El Senado chileno decide hoy si destituye a Sebastián Piñera

En 2017, Sebastián Piñera fue elegido con el 54% de los votos; en 2018 el político derechista era uno de los presidentes con mayor aprobación desde el fin de la dictadura; en noviembre de 2021 el Senado decide si su mandato termina el 11 de marzo, o ahora.

elDiarioAR

0

A las 9.00 de la mañana del martes comenzó la sesión del Senado chileno que culminará con una decisión de sus 55 integrantes: si destituyen, o no, a Sebastián Piñera. El martes 9 la Cámara de Diputadas y Diputados había aprobado, con 78 votos a favor, 67 en contra y 3 abstenciones, el texto de la propuesta redactada por 16 diputadas y diputados de someter a juicio político al presidente de la República. Contra el derechista de Renovación Nacional (RN) había votado la izquierda en bloque, sin un solo voto más por fuera de este conglomerado opositor. La votación dio inicio al juicio político propiamente dicho. Este proceso constitucional, por el cual se hace una evaluación política y no jurídica del mérito de la acusación, es llevado adelante por el Congreso. La Cámara baja es la que acusa (por medio de una comisión que alega en el recinto senatorial), el Ejecutivo es quien se defiende (por medio de un abogado defensor), y la Cámara alta es quien sentencia.

El libelo acusatorio (es su nombre técnico) contra Sebastián Piñera tiene su origen en los Pandora Papers. La investigación periodística dio a conocer la versión en inglés, antes desconocida, de un contrato de 2010 por el cual la empresa Minera Activa, de la cual esposa e hijos del Presidente eran inversores,  vendió a Carlos Alberto Délano, amigo del Presidente, la parte de la empresa en la minera Dominga. El comprador ya participaba en Dominga, y estaba comprando todas las restantes partes que no eran suyas. Una cláusula del contrato condicionaba el último pago de un total de $152 millones a que no se declarara medioambientalmente protegida el área de operaciones del proyecto de la minera de cobre y hierro, que incluía la construcción de un puerto. .

El área de la minera, en la región de Coquimbo, nunca fue todavía declarada digna de protección, y el libelo acusatorio responsabiliza al Presidente de haberse ocupado de que fuera así. De poner por delante el bien de su familia al bien de su país y del mundo, por preferir una ganancia y desentenderse de la ecología y el daño al clima, la tierra, el agua y la salud. Según la defensa, se trata de una conjetura, porque la acusación no aporta prueba de que el Presidente haya intervenido en modo alguno en la rutina y funcionamiento de los organismos medioambientales de Chile (primer capítulo acusatorio), o de que la no ratificación en 2020 del Acuerdo de Escazú pudiera influir sobre una cláusula contractual con vencimiento en 2011. Según la acusación, no es la responsabilidad penal lo que está en juego, sino la ética y probidad de la administración y el daño que conlleva para la imagen internacional de Chile.

Durante la mañana del martes, el secretario general del Senado expuso lo que se llama ‘una relación de los hechos’ por 30 minutos, y seguido por la terna de diputados que representan la acusación de la cámara Baja, para luego dar paso a Jorge Gálvez, abogado defensor de Sebastián Piñera.

Por la tarde, la acusación se votará dos veces. A las 3.00 comienzan las intervenciones de hasta 15 minutos de senadoras y senadores, y finalmente, votarán por separado los dos capítulos del libelo.

Basta que el Senado apruebe por 29 votos uno de los dos capítulos, para que la notificación del Senado se confirme: el presidente Sebastián Piñera queda destituido de inmediato. De ser así, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, asumiría las funciones ejecutivas en La Moneda hasta que el Congreso Pleno (la Asamblea Legislativa, las dos Cámaras reunidas) se reúna para adoptar una decisión. En un plazo de diez días, deben elegir a la persona que ejercerá la presidencia hasta el término de este período, el 11 de marzo. No hay límites para la capacidad de elegir en la Constitución pinochetista de 1980 todavía en vigencia. Puede ser incluso algún diputado o diputada. Puede elegirse también entre senadores o senadoras, que esta tarde pondrán su voto decisivo en la segunda acusación constitucional contra Sebastián Piñera. En la primera, en 2019, acusado por su gestión autoritaria y violentamente represiva del ‘estallido social’, no resultó destituido. Tampoco parece ser que lo vaya a ser en esta. La oposición sólo contaría con 25 votos (o con 22, según cálculos más pesimistas) de los 29 que necesita. 

AGB

Etiquetas
stats