Schiaretti, duro con la Nación: “Gobierna para el AMBA en desmedro del interior”

El Gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, en la apertura de las sesiones de la Legislatura provincial.

“Seguimos siendo un país unitario donde el Estado nacional gobierna fundamentalmente para el AMBA, que tiene privilegios en detrimento del interior profundo de la Patria. Estos privilegios se profundizaron en los últimos años”, apuntó el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, esta mañana en un discurso de 45 minutos que dio durante la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial.

El discurso del gobernador cordobés tuvo dos partes bien diferenciadas, la primera de una marcada oposición a las políticas de la Nación por los inagotables subsidios que otorga al Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en detrimento del interior, y la última donde desplegó un batallón de anuncios de obras públicas.

“Como dijimos hace un año, la pandemia también trajo una crisis económica mundial. En Argentina la economía cayó un 10% en 2020 lo que aumentó la pobreza y el desempleo. Y si bien en 2021 rebotó la actividad económica, en nuestro país se siguen profundizando las causas del estancamiento y declive de las últimas décadas”, criticó Schiaretti.

El gobernador dijo que “nuestro país está estancado y en declive desde hace mucho tiempo. Para corroborarlo, basta ver que mientras países hermanos como Uruguay y Chile disminuyeron la pobreza en las últimas décadas. En Argentina la misma subió del 5% en 1974 a 41% en 2021. Vivimos, hace mucho ya, discutiendo como repartir la escasez, en vez de discutir cómo crecer de manera sostenida en el tiempo. Solo se discuten consignas y se profundiza la grieta, en lugar de consensuar sobre la sustancia de las cosas que hay que hacer para dejar atrás la decadencia de la Patria”.

Ahí nomás, desglosó con números la discriminación que sufre el interior por parte de la Casa Rosada:

-“En el transporte de pasajeros, el AMBA pasó a concentrar el 83,2% de los subsidios, por eso el boleto urbano cuesta $ 18 allá; mientras que en Rosario y en Córdoba cuesta $ 50 pese a los dos subsidios que ponemos las Provincias y las Municipalidades. Un boleto de Córdoba a La Calera cuesta cinco veces y media más que de Plaza de Mayo a La Matanza ($ 120 contra $ 23) pese a que es la misma distancia y a los subsidios que pone la Provincia de Córdoba. Córdoba reclama una ley nacional que reparta equitativamente los subsidios al transporte y acabe con los privilegios del AMBA en ese sentido”.

-“En la energía eléctrica, mientras en el Interior del país, cada provincia se hace cargo de la distribución de la misma, es el Estado Nacional quien presta el servicio en el AMBA a través de las empresas Edenor y Edesur, que recibieron $ 112.000 millones de subsidio por energía comprada a CAMMESA (la distribuidora mayorista) y no pagada en los últimos tiempos, mientras Córdoba la paga religiosamente todos los meses. Vender sin cobrar, es subsidio acá y en cualquier lugar del mundo. Por eso la luz cuesta menos en el AMBA que en otro lugar del país. Córdoba reclama que Edenor y Edesur pasen a cargo de CABA y provincia de Buenos Aires, como es en el interior del país”.

-“Lo mismo sucede con las cloacas y el agua. Es la Nación quien presta el servicio solo en el AMBA a través de AySA, que en 2021 recibió $ 102.000 millones del Tesoro nacional y recibirá $ 193.000 millones en 2022, mientras en Córdoba los acueductos troncales y las grandes obras de cloacas la pagamos los cordobeses. Córdoba reclama que la empresa AySA pase a cargo de CABA y provincia de Buenos Aires, como es en interior del país”.

-“También la nafta y el GNC para uso vehicular son más baratos en el AMBA que en el interior, en Córdoba el GNC cuesta un 54% más que en el puerto. Esto se debe a la decisión del Gobierno nacional y su empresa YPF de hacer más barata la vida de los habitantes del AMBA en desmedro del interior del país. Córdoba reclama que cambie esta injusticia con el interior de la Patria”.

El discurso de Schiaretti contra los subsidios en el AMBA va en sintonía con las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) de recortar fuertemente la intervención estatal para que no suban las tarifas. Por caso, la economista india Gita Gopinath -es la número 2 del FMI- tuiteó el pasado domingo 30: “Estuvimos de acuerdo en que será importante una estrategia para reducir los subsidios a la energía de manera progresiva”.

El viernes 28, tras conocerse el acuerdo entre Argentina y el FMI, Gopinath, que es la Consejera Económica y Directora del Departamento de Estudios del organismo internacional, también se había expresado a través de Twitter: “El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas llegaron a un entendimiento sobre políticas clave, incluida una vía fiscal para mejorar de manera gradual y sostenible las finanzas públicas, reducir el financiamiento monetario y reducir el déficit primario a 0 para 2025. Se continuará trabajando para llegar a un acuerdo a nivel de personal”.

En el Congreso, los representantes del bloque schiarettista Córdoba Federal, la esposa del gobernador y senadora Alejandra Vigo y los diputados Natalia de la Sota –hija del fallecido gobernador José de la Sota-, Carlos Gutiérrez e Ignacio García Aresca ya anunciaron que darán quórum, pero se abstendrán de apoyar la propuesta de acuerdo con el FMI que presentará el Gobierno nacional.

“Burócrata de cuarto nivel”

En su avanzada contra el centralismo porteño por parte de la Nación, Schiaretti señaló: “Y no tengan duda, nuestra Córdoba, que es productiva por naturaleza, es una de las provincias más perjudicadas por esta Argentina unitaria, donde las decisiones se toman desde el AMBA y a favor del AMBA”.

Uno de los párrafos más duros del mandatario cordobés fue contra el neuquino Darío Martínez, a quién trató de “burócrata de cuarto nivel que tenemos como secretario de Energía de la Nación”.

También reclamó porque “nosotros aportamos el 30% de las retenciones a las exportaciones agropecuarias que van a subsidiar la vida de los habitantes del puerto de Buenos Aires y sus alrededores”, y como buen contador, detalló: “Pusimos al fisco nacional $ 240.000 millones en 2021. Córdoba reitera el reclamo que se elimine este impuesto que no existe en ningún lugar de nuestra América latina ni en el mundo, que se lo haga gradualmente y hasta que desaparezca esté a cuenta del impuesto a las Ganancias. Y que se eliminen inmediatamente las retenciones al complejo lácteo, manicero y de legumbres. Asimismo reclamamos que se acabe inmediatamente el cepo a la exportación de carnes que perjudica a nuestra producción y no logró nunca bajar el precio de la misma en la mesa de los argentinos: en 2021 la inflación fue del 50% y la carne subió un 61%”.

En su andanada de críticas a la administración de Alberto Fernández, Schiaretti anunció que Córdoba “reclama también que la Nación nos pague los US$ 210 millones que nos debe por incumplimiento de convenios de obras viales firmadas por el anterior Gobierno nacional, el que no pagó prácticamente nada ni de la Circunvalación de Córdoba, ni de la bajada de Altas Cumbres, ni de la variante Costa Azul. Todas estas obras las tuvo que hacer la Provincia con recursos propios. Por eso, los cordobeses no le debemos nada a la Nación, al contrario, es ella quien nos mete la mano en el bolsillo con las retenciones a las exportaciones desde hace más de 15 años y ni nos paga las obras que firmó hace seis”.

La cifra de US$ 209, consolidada a octubre de 2019 –todavía estaba en el poder Mauricio Macri- es por elincumplimiento de acuerdos firmados para el financiamientode obras de infraestructura entre Córdoba y la Dirección Nacional de Vialidad.

Batería de anuncios

El gobernador cordobés inicia hoy la última mitad de su último mandato, porque no tiene re-reelección. Y como todos los años anteriores en el inicio de las sesiones de la Legislatura, desgranó una batería de anuncios de obras públicas, donde destacó la presencia del Estado como generador de cambios sociales:

“Pondremos en marcha 100 obras viales, entre las que están en curso y las que vamos a iniciar en 2022, esperando terminar 50 de ellas este año”, y destacó la polémica autovía de Punilla, resistida por los distintos colectivos ambientalistas de la zona, por el impacto que tendrá en el bosque nativo.

El gobernador también anunció que ya están terminados dos de los 10 acueductos troncales previstos para proveer de agua potable a ciudades cordobesas y que “estamos tomando las medidas para iniciar en 2022 el acueducto interprovincial que une San Francisco con el río Paraná”, anunció Schiaretti. El río Paraná atraviesa la mayor bajante en medio siglo y la obra de infraestructura del acueducto contempla traer agua a Córdoba con un desnivel negativo que va desde los 100 hasta los 350 metros en un trayecto de más de 250 kilómetros.

Y anunció la construcción de tres hospitales nuevos, 100 escuelas y el tendido de una vasta red de conectividad de Internet en pueblos del interior.

GM

Etiquetas
stats