Coronavirus

Se desacelera la suba de contagios en Córdoba: ¿Puede suceder lo mismo en el resto del país en las próximas semanas?

Hisopado para detectar un caso positivo de coronavirus

La irrupción de la variante ómicron generó en las últimas semanas una disparada de casos de coronavirus a nivel global, con récord de infecciones en muchos países desde el hallazgo del virus en diciembre de 2019 en Wuhan, y Argentina no fue la excepción.

Desde Nación sugieren seguir la evolución de Ómicron en Córdoba para determinar lo que ocurrirá en el resto del país: cómo es el comportamiento del virus en la provincia

Desde Nación sugieren seguir la evolución de Ómicron en Córdoba para determinar lo que ocurrirá en el resto del país

El senador provincial por Corrientes, contador y experto analista de datos, Martín Barrionuevo, quien tomó relevancia en las redes sociales por los gráficos y tablas que publica a diario para informar sobre el avance de la pandemia, sostuvo en diálogo con elDiarioAR que, de acuerdo a las experiencias que se observaron en otros países, los casos “tienen que empezar a bajar hacia fines de enero a nivel país”.

Córdoba, el primer territorio del país en el que “explotó” ómicron, muestra una desaceleración de nuevas infecciones por coronavirus. Todavía no están bajando, pero dejaron de crecer y eso es una buena señal. La semana más compleja en la provincia fue la última de 2021, con 69.885; mientras que en la primera de este año hubo 6408 menos, lo que representa una baja del 9,1%.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, consideró que es alentador el “achatamiento” de la curva de contagios en Córdoba. “Vemos que la velocidad de aumento está disminuyendo”, destacó la funcionaria y agregó que la provincia “tomó una medida de disminuir la circulación masiva, no generó ninguna recesión económica ni medida extrema, sino por siete días disminuyó la circulación y los eventos masivos”.

Barrionuevo señaló que es importante seguir lo que ocurre a nivel mundial con las curvas en los países más afectados como Sudáfrica, Reino Unido o Estados Unidos. “Esperamos que se repita en Argentina lo que sucede en otros lugares del mundo, que es un crecimiento de casos que no teníamos antecedentes, pero una ola más corta. Un desarrollo de ómicron desde el inicio hasta el máximo en aproximadamente tres semanas o un mes y después un abrupto descenso de los casos”, analizó el experto en datos.

Y añadió: “Esto es lo que está pasando en Córdoba, que tuvo su valor máximo el 4 de enero, hace dos semanas, y los casos se están desacelerando a un ritmo muy marcado. En la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia los números se están estabilizando en valores máximos y es probable que en el resto de Argentina esto pueda pasar en los próximos días”.

En tanto, aclaró que ómicron “se desarrolló en distintos momentos en el país” y por eso “hay provincias en los que todavía los casos están creciendo”.

Alta positividad y la importancia de la vacunación

Al ser consultado sobre el alto índice de positividad que se desprende de acuerdo a los hisopados realizados, el contador sostuvo que “no es un dato a seguir” porque “hay un desborde en el sistema de detección” y, por lo tanto, se prioriza la carga de positivos y no de los negativos.

Además, resaltó que los vacunados tienen mucha más protección contra la nueva variante y afirmó que los no inmunizados “tienen 13 veces más posibilidades de ser hospitalizados”. “En otro momento estaríamos con el país frenado y sin actividad y hoy tenemos una realidad casi normal gracias a las vacunas. En marzo del 2020 no había vacuna y el panorama era totalmente distinto”, dijo Barrionuevo.

Si bien se mostró optimista sobre la curva a corto plazo, aclaró que es “muy importante” seguir con los cuidados en los próximos días. “En dos o tres semanas las cosas van a estar mejor. Es esencial invertir en buenos barbijos, achicar reuniones y espaciarlas. Es mentira que todos nos vamos a contagiar”, opinó.

El avance de ómicron en el mundo, la experiencia de Sudáfrica y la evolución de la variante

Ómicron fue detectada en Sudáfrica el 24 de noviembre de 2021. Su rápida propagación puso en alerta al mundo. Todos los ojos estuvieron puestos ahí para ver la evolución de esta enigmática variante y su posible impacto global.

A ocho semanas de su aparición, un dato que se obtiene de un informe del Complejo Hospitalario Académico Steve Biko genera optimismo de cara a las próximas semanas: los casos de coronavirus en el país africano descendieron de forma tan abrupta como crecieron. Cuánto más rápido sube una ola, antes alcanza el pico y baja más rápido.

Además, este estudio realizado a pacientes contagiados en un gran hospital de la ciudad sudafricana donde se registró el primer brote de la variante ómicron sostiene que la ola de infección, que se movió con una “velocidad sin precedentes”, causó una enfermedad mucho más leve que las cepas anteriores.

“Si este patrón continúa y se repite a nivel mundial, es probable que veamos un desacoplamiento completo de las tasas de casos y muertes”, dijeron los investigadores. Esto sugiere que “Ómicron puede ser un presagio del final de la fase epidémica de la pandemia de COVID, dando paso a su fase endémica”.

En Reino Unido, otro de los países más afectados por ómicron, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará el fin de la mayoría de las medidas contra el coronavirus para frenar la rápida propagación de infecciones, mientras se busca convivir con el virus después de un aparente punto máximo en los casos.

Gran Bretaña fue el primer país en limitar los viajes internacionales por la variante ómicron, haciendo sonar las alarmas sobre sus mutaciones, y en diciembre introdujo recomendaciones para trabajar en casa, más uso de máscaras y pases de vacunas para frenar su propagación.

Dinamarca, por su parte, es el segundo país con más casos de Ómicron por detrás del Reino Unido. A partir del 5 de diciembre, con el probable arribo de Ómicron al país, empezó a crecer casi de forma vertical. En apenas 15 días alcanzaba el pico y comenzaba el descenso de casos. La misma situación pudo observarse en Noruega. El ejemplo de estos países podría ser la antesala de lo que le espera al resto del planeta para las próximas semanas.

FS

Etiquetas
stats