LA CRISIS EN EL FRENTE DE TODOS

A poco de los homenajes a Perón, el “Cuervo” Larroque y Pérsico escalan la crisis del Frente de Todos

elDiarioAR

0

La interna del Frente de Todos, lejos de apaciguarse, es un fuego que se aviva a diario cada vez que un dirigente de la coalición oficialista, desde el Presidente, pasando por gobernadores, funcionarios y legisladores, hasta los militantes sin cargo, se pronuncian en torno a la marcha del Gobierno y qué debería pasar en el futuro con las próximas elecciones presidenciales de 2023. Cuando falta poco para que el mandatario encabece, este viernes, un acto en la CGT con motivo del 48° aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, y Cristina Kirchner haga lo propio el sábado, en Ensenada, junto a su hijo Máximo, referentes de la fuerza gobernante se tiran dardos por los medios de comunicación.

Grabois pidió el indulto para Milagro Sala: “Que el Presidente ponga las pelotas sobre la mesa”

Saber más

Desde su función como ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires que conduce Axel Kicillof, o como líder de La Cámpora, Andrés Larroque es un abonado a la hora de disparar sus convicciones a cuanto oído quiera escuchar. Ahora, tras la última entrevista que dio Alberto Fernández este miércoles a Gustavo Sylvestre, después de su paso por Jujuy para visitar a Milagro Sala, el dirigente kirchnerista aseguró que “la fase moderada está agotada” y que “la única dirigente que genera esperanza” es Cristina Fernández.

En declaraciones al El Destape Radio, el “Cuervo” Larroque trató de bajarle el tono a la discusión diaria del Frente de Todos y pidió a sus componentes “dejar de autoflagelarnos y martillarnos los dedos todos los días”, al tiempo que reafirmó que su espacio político (que comparte con Máximo Kirchner) ya fue “claro respecto a las críticas” y que la situación económica es “tan gris que la única esperanza es a través de la política, y eso, lo representa Cristina”.

Para el funcionario bonaerense, “el poder económico necesita una política que lo regule y la persona que todavía es creíble y está dispuesta a enfrentar al poder es ella (por CFK). Se trata de garantizar la justicia social y para eso vinimos en el 2019”. Y agregó: “El poder es mañoso, pero hay que recuperar el camino que se trazó en su momento”.

Asimismo, sentenció que para el sector que él conduce, “la fase moderada está agotada. No quiere decir eso que nosotros hayamos hecho todo perfecto, somos conscientes de las dificultades que se enfrentan, pero me parece que se intentó, no ha funcionado y tenemos que recalibrar en ese sentido”. 

Sobre la relación entre el Presidente y la Vice, Larroque remarcó que a la expresidenta “la jubilan permanentemente. Habría que preguntarle a Alberto por qué no se quiere juntar con Cristina, porque no es un tema de ella, que siempre tuvo la absoluta predisposición. Creo que es un gran error”, disparó.

Sobre la gestión de Martín Guzmán, Larroque optó por no echar más combustible al conflicto, aunque mantuvo el sentido de lo que expresa en los últimos meses: “No quiero opinar más de Guzmán, para mí es un tema terminado. Después verá él en su conciencia qué quiere hacer, o el Presidente también definirá. A esta altura no tenemos mucho para esperar por ese lado. Hay que mirar para adelante y poder decirle a la gente qué es lo que necesita”.

La inflación y el salario

Larroque sostuvo también que se debe trabajar “para que el salario alcance, para que se pueda llegar a fin de mes”, y propuso discutir “el tema de la inflación, cómo se gerencia el Estado y cosas que hacen a recuperar estabilidad” para al mismo tiempo generar “credibilidad de parte de un sector de la sociedad que tenía expectativa en este Gobierno”.

El ministro subrayó la necesidad de “recuperar el poder adquisitivo del salario”, evaluó que “con la paritaria no alcanza” y recordó que, en su momento, el expresidente Néstor Kirchner “recurrió a los aumentos por decreto para resolver aquel desfasaje”.

En ese sentido, consideró necesario “reconocer un ingreso piso” a los trabajadores “que les garantice el acceso a la canasta básica, como camino transitorio hacia la modificación de la estructura económica que no sólo reduzca la desocupación sino que haga que los salarios alcancen para vivir con dignidad”.

La visita del Presidente a Milagro Sala

Sobre la visita fugaz del mandatario a Milagro Sala en Jujuy, el Ministro señaló que le parecía “un muy buen gesto, por la situación que atraviesa Milagro. Hay mucha gente que no conoce la obra que ella hizo. Lamentablemente hay un sector de la sociedad que solo consume noticias falsas y tiene una caracterización de Milagro asociada a lo opuesto de lo que ella realizó. Me pareció un excelente gesto, pero también sabemos que no se vive solamente de gestos, así que ojalá que no se quede solamente en la gestualidad”, concluyó, en sintonía con el dirigente social Juan Grabois, que este miércoles le pidió a Fernández, sin rodeos, poner “las pelotas arriba de la mesa”.

Pérsico, duro con CFK

Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita, también echó más leña al fuego creciente de la interna del Frente de Todos y reconoció que, en caso de perder las elecciones en 2023, el espacio que ahora es oficialista, “va a morir”. Además, el dirigente le apuntó con dureza a la Vicepresidenta: “En el mejor momento del gobierno de Cristina había 6,5 millones de trabajadores registrados y 11 millones de trabajadores sin derechos. Yo no quiero ese país, ese país es una mierda. No es lindo. El país lindo es cuando todos los trabajadores tienen derechos”, remarcó.

El lema que tenemos desde el Movimiento Evita para el Frente de Todos es 'ganen o mueran'. Si perdemos, el Frente de Todos va a morir”, dijo Pérsico, en diálogo con Futurock. Además, el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, volvió a meterse de lleno en el debate sobre los planes sociales, al considerar que la discusión “es de modelo de país y de política” y pidió que a la economía popular “se la registre, se la legalice, se la vea y se la formalice. Ese es el primer paso para avanzar sobre la pobreza”, sentenció.

Para Pérsico, “si hacemos siempre lo mismo, vamos a tener siempre el mismo resultado. Argentina tiene 11 millones de trabajadores sin derechos y ese es el problema principal de la pobreza. La mayoría de los trabajadores son cuentapropistas y changuistas que se autoinventan el trabajo. Y eso es propio del capitalismo y está sucediendo en todo el mundo”, detalló.

Además, el dirigente del Evita, más cercano a Alberto Fernández, defendió el rol de las organizaciones sociales al sostener que “el concepto de tercerización es muy gorila”, luego del pedido de Cristina Kirchner para que los planes no sean asignados a los propios movimientos: “Es más peronista y menos progresista darle una asignación al trabajador que darle una a los niños y a la vejez, como estamos haciendo ahora”, recalcó. Y agregó: “Cada gobierno inventó su subsidio, como la Tarjeta Alimentar. La única solución que se le ocurre a los pequeños burgueses progresistas para el problema de la pobreza y la marginación es incorporar a los pobres como consumidores a través de un subsidio. Esa no es la solución, porque no genera derechos. Genera desorganización social, lo que genera derechos es el trabajo y el reconocimiento al trabajo”, concluyó.

Con información de agencias.

IG

La interna del Frente de Todos, lejos de apaciguarse, es un fuego que se aviva a diario cada vez que un dirigente de la coalición oficialista, desde el Presidente, pasando por gobernadores, funcionarios y legisladores, hasta los militantes sin cargo, se pronuncian en torno a la marcha del Gobierno y qué debería pasar en el futuro con las próximas elecciones presidenciales de 2023. Cuando falta poco para que el mandatario encabece, este viernes, un acto en la CGT con motivo del 48° aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, y Cristina Kirchner haga lo propio el sábado, en Ensenada, junto a su hijo Máximo, referentes de la fuerza gobernante se tiran dardos por los medios de comunicación.

Grabois pidió el indulto para Milagro Sala: “Que el Presidente ponga las pelotas sobre la mesa”

Saber más

Desde su función como ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires que conduce Axel Kicillof, o como líder de La Cámpora, Andrés Larroque es un abonado a la hora de disparar sus convicciones a cuanto oído quiera escuchar. Ahora, tras la última entrevista que dio Alberto Fernández este miércoles a Gustavo Sylvestre, después de su paso por Jujuy para visitar a Milagro Sala, el dirigente kirchnerista aseguró que “la fase moderada está agotada” y que “la única dirigente que genera esperanza” es Cristina Fernández.

En declaraciones al El Destape Radio, el “Cuervo” Larroque trató de bajarle el tono a la discusión diaria del Frente de Todos y pidió a sus componentes “dejar de autoflagelarnos y martillarnos los dedos todos los días”, al tiempo que reafirmó que su espacio político (que comparte con Máximo Kirchner) ya fue “claro respecto a las críticas” y que la situación económica es “tan gris que la única esperanza es a través de la política, y eso, lo representa Cristina”.

Para el funcionario bonaerense, “el poder económico necesita una política que lo regule y la persona que todavía es creíble y está dispuesta a enfrentar al poder es ella (por CFK). Se trata de garantizar la justicia social y para eso vinimos en el 2019”. Y agregó: “El poder es mañoso, pero hay que recuperar el camino que se trazó en su momento”.

Asimismo, sentenció que para el sector que él conduce, “la fase moderada está agotada. No quiere decir eso que nosotros hayamos hecho todo perfecto, somos conscientes de las dificultades que se enfrentan, pero me parece que se intentó, no ha funcionado y tenemos que recalibrar en ese sentido”. 

Sobre la relación entre el Presidente y la Vice, Larroque remarcó que a la expresidenta “la jubilan permanentemente. Habría que preguntarle a Alberto por qué no se quiere juntar con Cristina, porque no es un tema de ella, que siempre tuvo la absoluta predisposición. Creo que es un gran error”, disparó.

Sobre la gestión de Martín Guzmán, Larroque optó por no echar más combustible al conflicto, aunque mantuvo el sentido de lo que expresa en los últimos meses: “No quiero opinar más de Guzmán, para mí es un tema terminado. Después verá él en su conciencia qué quiere hacer, o el Presidente también definirá. A esta altura no tenemos mucho para esperar por ese lado. Hay que mirar para adelante y poder decirle a la gente qué es lo que necesita”.

La inflación y el salario

Larroque sostuvo también que se debe trabajar “para que el salario alcance, para que se pueda llegar a fin de mes”, y propuso discutir “el tema de la inflación, cómo se gerencia el Estado y cosas que hacen a recuperar estabilidad” para al mismo tiempo generar “credibilidad de parte de un sector de la sociedad que tenía expectativa en este Gobierno”.

El ministro subrayó la necesidad de “recuperar el poder adquisitivo del salario”, evaluó que “con la paritaria no alcanza” y recordó que, en su momento, el expresidente Néstor Kirchner “recurrió a los aumentos por decreto para resolver aquel desfasaje”.

En ese sentido, consideró necesario “reconocer un ingreso piso” a los trabajadores “que les garantice el acceso a la canasta básica, como camino transitorio hacia la modificación de la estructura económica que no sólo reduzca la desocupación sino que haga que los salarios alcancen para vivir con dignidad”.

La visita del Presidente a Milagro Sala

Sobre la visita fugaz del mandatario a Milagro Sala en Jujuy, el Ministro señaló que le parecía “un muy buen gesto, por la situación que atraviesa Milagro. Hay mucha gente que no conoce la obra que ella hizo. Lamentablemente hay un sector de la sociedad que solo consume noticias falsas y tiene una caracterización de Milagro asociada a lo opuesto de lo que ella realizó. Me pareció un excelente gesto, pero también sabemos que no se vive solamente de gestos, así que ojalá que no se quede solamente en la gestualidad”, concluyó, en sintonía con el dirigente social Juan Grabois, que este miércoles le pidió a Fernández, sin rodeos, poner “las pelotas arriba de la mesa”.

Pérsico, duro con CFK

Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita, también echó más leña al fuego creciente de la interna del Frente de Todos y reconoció que, en caso de perder las elecciones en 2023, el espacio que ahora es oficialista, “va a morir”. Además, el dirigente le apuntó con dureza a la Vicepresidenta: “En el mejor momento del gobierno de Cristina había 6,5 millones de trabajadores registrados y 11 millones de trabajadores sin derechos. Yo no quiero ese país, ese país es una mierda. No es lindo. El país lindo es cuando todos los trabajadores tienen derechos”, remarcó.

El lema que tenemos desde el Movimiento Evita para el Frente de Todos es 'ganen o mueran'. Si perdemos, el Frente de Todos va a morir”, dijo Pérsico, en diálogo con Futurock. Además, el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, volvió a meterse de lleno en el debate sobre los planes sociales, al considerar que la discusión “es de modelo de país y de política” y pidió que a la economía popular “se la registre, se la legalice, se la vea y se la formalice. Ese es el primer paso para avanzar sobre la pobreza”, sentenció.

Para Pérsico, “si hacemos siempre lo mismo, vamos a tener siempre el mismo resultado. Argentina tiene 11 millones de trabajadores sin derechos y ese es el problema principal de la pobreza. La mayoría de los trabajadores son cuentapropistas y changuistas que se autoinventan el trabajo. Y eso es propio del capitalismo y está sucediendo en todo el mundo”, detalló.

Además, el dirigente del Evita, más cercano a Alberto Fernández, defendió el rol de las organizaciones sociales al sostener que “el concepto de tercerización es muy gorila”, luego del pedido de Cristina Kirchner para que los planes no sean asignados a los propios movimientos: “Es más peronista y menos progresista darle una asignación al trabajador que darle una a los niños y a la vejez, como estamos haciendo ahora”, recalcó. Y agregó: “Cada gobierno inventó su subsidio, como la Tarjeta Alimentar. La única solución que se le ocurre a los pequeños burgueses progresistas para el problema de la pobreza y la marginación es incorporar a los pobres como consumidores a través de un subsidio. Esa no es la solución, porque no genera derechos. Genera desorganización social, lo que genera derechos es el trabajo y el reconocimiento al trabajo”, concluyó.

Con información de agencias.

IG

La interna del Frente de Todos, lejos de apaciguarse, es un fuego que se aviva a diario cada vez que un dirigente de la coalición oficialista, desde el Presidente, pasando por gobernadores, funcionarios y legisladores, hasta los militantes sin cargo, se pronuncian en torno a la marcha del Gobierno y qué debería pasar en el futuro con las próximas elecciones presidenciales de 2023. Cuando falta poco para que el mandatario encabece, este viernes, un acto en la CGT con motivo del 48° aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, y Cristina Kirchner haga lo propio el sábado, en Ensenada, junto a su hijo Máximo, referentes de la fuerza gobernante se tiran dardos por los medios de comunicación.

Grabois pidió el indulto para Milagro Sala: “Que el Presidente ponga las pelotas sobre la mesa”

Saber más

Desde su función como ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires que conduce Axel Kicillof, o como líder de La Cámpora, Andrés Larroque es un abonado a la hora de disparar sus convicciones a cuanto oído quiera escuchar. Ahora, tras la última entrevista que dio Alberto Fernández este miércoles a Gustavo Sylvestre, después de su paso por Jujuy para visitar a Milagro Sala, el dirigente kirchnerista aseguró que “la fase moderada está agotada” y que “la única dirigente que genera esperanza” es Cristina Fernández.