Sobre este blog

Atención flotante es el correo mensual de nuestra columnista Alexandra Kohan que se propone formular preguntas donde solo había respuestas.

"Son lecturas posibles a partir de cosas, nimiedades que están dando vueltas en el aire y que en apariencia no tienen ninguna importancia. Detenerse y subrayar algo que no había advertido antes. Formular preguntas donde sólo hay respuestas. No tengo todo pensado", advierte la autora.

Para recibir cualquiera de nuestros newsletters deben registrarse aquí con el mail en el que lo quieren recibir. En caso de que ya estén suscriptos, les aparecerá un mensaje mencionando que ya están en la base de datos de elDiarioAR y les ofrecerá un link para actualizar sus preferencias, es decir para elegir el newsletter que se quiere recibir.

Recibir los newsletters es gratis. Si te interesa apoyar a elDiarioAR, navegar sin publicidad y recibir la revista trimestal, podes asociarte aquí.

Sobre este blog

Atención flotante es el correo mensual de nuestra columnista Alexandra Kohan que se propone formular preguntas donde solo había respuestas.

"Son lecturas posibles a partir de cosas, nimiedades que están dando vueltas en el aire y que en apariencia no tienen ninguna importancia. Detenerse y subrayar algo que no había advertido antes. Formular preguntas donde sólo hay respuestas. No tengo todo pensado", advierte la autora.

Para recibir cualquiera de nuestros newsletters deben registrarse aquí con el mail en el que lo quieren recibir. En caso de que ya estén suscriptos, les aparecerá un mensaje mencionando que ya están en la base de datos de elDiarioAR y les ofrecerá un link para actualizar sus preferencias, es decir para elegir el newsletter que se quiere recibir.

Recibir los newsletters es gratis. Si te interesa apoyar a elDiarioAR, navegar sin publicidad y recibir la revista trimestal, podes asociarte aquí.

I. La editorial Caballo negro me envía de regalo la poesía reunida de Cristina Peri Rossi, llamada Detente, instante, eres tan bello. Lo primero que experimento es alegría, pero me sale en inglés: joy. No siempre me sale en inglés, tampoco podría decir desde cuándo. Pienso en la palabra joy en situaciones en las que me emociono, en las que me pasan cosas en el cuerpo. No es un simple “qué alegría”, es joy. Y entonces creo que me sale en otra lengua para salir del sopor de la lengua materna, para desfamiliarizar, para hacer la lengua un poco menos doméstica. Me sale en inglés, quizás, porque se trata, a veces, de dejar la lengua familiar y adquirir otra lengua que, como señala Sylvia Molloy “es otra manera de romper con lo seguro”. Y entonces, mientras escribo esto, advierto también dos cosas: que en este texto se va a tratar de ese asunto -de lo familiar y de lo desfamiliar- y que Lacan dice que Freud significa joy en alemán -freude-.

Recibí nuestro newsletter Atención flotante
Algunas preguntas donde sólo había respuestas, por Alexandra Kohan.

Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

II. Cuando uno está pensando, preocupado, atravesado por un asunto, pareciera que el mundo emite signos solamente acerca de eso. Los demás signos se disipan un poco. O no son signos. Fue así que reparé, me detuve, subrayé, leí, recordé y soñé muchas de las líneas que escribo acá. Esta es la escritura de esa lectura un poco a tientas, siguiendo las pistas de algunas ocurrencias. Este Newsletter se llama Atención flotante, pero bien podría llamarse Asociación libre. Es que no hay una sin la otra.