, junto al fiscal federal Federico Delgado (Editorial Paidós); y “Maten a Duarte. La historia secreta de la muerte del hermano de Evita” (Editorial Planeta).

elDiarioAR tiene cuatro nuevos newsletters ¿Ya los conocés? Cliqueá acá y suscribite.

Durante los mandatos presidenciales de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, Lázaro Báez se transformó en el principal contratista de obra pública en la provincia de Santa Cruz. Tras dejar un cargo gerencial en el banco santacruceño del Grupo Petersen, Báez creó empresas, absorbió otras y multiplicó inversiones. Compró campos y depositó al menos US$ 25 millones en una entidad suiza, con sus hijos como beneficiarios finales. El análisis del cruce de fondos familiares entre paraísos fiscales requiere la asistencia de un experto en fraudes. Además de amigo de Néstor Kirchner, Báez mantuvo un vínculo comercial con la pareja presidencial. Al tiempo que su buque insignia, Austral Construcciones, ganaba licitaciones para obras públicas en Santa Cruz, otras de sus firmas compraban propiedades a los Kirchner y explotaban sus hoteles.

Hasta aquí, motivos más que suficientes para iniciar una investigación en fuero federal.  

Báez fue detenido el martes 5 de abril de 2016 en el marco de la causa bautizada por los zócalos de la televisión como “Ruta del dinero K”, paralela al expediente “Vialidad” que esta semana inició la etapa final de alegatos en el juicio oral, con el fiscal Diego Luciani en “actuación estelar”, “un duro”, autor de una presentación “histórica” y “contundente”, “Doctor No”, hombre “valiente” que le puso “límites a la política” y formuló una “acusación fulminante y fundamentada”, según relató predominante. Es cierto que el elenco más conocido de Comodoro Py no ofrece muchas figuras edificantes para una épica republicana, pero acaso el cúmulo de elogios que se llevó la modesta presentación de Luciani haya sido un exceso.