Sobre este blog

Un resumen semanal de política internacional a cargo de nuestro responsable del área de Mundo, Alfredo Grieco y Bavio. Serán diez puntos geográficos para pensar nuestro presente cada vez. Vías de acceso a una realidad que excede por mucho las fronteras de la Argentina.

Para recibir cualquiera de nuestros newsletters deben registrarse aquí con el mail en el que lo quieren recibir. En caso de que ya estén suscriptos, les aparecerá un mensaje mencionando que ya están en la base de datos de elDiarioAR y les ofrecerá un link para actualizar sus preferencias, es decir para elegir el newsletter que se quiere recibir.

Recibir los newsletters es gratis. Si te interesa apoyar a elDiarioAR, navegar sin publicidad y recibir la revista trimestal, podes asociarte aquí.

La Revolución Cubana y la Olimpíada Japonesa

Sobre este blog

Un resumen semanal de política internacional a cargo de nuestro responsable del área de Mundo, Alfredo Grieco y Bavio. Serán diez puntos geográficos para pensar nuestro presente cada vez. Vías de acceso a una realidad que excede por mucho las fronteras de la Argentina.

Para recibir cualquiera de nuestros newsletters deben registrarse aquí con el mail en el que lo quieren recibir. En caso de que ya estén suscriptos, les aparecerá un mensaje mencionando que ya están en la base de datos de elDiarioAR y les ofrecerá un link para actualizar sus preferencias, es decir para elegir el newsletter que se quiere recibir.

Recibir los newsletters es gratis. Si te interesa apoyar a elDiarioAR, navegar sin publicidad y recibir la revista trimestal, podes asociarte aquí.

La tierra es azul como una naranja es uno de los versos más famosos de la literatura occidental, aunque hoy ni la literatura ni occidente son tan famosos. Dadaísta, surrealista, comunista, de las vanguardias artísticas y de la militancia política el francés Paul Éluard (1895-1952) conoció clímax y triunfos: el azur del ideal, el sabor de la fruta mordida, la esférica plenitud sin la cual no hay felicidad.

Recibí nuestro newsletter El mundo es azul como una naranja
Un resumen semanal de política internacional en mil palabras. Por Alfredo Grieco y Bavio.

Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

La terre est bleue comme une orange, antes del herrumbre de Stalin y la URSS, la usura de la Revolución Cubana, el orín de las aguas del planeta sucio. Aunque menos celestial que el del astronauta Gagarin o el satélite Sputnik, a los ojos del pasajero astronauta Bezos el mundo aún se ve redondo y celeste marino. Xi Jinping gobierna sin la lisonja de odas elementales de franceses o chilenos, pero la bandera de la nación más insidiosa de la tierra es hoy roja con estrellas amarillas. Naranjas los rayos del archipiélago de Sol Naciente que mañana inaugura sus Juegos Olímpicos. Tan occidentales las barbadas efigies anglo-germanas de Marx y Engels estampadas en la memorabilia kitsch de la centuria del Partido Comunista Chino en Pekín como el irredentismo de antorchas griegas y minoritarios triatlones y pentatlones de Tokio.