Sin Cristina Kirchner ni JxC, el oficialismo cuestionó a la oposición y repudió en el Senado el atentado a la vice

El Senado en la sesión de hoy, con la mitad del hemiciclo vacío por la ausencia de JxC

0

Con el hemiciclo a la mitad y apenas cuatro oradores. El Senado repudió hoy formalmente el intento de asesinato a Cristina Kirchner, en una sesión de no más de dos horas en la que no estuvieron ni la vicepresidenta ni los legisladores de Juntos por el Cambio, blanco de las críticas desde el oficialismo y sus aliados.

“No a se a quién le temen, a la palabra de quién. Es un acto de intento de censura, sin quórum no podemos expresarnos”, lanzó al cierre de su discurso el jefe del interbloque del Frente de Todos, José Mayans, apuntando contra la bancada opositora que no bajó al recinto.

JxC ya habían anticipado su jugada ayer: creyeron suficiente la declaración informal –pero con inédita foto de unidad– que el jueves por la noche emitieron en conjunto los senadores de todo el arco político, apenas se había conocido el intento de magnicidio a la titular de la Cámara alta.

Mayans recordó el detrás de escena de ese documento conjunto –que expresó un “enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta”– y reveló las conversaciones que tuvo con los titulares del interbloque opositor: el radical Luis Naidenoff y el macrista Humberto Schiavoni. “La noche del hecho llamé a Naidenoff y a Schiavoni, que tuvieron un comportamiento ejemplar. Estuvieron en mi despacho, hicimos un comunicado conjunto y pedimos el pronto esclarecimiento”, rememoró el formoseño, antes de cargar tintas contra los dirigentes cambiemitas: “Una cosa es un comunicado y otra sentarnos en el recinto y expresarnos cada uno. Ellos van a todos los programas de televisión”. “No quieren una sesión que hable de política, y de qué les parece q hablamos acá en el Senado”, dijo en otro pasaje.

Mayans denunció “censura” porque el FdT tuvo que valerse de sus habituales aliados para juntar los 37 votos que dan el quórum. La convocatoria para hoy que presidió la oficialista Claudia Ledesma Abdala, presidenta provisional del Senado, tuvo el aval de la riojana Clara Vega y el rionegrino Alberto Weretilneck. Además de JxC, también se ausentó la opositora Alejandra Vigo, de Córdoba Federal. Tampoco estaba la propia vicepresidenta pese a que se encontraba en el Senado.

“Fue un milagro, le pido gracias a Dios por impedirlo. Esa persona fue a matarla, no salieron los disparos”, consideró Mayans al final de la sesión, donde también apuntó contra el juicio de Vialidad donde está acusada CFK. Días atrás había pedido detener ese juicio por ser parte de la instigación contra la vice, que tuvo en el intento de asesinato su máximo punto. Acusó a la oposición de buscar que “Cristina Kirchner sea condenada y estigmatizada”.

Antes que Mayans solo hablaron la oficialista Anabel Fernández Sagasti, Weretilneck y Vega. “La Argentina no es la misma ni debe ser la misma después del jueves pasado. Los repudios tienen que ser sin reservas, sinceras y con instituciones que den respuesta”, comenzó diciendo la senadora kirchnerista por Mendoza, que admitió “admirar” a CFK en el recinto. “Hace tiempo advertimos que la violencia política va en escalada”, dijo cuando recordó las manifestaciones de la oposición donde se vieron guillotinas y bolsas mortuorias en plena Plaza de Mayo. “Quiero llamar a la reflexión a quienes hoy no están acá. Tenemos que alertar y advertir la propagación del odio”, les pidió a JxC.

Antes, Weretilneck se había mostrado preocupado por lo que pasó con la vicepresidente y exigió ante el recinto: “Necesitamos saber para qué y por qué se quiso asesinar a la vicepresidenta”. Mencionó los casos históricos de magnicidio, desde Julio César en tiempos romanos hasta Hipólito Yrigoyen durante su presidencia, y cargó, aunque sin mencionar, contra Patricia Bullrich –presidenta de PRO– y el diputado libertario Javier Milei, que no condenaron enfáticamente el atentado: “Hay que tener claro quiénes no tuvieron el gesto de repudiar este intento de magnicidio. Si no lo hacen, es porque lo validan o lo aceptan”.

“Hay un sector de la politica que no toma dimensión de lo que podía haber sucedido si ese tiro salía”, dijo Vega, la primera en hablar en el recinto, rodeada de las bancas vacías de sus ex compañeros en JxC. “Que no estén sentados acá también da cuenta de que no tomaron nota de lo que generan día a día”, dijo, para luego completar: “No fue atacada una persona, la institucionalidad de este país fue atacada”.

MC/MG

Etiquetas
stats