La reacción en los mercados La crisis en el Gobierno

Bajaron los dólares paralelos, pero se disparó el riesgo país y cayeron fuerte las acciones argentinas en Nueva York

Los dólares paralelos bajaron hoy después de una fuerte intervención del Banco Central, según reconocieron diversos operadores del mercado. La autoridad monetaria, que está impedida de hacerlo por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), negó haberse inmiscuido. El blue o ilegal, mercado en el que no puede meterse la autoridad monetaria, descendió 3%, a 252 pesos. Lo hizo por contagio del contado con liquidación (CCL), donde sí se supone que intervino el Central comprando bonos en pesos con los que se arbitra con títulos en dólares para girar divisas al exterior. El CCL retrocedió 2,5%, a 274 pesos. En tanto, el dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos), que también se consigue con la compraventa de bonos pero en el mercado local, cayó 2,8%, a 263 pesos.

Batakis: “Me siento cómoda con el tipo de cambio oficial y el blue es un mercado marginal"

Saber más

El dólar oficial, en cambio, se mueve a paso lento: se elevó 0,3%, a 132 pesos. La nueva ministra de Economía defendió el nivel actual de la moneda nacional pero admitió implícitamente que no se puede atrasar más respecto de la inflación: “Cuando uno mira el tipo de cambio real multilateral (cotización ajustada por inflación y en comparación con las monedas de los principales socios comerciales), encontramos que Argentina está en los niveles que tiene que estar, no podemos perder competitividad. Necesitamos que nuestros productores exporten más, que no estén especulando sino que vayan haciendo las liquidaciones que tienen que hacer cuando la economía y su planificación se lo indiquen, y para eso necesitamos un dólar competitivo”. 

Como el dólar viene subiendo menos que la inflación desde 2021, el tipo de cambio real multilateral se acerca peligrosamente al nivel de abril de 2018, cuando estalló la segunda devaluación del gobierno de Mauricio Macri. Se encuentra en 93,78 puntos, apenas por arriba de los 92,26 de aquella depreciación brusca. El nivel 100 es el de diciembre de 2015, después del salto inicial del dólar en la administración de Cambiemos. Claro que en aquellos tiempos, a diferencia de ahora, no había cepo cambiario ni control de importaciones, con lo que había más riesgo de devaluaciones. Ahora, en todo caso los perjudicados por un atraso cambiario son los exportadores y además crece la presión al alza sobre los dólares paralelos, con su consiguiente impacto negativo sobre la economía.

Después del feriado de ayer en Estados Unidos, volvieron a cotizar las acciones argentinas en Wall Street, los llamados ADR, y los títulos públicos en dólares con legislación externa, que son los que determinan la evolución del indicador de riesgo país. A diferencia del mercado local, que había reaccionado mal ayer ante el cambio de ministro de Economía y ahora se recuperaron por la intervención del Central, en el extranjero los papeles sufrieron hoy el impacto de la noticia de la salida de Martín Guzmán del Palacio de Hacienda. El riesgo país se disparó 9,2%, a 2.593 puntos básicos, por el derrape de los bonos en moneda norteamericana. En tanto, los ADR también cayeron fuerte: YPF, el 9,1%; Grupo Financiero Galicia, el 8,2%; BBVA Argentina, el 7,7%; Banco Macro, el 7,7% y Cresud, el 9,1%, por citas algunos casos.

AR

Los dólares paralelos bajaron hoy después de una fuerte intervención del Banco Central, según reconocieron diversos operadores del mercado. La autoridad monetaria, que está impedida de hacerlo por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), negó haberse inmiscuido. El blue o ilegal, mercado en el que no puede meterse la autoridad monetaria, descendió 3%, a 252 pesos. Lo hizo por contagio del contado con liquidación (CCL), donde sí se supone que intervino el Central comprando bonos en pesos con los que se arbitra con títulos en dólares para girar divisas al exterior. El CCL retrocedió 2,5%, a 274 pesos. En tanto, el dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos), que también se consigue con la compraventa de bonos pero en el mercado local, cayó 2,8%, a 263 pesos.

Batakis: “Me siento cómoda con el tipo de cambio oficial y el blue es un mercado marginal"

Saber más

El dólar oficial, en cambio, se mueve a paso lento: se elevó 0,3%, a 132 pesos. La nueva ministra de Economía defendió el nivel actual de la moneda nacional pero admitió implícitamente que no se puede atrasar más respecto de la inflación: “Cuando uno mira el tipo de cambio real multilateral (cotización ajustada por inflación y en comparación con las monedas de los principales socios comerciales), encontramos que Argentina está en los niveles que tiene que estar, no podemos perder competitividad. Necesitamos que nuestros productores exporten más, que no estén especulando sino que vayan haciendo las liquidaciones que tienen que hacer cuando la economía y su planificación se lo indiquen, y para eso necesitamos un dólar competitivo”. 

Como el dólar viene subiendo menos que la inflación desde 2021, el tipo de cambio real multilateral se acerca peligrosamente al nivel de abril de 2018, cuando estalló la segunda devaluación del gobierno de Mauricio Macri. Se encuentra en 93,78 puntos, apenas por arriba de los 92,26 de aquella depreciación brusca. El nivel 100 es el de diciembre de 2015, después del salto inicial del dólar en la administración de Cambiemos. Claro que en aquellos tiempos, a diferencia de ahora, no había cepo cambiario ni control de importaciones, con lo que había más riesgo de devaluaciones. Ahora, en todo caso los perjudicados por un atraso cambiario son los exportadores y además crece la presión al alza sobre los dólares paralelos, con su consiguiente impacto negativo sobre la economía.

Después del feriado de ayer en Estados Unidos, volvieron a cotizar las acciones argentinas en Wall Street, los llamados ADR, y los títulos públicos en dólares con legislación externa, que son los que determinan la evolución del indicador de riesgo país. A diferencia del mercado local, que había reaccionado mal ayer ante el cambio de ministro de Economía y ahora se recuperaron por la intervención del Central, en el extranjero los papeles sufrieron hoy el impacto de la noticia de la salida de Martín Guzmán del Palacio de Hacienda. El riesgo país se disparó 9,2%, a 2.593 puntos básicos, por el derrape de los bonos en moneda norteamericana. En tanto, los ADR también cayeron fuerte: YPF, el 9,1%; Grupo Financiero Galicia, el 8,2%; BBVA Argentina, el 7,7%; Banco Macro, el 7,7% y Cresud, el 9,1%, por citas algunos casos.

AR

Los dólares paralelos bajaron hoy después de una fuerte intervención del Banco Central, según reconocieron diversos operadores del mercado. La autoridad monetaria, que está impedida de hacerlo por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), negó haberse inmiscuido. El blue o ilegal, mercado en el que no puede meterse la autoridad monetaria, descendió 3%, a 252 pesos. Lo hizo por contagio del contado con liquidación (CCL), donde sí se supone que intervino el Central comprando bonos en pesos con los que se arbitra con títulos en dólares para girar divisas al exterior. El CCL retrocedió 2,5%, a 274 pesos. En tanto, el dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos), que también se consigue con la compraventa de bonos pero en el mercado local, cayó 2,8%, a 263 pesos.

Batakis: “Me siento cómoda con el tipo de cambio oficial y el blue es un mercado marginal"

Saber más

El dólar oficial, en cambio, se mueve a paso lento: se elevó 0,3%, a 132 pesos. La nueva ministra de Economía defendió el nivel actual de la moneda nacional pero admitió implícitamente que no se puede atrasar más respecto de la inflación: “Cuando uno mira el tipo de cambio real multilateral (cotización ajustada por inflación y en comparación con las monedas de los principales socios comerciales), encontramos que Argentina está en los niveles que tiene que estar, no podemos perder competitividad. Necesitamos que nuestros productores exporten más, que no estén especulando sino que vayan haciendo las liquidaciones que tienen que hacer cuando la economía y su planificación se lo indiquen, y para eso necesitamos un dólar competitivo”.