EL JUICIO A LA VICEPRESIDENTA

Sigue el alegato del fiscal tras exponer cómo funcionaba una “caja clandestina de Lázaro Báez” que costó US$228 millones

En una nueva audiencia, los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola continuarán exponiendo este martes las irregularidades de las obras adjudicadas al empresario Lázaro Báez en el juicio oral y público por el caso Vialidad. El exsocio de la familia Kirchner fue beneficiado con 51 obras viales en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015 pero la fiscalía sostiene que las licitaciones y contrataciones fueron direccionadas para favorecer al dueño de Austral Construcciones.

Vialidad: Cristina Kirchner pedirá apartar al fiscal y al presidente del Tribunal por "jugar al fútbol en la quinta de Macri"

Saber más

Este martes, los fiscales seguirán explicando cómo los exfuncionarios acusados habrían sumado y modificado obras dentro de otros contratos para evitar el paso por licitaciones, entre otras irregularidades, según afirmó una fuente del juicio a elDiarioAR

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitó al Tribunal Oral Federal número 2 autorización para ausentarse de las próximas audiencias, confirmó a este medio una fuente del tribunal.

Luciani centró parte de su alegato de este lunes en el negocio de la remediación de canteras, un trabajo diferente a la tradicional obra de pavimentación de rutas que solía ganar el Grupo Báez en la provincia patagónica, y que significó “la caja clandestina de Lazaro Báez”. Los contratos de remediación de canteras le costaron US$228 millones al Estado Nacional, aseguró el fiscal. 

La fiscalía sostiene que los entonces funcionarios ni siquiera controlaron la realización de estas remediaciones de canteras, que implican el movimiento de tierras y materiales naturales que se utilizan para la construcción, y que a raíz de la ausencia de control y de información precisa no puede probarse que realmente se hayan realizado las tareas que pagó el Estado.

La remediación de canteras comenzó en 2006, cuando las tareas fueron asignadas a Báez de manera directa mediante la modificación de obras que el empresario ya tenía a cargo. “Eran contrataciones directas disfrazadas de modificaciones de obra porque nada tenían que ver con la obra vial original”, explicó Luciani.

Eran obras imposibles de ejecutar con los equipos de los que disponían las empresas de Báez y en los plazos que establecían los pliegos de bases y condiciones de las licitaciones.

En 2007 y 2008, la misma tarea comenzó a ser adjudicada al empresario por medio de licitaciones públicas. Muchas se realizaron en fechas cercanas a las elecciones presidenciales de 2007, resaltó Luciani en su alegato. “Las modificaciones de obra para remediar canteras fue el ensayo o la prueba piloto para las licitaciones”, aseguró Luciani, y “en las que Lázaro Báez compitió contra Lázaro Báez y Petersen”, una empresa de la familia Eskenazi que disputó con Báez en 39 oportunidades y perdió en todas, sin haber nunca interpuesto una impugnación o queja. Luciani la llamó “empresa de cortesía” y afirmó que sería cómplice de la maniobra de direccionamiento de las obras.

“Todas las obras de remediación de canteras en Santa Cruz las ganó Lázaro Báez”, “se otorgaron de manera ilegal a las empresas de Lázaro Báez y en la inmensa mayoría a Austral Construcciones”, aseveró Luciani este martes. “Todo fue un invento para sustraer fondos del Estado Nacional”, agregó. 

El fiscal también resaltó que los empresarios Juan Chediak y Gabriel Lossi, ambos con antigüedad mayor a Báez en licitaciones de obras viales, declararon que nunca habían visto una licitación por remediación de canteras.

“Ningún otro empresario se enteró de esas licitaciones, nadie tuvo oportunidad de ganar ese negocio, fueron contrataciones directas disfrazadas de licitaciones y modificaciones de obras”, aseguró el fiscal.

Además, sostuvo que “eran obras imposibles de ejecutar con los equipos de los que disponían las empresas de Báez y en los plazos que establecían los pliegos de bases y condiciones de las licitaciones”; esos plazos se extendían por años, incluso más de una década, porque se requerían cinco o seis veces la cantidad de equipos que tenían las empresas del exsocio de los Kirchner, explicó.

“Todo fue un invento para sustraer fondos del Estado Nacional”, aseguró el fiscal: “Hubo casos en los que las canteras ni siquiera se individualizaron en los llamados a licitación. ¿Quién iba a presentarse en una licitación en estas condiciones?”; “en algunos expedientes no existen cálculos de volumen de las canteras”.

Todas las obras de remediación de canteras en Santa Cruz las ganó Lázaro Báez. Todo fue un invento para sustraer fondos del Estado Nacional.

Recusaciones

La audiencia del lunes comenzó pocos minutos antes de las 9 de la mañana, poco después de que el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, recusó al fiscal Luciani y a uno de los jueces del Tribunal Oral Federal número 2, Rodrigo Giménez Uriburu, según el escrito al que accedió elDiarioAR. Además, solicitó la nulidad de lo actuado por ambos magistrados.

Este domingo, Página/12 publicó un artículo con una serie de fotografías en las que se ve a ambos magistrados integrando el mismo equipo de fútbol y jugando un torneo que se realizó en Los Abrojos con dirigentes de Cambiemos. La quinta donde se llevan adelante torneos deportivos diversos es propiedad del expresidente Mauricio Macri, a quien Fernández de Kirchner atribuye la motorización del juicio en su contra en 2019. 

Tanto Luciani como Giménez Uriburu deberán responder la recusación de la vicepresidenta y de otras defensas que este lunes anunciaron en la audiencia del juicio que también pedirán el apartamiento de ambos magistrados. El abogado de Julio de Vido, Maximiliano Rusconi, también dijo que recusará al fiscal Mola. Se presume que la recusación de Mola también será en base a una publicación del ministro de Justicia, Martín Soria, en la que se consignó que visitó la Casa Rosada durante el gobierno de Macri, aunque Rusconi no adelantó los motivos.

“Los Abrojos cuenta con un predio deportivo donde decenas de personas pasan todos los fines de semana haciendo deporte, específicamente jugando al fútbol. Esto sucede hace más de 40 años y es organizado por personas del ámbito del fútbol. Cualquiera que se anote con un equipo puede jugar. Hay diferentes categorías. Macri no conoce qué equipos juegan ni quienes los componen. Esta acusación es otra payasada más”, respondieron en el entorno del expresidente ante la consulta de elDiarioAR.

Los recusados tienen 24 horas para responder los planteos de apartamiento del juicio. Luciani responderá de manera oral una vez presentadas y trasladadas todas las recusaciones. El juez Giménez Uriburu debe responder por escrito. Luego, los jueces Jorge Gorini y Andrés Basso, integrantes en el tribunal, tomarán una decisión sobre las recusaciones, que será apelable.

ED/MG

En una nueva audiencia, los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola continuarán exponiendo este martes las irregularidades de las obras adjudicadas al empresario Lázaro Báez en el juicio oral y público por el caso Vialidad. El exsocio de la familia Kirchner fue beneficiado con 51 obras viales en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015 pero la fiscalía sostiene que las licitaciones y contrataciones fueron direccionadas para favorecer al dueño de Austral Construcciones.

Vialidad: Cristina Kirchner pedirá apartar al fiscal y al presidente del Tribunal por "jugar al fútbol en la quinta de Macri"

Saber más

Este martes, los fiscales seguirán explicando cómo los exfuncionarios acusados habrían sumado y modificado obras dentro de otros contratos para evitar el paso por licitaciones, entre otras irregularidades, según afirmó una fuente del juicio a elDiarioAR

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitó al Tribunal Oral Federal número 2 autorización para ausentarse de las próximas audiencias, confirmó a este medio una fuente del tribunal.

Luciani centró parte de su alegato de este lunes en el negocio de la remediación de canteras, un trabajo diferente a la tradicional obra de pavimentación de rutas que solía ganar el Grupo Báez en la provincia patagónica, y que significó “la caja clandestina de Lazaro Báez”. Los contratos de remediación de canteras le costaron US$228 millones al Estado Nacional, aseguró el fiscal. 

La fiscalía sostiene que los entonces funcionarios ni siquiera controlaron la realización de estas remediaciones de canteras, que implican el movimiento de tierras y materiales naturales que se utilizan para la construcción, y que a raíz de la ausencia de control y de información precisa no puede probarse que realmente se hayan realizado las tareas que pagó el Estado.

La remediación de canteras comenzó en 2006, cuando las tareas fueron asignadas a Báez de manera directa mediante la modificación de obras que el empresario ya tenía a cargo. “Eran contrataciones directas disfrazadas de modificaciones de obra porque nada tenían que ver con la obra vial original”, explicó Luciani.

Eran obras imposibles de ejecutar con los equipos de los que disponían las empresas de Báez y en los plazos que establecían los pliegos de bases y condiciones de las licitaciones.

En 2007 y 2008, la misma tarea comenzó a ser adjudicada al empresario por medio de licitaciones públicas. Muchas se realizaron en fechas cercanas a las elecciones presidenciales de 2007, resaltó Luciani en su alegato. “Las modificaciones de obra para remediar canteras fue el ensayo o la prueba piloto para las licitaciones”, aseguró Luciani, y “en las que Lázaro Báez compitió contra Lázaro Báez y Petersen”, una empresa de la familia Eskenazi que disputó con Báez en 39 oportunidades y perdió en todas, sin haber nunca interpuesto una impugnación o queja. Luciani la llamó “empresa de cortesía” y afirmó que sería cómplice de la maniobra de direccionamiento de las obras.

“Todas las obras de remediación de canteras en Santa Cruz las ganó Lázaro Báez”, “se otorgaron de manera ilegal a las empresas de Lázaro Báez y en la inmensa mayoría a Austral Construcciones”, aseveró Luciani este martes. “Todo fue un invento para sustraer fondos del Estado Nacional”, agregó. 

El fiscal también resaltó que los empresarios Juan Chediak y Gabriel Lossi, ambos con antigüedad mayor a Báez en licitaciones de obras viales, declararon que nunca habían visto una licitación por remediación de canteras.

“Ningún otro empresario se enteró de esas licitaciones, nadie tuvo oportunidad de ganar ese negocio, fueron contrataciones directas disfrazadas de licitaciones y modificaciones de obras”, aseguró el fiscal.

Además, sostuvo que “eran obras imposibles de ejecutar con los equipos de los que disponían las empresas de Báez y en los plazos que establecían los pliegos de bases y condiciones de las licitaciones”; esos plazos se extendían por años, incluso más de una década, porque se requerían cinco o seis veces la cantidad de equipos que tenían las empresas del exsocio de los Kirchner, explicó.

“Todo fue un invento para sustraer fondos del Estado Nacional”, aseguró el fiscal: “Hubo casos en los que las canteras ni siquiera se individualizaron en los llamados a licitación. ¿Quién iba a presentarse en una licitación en estas condiciones?”; “en algunos expedientes no existen cálculos de volumen de las canteras”.

Todas las obras de remediación de canteras en Santa Cruz las ganó Lázaro Báez. Todo fue un invento para sustraer fondos del Estado Nacional.

Recusaciones

La audiencia del lunes comenzó pocos minutos antes de las 9 de la mañana, poco después de que el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, recusó al fiscal Luciani y a uno de los jueces del Tribunal Oral Federal número 2, Rodrigo Giménez Uriburu, según el escrito al que accedió elDiarioAR. Además, solicitó la nulidad de lo actuado por ambos magistrados.

Este domingo, Página/12 publicó un artículo con una serie de fotografías en las que se ve a ambos magistrados integrando el mismo equipo de fútbol y jugando un torneo que se realizó en Los Abrojos con dirigentes de Cambiemos. La quinta donde se llevan adelante torneos deportivos diversos es propiedad del expresidente Mauricio Macri, a quien Fernández de Kirchner atribuye la motorización del juicio en su contra en 2019. 

Tanto Luciani como Giménez Uriburu deberán responder la recusación de la vicepresidenta y de otras defensas que este lunes anunciaron en la audiencia del juicio que también pedirán el apartamiento de ambos magistrados. El abogado de Julio de Vido, Maximiliano Rusconi, también dijo que recusará al fiscal Mola. Se presume que la recusación de Mola también será en base a una publicación del ministro de Justicia, Martín Soria, en la que se consignó que visitó la Casa Rosada durante el gobierno de Macri, aunque Rusconi no adelantó los motivos.

“Los Abrojos cuenta con un predio deportivo donde decenas de personas pasan todos los fines de semana haciendo deporte, específicamente jugando al fútbol. Esto sucede hace más de 40 años y es organizado por personas del ámbito del fútbol. Cualquiera que se anote con un equipo puede jugar. Hay diferentes categorías. Macri no conoce qué equipos juegan ni quienes los componen. Esta acusación es otra payasada más”, respondieron en el entorno del expresidente ante la consulta de elDiarioAR.

Los recusados tienen 24 horas para responder los planteos de apartamiento del juicio. Luciani responderá de manera oral una vez presentadas y trasladadas todas las recusaciones. El juez Giménez Uriburu debe responder por escrito. Luego, los jueces Jorge Gorini y Andrés Basso, integrantes en el tribunal, tomarán una decisión sobre las recusaciones, que será apelable.

ED/MG

En una nueva audiencia, los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola continuarán exponiendo este martes las irregularidades de las obras adjudicadas al empresario Lázaro Báez en el juicio oral y público por el caso Vialidad. El exsocio de la familia Kirchner fue beneficiado con 51 obras viales en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015 pero la fiscalía sostiene que las licitaciones y contrataciones fueron direccionadas para favorecer al dueño de Austral Construcciones.

Vialidad: Cristina Kirchner pedirá apartar al fiscal y al presidente del Tribunal por "jugar al fútbol en la quinta de Macri"

Saber más