Seminario Nacional de Presupuesto Público

El Gobierno quiere regular las criptomonedas y gravar campos con Bienes Personales

La subsecretaria de ingresos Públicos, Claudia Balestrini, en su disertación en Chaco.

La subsecretaria de Ingresos Públicos, Claudia Balestrini, sostuvo este miércoles por videoconferencia en el Seminario Nacional de Presupuesto Público, celebrado en Resistencia, que “recaudar más y mejor no es nuevos impuestos sino prestar atención a la base imponible”. La integrante del equipo económico de Sergio Massa mencionó varias opciones, pero sobresalieron dos propuestas. La primera, “es necesaria una regulación integral de las criptomonedas con el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores para revisar, controlar y trazar las operaciones con este tipo de activos”. La segunda, una que figuraba en la separata del proyecto de presupuesto 2023 pero no se aprobó: “Tenemos exenciones en Bienes Personales a inmuebles rurales que deberían reverse”. No sólo están desgravados de este impuesto a la riqueza los campos en territorio nacional, con la excusa de que son bienes productivos, sino también los que los pudientes tienen en el exterior.

Álvarez Agis y Dal Poggetto advierten sobre la urgencia y a la vez las dificultades de aplicar un plan antiinflacionario

Álvarez Agis y Dal Poggetto advierten sobre la urgencia y a la vez las dificultades de aplicar un plan antiinflacionario

“Vamos a ampliar la base imponible de Ganancias y Bienes Personales”, sostuvo Balestrini, que ya había ocupado el cargo actual pero en el gobierno de Mauricio Macri, bajo las órdenes del entonces ministro Alfonso Prat-Gay, cuando intentaron eliminar el impuesto a la riqueza. Reconoció que uno de los sectores más desafiantes es el de la economía digital, uno de los que más gana en la actualidad pero de los que menos tributa porque aduce que presta sus servicios desde países de baja imposición. Se trata de un problema no solo para la Argentina sino para todas las naciones desarrolladas y emergentes. “La Argentina participó del encargo del G20 a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) para una solución global”, se refirió al proyecto aún inconcluso de gravar las ganancias mundiales con una tasa del 15% que después se repartiría entre las naciones según la cantidades de clientes de estas empresas tipo Alphabet (Google), Amazon, Meta (Facebook) y Apple. “La solución es muy complicada no solo por el tecnicismo sino por la implementación”, reconoció la funcionaria, mientras otros mecanismos para gravar en el ámbito local sus operaciones desde el exterior.

“Deberían revisarse alícuotas reducidas del IVA que no tienen nada que ver consumos básicos”, citó otros ejemplos incluidos en la separata, como las obras de arte. “La reducción de la informalidad sí genera mayor recaudación y mejor recaudación. No hay que prestar solo atención a la presión tributaria sino cómo se compone”, concluyó en el seminario organizado por la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), el Consejo Federal de Inversiones y Chaco.

El subdirector general de operaciones impositivas de grandes contribuyentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alejandro Otero, también advirtió que “hay sectores con presión tributaria casi nula y son los que tienen mayor capacidad contributiva”. En línea con Balestrini, cargó contra la “informalidad de las grandes multinacionales que no pagan ni un peso de impuestos ni acá ni en EE UU, no pagan IVA y están dentro de ley”. “Esperemos que con el impuesto global paguen una mínima ecuación.”

“¿Es posible recaudar más sin nuevos impuestos? Sí, posiblemente. Pero más que recaudar más, lo importante es recaudar mejor. La reforma es la gestión y es lo que venimos haciendo”, explicó Otero al referirse al uso de tecnología para detectar la evasión. “Hay un 35% incumplimiento del IVA, no solo por la informalidad de comercios menores o gente que vende en la calle, también por grandes contribuyentes a través de maniobras sofisticadas con facturas apócrifas”, alertó Otero. 

En tiempos de prédica creciente de neoliberales, libertarios y demás en contra de los impuestos, el funcionario de AFIP aclaró: “No es cuestión de revanchismo de clase ni resentimiento. No hay posibilidad de desarrollo sin que el Estado capte una parte de la riqueza. Hoy que se demoniza la participación del Estado en la producción de riqueza, entonces solo puede participar a través de los impuestos”. Frente a los que critican las retenciones, recordó que los recursos del comercio exterior, incluidos esos derechos y los aranceles de importación, “sin ser despreciables no son ni 10% del total de la recaudación”.

“El aporte extraordinario equivalió solo al 0,5% del PBI, solo 12 mil contribuyentes”, minimizó Otero. “Algún problema tenemos que solo 12 mil pagaron, hay un problema de valuación de bienes. Si sumo Bienes Personales y el impuesto inmobiliario no llego al 0,5% del PBI. Al igual que Balestrini, destacó el acuerdo de la OCDE para intercambiar información tributaria con un centenar de países y se esperanzó con firmar pronto uno similar con EE UU, que se autoexcluyó de ese convenio multilateral y solo rubrica pactos bilaterales en la materia.

AR

Etiquetas
stats