Se resintió el comercio en Tucumán y Salta por el clima de incertidumbre y la volatilidad de los precios

David Correa

Tucumán —

0

La volatilidad de precios, incertidumbre y una brecha cambiaria casi imposible de descifrar forman parte del combo que impacta en la actividad comercial en Tucumán y Salta. Este escenario afecta tanto a los pequeños comerciantes como a las grandes empresas que se nutren de mayoristas y de importaciones, esta últimas, ahora sometidas a un estricto control estatal para dosificar la salida de dólares del Banco Central.

En el arranque de la semana la primera alerta surgió desde la Federación Económica de Tucumán (FET), cuyo titular, el empresario Héctor Viñuales, advirtió que numerosos comercios atraviesan problemas para reposición. “No es que no haya mercadería para reponer, lo que no hay es precios. Al no estar claro este escenario, el comercio o la industria no tiene precio para vender y los grandes proveedores acopian para cuidarse”, señaló a elDiarioAR.

De acuerdo a Viñuales, los problemas comenzaron hace semanas, se profundizaron con las demoras que hay para el ingreso de importaciones y se agudizaron con la renuncia del ex Ministro de Economía Martín Guzmán. “Los sectores más afectados son el textil, la metalmecánica y el automotriz. Todos estos sectores están casi parados pero esto que sucede no es fruto de la nueva ministra Silvina Batakis, tiene que ver con el modelo económico. Por ahora, lo que se necesitan son señales claras para que la situación se calme”, sostuvo.

Señaló que desde la FET han recomendado a sus socios no hacer operaciones con el valor del dólar ilegal actual. “Es un mercado muy pequeño pero que genera un humor social que afecta, por lo que hay que esperar a que la cosa de serene y el valor se estabilice”, aclaró.

Otro de los rubros más afectados es el de la construcción. elDiarioAR dialogó con Jorge Garber, presidente de la Cámara Tucumana de la Construcción, que expresó que el sector ya viene afectado por el falta de gasoil aunque hay una tendencia a normalizarse. “Esto se agravó con las últimas medidas del ex ministro Guzmán que le puso un cepo a algunos productos importados como el cobre, artefactos de electricidad, iluminación y algunos elemento de PVC, entre otros”. Le adjudicó a esta situación que comenzaran a registrarse sobreprecios ante el temor de no poder reponer por la suba del dólar. “Hoy la mayoría de las cuentas corrientes se han cancelado para las empresas, varios socios nos han comunicado eso. La lista de precios se fue para arriba”, alertó.

Consultado sobre los porcentajes de aumento de precios en productos del rubro, informó que se han perdido las referencias. “De acuerdo a algunos socios, hay corralones en donde hubo un valor por la mañana que a la tarde se actualizó y van desde el 20% hasta el 50%. Es más, hay presupuestos emitidos la semana pasada que ya no se están tomando como válidos”, dijo. Para este empresario tucumano, es el mundo de la política desde donde se deben tomar decisiones rápidas y consideró que, por ahora, lo razonable es esperar y no comprar hasta que haya un panorama claro sobre cuáles van a ser las nuevas medidas económicas y se reacomode el mercado.

Este diario se comunicó con Gustavo Herrera, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Salta, quien describió un escenario similar al que predomina por estas horas en Tucumán. “El problema no es el dólar 'blue', los problemas son la incertidumbre y el estado de ánimo de la gente y los comerciantes. Con los sobresaltos del fin de semana, la gente salió a comprar antes de que haya aumentos y los empresarios remarcaron por temor a que después no puedan reponer si venden a menores valores. Hubo subas con un piso de un 10% y de ahí hacia arriba”, contó.

Indicó que hasta la semana pasada las ventas venían sostenidas y en ascenso pero desde el lunes se resintió. “Nos golpea más la inflación y eso afecta a casi todos los rubros, iniciamos un mes malo y costará recuperarse. Urge que se conozcan por dónde irán las medidas de la actual Ministra de Economía, que nos indiquen qué pasara de aquí a fin de año, al menos, porque los rumores generan inseguridad y nosotros no somos formadores de precios, no marcamos el rumbo de la economía”. 

Tanto el centro salteño como en el tucumano algunos negocios, en los de electrodomésticos, sobre todo, hay vidrieras en donde se evitar poner los precios y sólo se consignan los números de las cuotas en las que se pueden adquirir los productos.  

CC

La volatilidad de precios, incertidumbre y una brecha cambiaria casi imposible de descifrar forman parte del combo que impacta en la actividad comercial en Tucumán y Salta. Este escenario afecta tanto a los pequeños comerciantes como a las grandes empresas que se nutren de mayoristas y de importaciones, esta últimas, ahora sometidas a un estricto control estatal para dosificar la salida de dólares del Banco Central.

En el arranque de la semana la primera alerta surgió desde la Federación Económica de Tucumán (FET), cuyo titular, el empresario Héctor Viñuales, advirtió que numerosos comercios atraviesan problemas para reposición. “No es que no haya mercadería para reponer, lo que no hay es precios. Al no estar claro este escenario, el comercio o la industria no tiene precio para vender y los grandes proveedores acopian para cuidarse”, señaló a elDiarioAR.

De acuerdo a Viñuales, los problemas comenzaron hace semanas, se profundizaron con las demoras que hay para el ingreso de importaciones y se agudizaron con la renuncia del ex Ministro de Economía Martín Guzmán. “Los sectores más afectados son el textil, la metalmecánica y el automotriz. Todos estos sectores están casi parados pero esto que sucede no es fruto de la nueva ministra Silvina Batakis, tiene que ver con el modelo económico. Por ahora, lo que se necesitan son señales claras para que la situación se calme”, sostuvo.

Señaló que desde la FET han recomendado a sus socios no hacer operaciones con el valor del dólar ilegal actual. “Es un mercado muy pequeño pero que genera un humor social que afecta, por lo que hay que esperar a que la cosa de serene y el valor se estabilice”, aclaró.

Otro de los rubros más afectados es el de la construcción. elDiarioAR dialogó con Jorge Garber, presidente de la Cámara Tucumana de la Construcción, que expresó que el sector ya viene afectado por el falta de gasoil aunque hay una tendencia a normalizarse. “Esto se agravó con las últimas medidas del ex ministro Guzmán que le puso un cepo a algunos productos importados como el cobre, artefactos de electricidad, iluminación y algunos elemento de PVC, entre otros”. Le adjudicó a esta situación que comenzaran a registrarse sobreprecios ante el temor de no poder reponer por la suba del dólar. “Hoy la mayoría de las cuentas corrientes se han cancelado para las empresas, varios socios nos han comunicado eso. La lista de precios se fue para arriba”, alertó.

Consultado sobre los porcentajes de aumento de precios en productos del rubro, informó que se han perdido las referencias. “De acuerdo a algunos socios, hay corralones en donde hubo un valor por la mañana que a la tarde se actualizó y van desde el 20% hasta el 50%. Es más, hay presupuestos emitidos la semana pasada que ya no se están tomando como válidos”, dijo. Para este empresario tucumano, es el mundo de la política desde donde se deben tomar decisiones rápidas y consideró que, por ahora, lo razonable es esperar y no comprar hasta que haya un panorama claro sobre cuáles van a ser las nuevas medidas económicas y se reacomode el mercado.

Este diario se comunicó con Gustavo Herrera, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Salta, quien describió un escenario similar al que predomina por estas horas en Tucumán. “El problema no es el dólar 'blue', los problemas son la incertidumbre y el estado de ánimo de la gente y los comerciantes. Con los sobresaltos del fin de semana, la gente salió a comprar antes de que haya aumentos y los empresarios remarcaron por temor a que después no puedan reponer si venden a menores valores. Hubo subas con un piso de un 10% y de ahí hacia arriba”, contó.

Indicó que hasta la semana pasada las ventas venían sostenidas y en ascenso pero desde el lunes se resintió. “Nos golpea más la inflación y eso afecta a casi todos los rubros, iniciamos un mes malo y costará recuperarse. Urge que se conozcan por dónde irán las medidas de la actual Ministra de Economía, que nos indiquen qué pasara de aquí a fin de año, al menos, porque los rumores generan inseguridad y nosotros no somos formadores de precios, no marcamos el rumbo de la economía”. 

Tanto el centro salteño como en el tucumano algunos negocios, en los de electrodomésticos, sobre todo, hay vidrieras en donde se evitar poner los precios y sólo se consignan los números de las cuotas en las que se pueden adquirir los productos.  

CC

La volatilidad de precios, incertidumbre y una brecha cambiaria casi imposible de descifrar forman parte del combo que impacta en la actividad comercial en Tucumán y Salta. Este escenario afecta tanto a los pequeños comerciantes como a las grandes empresas que se nutren de mayoristas y de importaciones, esta últimas, ahora sometidas a un estricto control estatal para dosificar la salida de dólares del Banco Central.

En el arranque de la semana la primera alerta surgió desde la Federación Económica de Tucumán (FET), cuyo titular, el empresario Héctor Viñuales, advirtió que numerosos comercios atraviesan problemas para reposición. “No es que no haya mercadería para reponer, lo que no hay es precios. Al no estar claro este escenario, el comercio o la industria no tiene precio para vender y los grandes proveedores acopian para cuidarse”, señaló a elDiarioAR.