RENTA INESPERADA

Guzmán ante empresarios: “Si creemos que vamos a crear inversión privada bajando impuestos, ¡qué mal que estamos!”

Guzmán ante los grandes empresarios de la Argentina.

0

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dialogó este viernes con los grandes empresarios de la Argentina reunidos en el Foro Llao Llao, en Bariloche. Allí estaban Marcos Galperin (Mercado Libre), Eduardo Elsztain (IRSA), Martín Migoya y Guibert Englebienne (Globant), Carlos Miguens Bemberg (San Miguel), Agustín Otero Monsegur (San Miguel), Federico Braun (Galicia y La Anónima), Verónica Andreani (Andreani), Andy Freire (SoftBank), Máximo Cavazzani (Etermax), Roberto Murchison (Murchison) y Alberto Arizu (Luigi Bosca), entre otros. Le preguntaron por los impuestos, demonizados por la ola libertaria que se extiende desde Javier Milei hasta Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, tres presenciables presentes también en la cita rionegrina. El jefe del Palacio de Hacienda les contestó.

Bajo lluvia de críticas cristinistas y massistas, Guzmán asiste a una cita reservada de empresarios a la que también irán Macri, Larreta y Milei

Bajo lluvia de críticas cristinistas y massistas, Guzmán asiste a una cita reservada de empresarios a la que también irán Macri, Larreta y Milei

“Si creemos que vamos a crear un shock de confianza de inversión privada en la Argentina bajando impuestos, ¡qué mal que estamos!”, respondió Guzmán. “Porque lo que eso va a hacer hoy, si se abre ese camino, es generar más inestabilidad y debilitar a la capacidad productiva de la Argentina. Si el crecimiento económico no es compartido no es progreso. Cada vez que Argentina tuvo un período en el cual hubo un crecimiento económico que no se distribuyó de forma razonable, no se pudo sostener en el tiempo. Tenemos que construir colectivamente una sociedad que sea más justa, que tenga una distribución donde el crecimiento se comparta al mismo tiempo en el que se alienta a la inversión.”

El ministro defendió la idea de gravar la renta inesperada que por la guerra benefició la producción de alimentos y energía, pero prometió reducir la carga tributaria extra a aquellos que reinviertan las utilidades: “Estamos hablando de una situación excepcional, que nos genera un problema como sociedad, un problema distributivo. Esto se debe hacer de una forma que no desaliente la inversión, sino que la aliente. No solamente se busca identificar, sino que, si ese mismo componente se reinvierte, la contribución sería menor, buscando alentar la reinversión de esa renta”. Además le preguntaron por las retenciones a la exportación y contestó: “El 94% de las posiciones hoy tiene una alícuota menor que cuando empezamos el Gobierno. De esto tanto no se habla. Si queremos crecer de forma sostenida es también necesario que las exportaciones de nuestro país crezcan”.

El ministro defendió, de todos modos, el ajuste fiscal: “Se viene experimentando una fuerte reducción del déficit, al mismo tiempo que la política fiscal ha apuntalado la recuperación de la actividad económica. Los subsidios excesivos generan un problema para el funcionamiento de todo el sistema económico, y eso hay que bajarlo”. Aclaró que cumplirá el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI): “Tenemos el compromiso de cumplir el programa, y eso es lo que venimos haciendo. En el primer trimestre hemos cumplido los objetivos que nos trazamos en lo fiscal, en lo monetario y desde el punto de vista externo”.

Además se refirió a la inflación y a la demanda empresaria de bajar la emisión monetaria: “La inflación es un problema para el funcionamiento de todo el sistema económico y es una ocupación central de la agenda de la política económica. No es que la inflación se baja simplemente contrayendo la política monetaria, simplemente dejando de emitir. ¿Hay que bajar la emisión? Por supuesto. Y eso es lo que estamos haciendo”. Frente a la crítica de los hombres de negocios a los acuerdo de precios, dijo: “La política de precios e ingresos busca anclar expectativas, y para que funcione, el resto tiene que estar funcionando: las reservas tienen que ir creciendo, la situación macroeconómica se tiene que continuar ordenando”.

Guzmán habló del cepo cambiario: “Tenemos el problema de la brecha que nadie puede resolverlo en un solo paso, cualquiera que diga lo contrario está mintiendo”. También de su nueva obsesión, que es exportar gas natural licuado (GNL), en barco, al mundo: “En el campo energético necesitamos complementar el capital nacional con capital internacional, por eso tenemos que tener reglas del juego y donde haya un ambiente que conduzca a un escalamiento de la inversión. Estamos trabajando dentro de este esquema de reglas del juego en adaptar el tema de regulaciones de capital para facilitar la entrada de capitales en el sector energético. Estamos pensando en construir un marco normativo específico, especialmente para el GNL, enviarlo al Congreso con el apoyo de la mayor parte posible del espacio político y el sector público y privado trabajando juntos”. Pero también apunta a exportar por gasoducto a Brasil: “La parte de infraestructura hay que pensarla con una lógica de integración. Si nosotros pudiéramos fortalecer la integración dentro de la región, empezando por Brasil, generaríamos un mercado con mayor escala”.

AR

Etiquetas
stats