Análisis

Perú forma el quinto gabinete de la presidencia Castillo y la nueva jefa de gobierno es una mujer: Betssy Chávez

0

Perú estrena una nueva primera ministra, Betssy Chávez. Es el quinto gobierno de la presidencia de Pedro Castillo, tras la renuncia el jueves por la noche de Aníbal Torres, el cuarto primer ministro de su mandato. Castillo ha logrado superar un año en el poder: este político provinciano y serrano, ex docente y gremialista del magisterio, lleva 16 meses en el cargo en Lima. La comparación es importante y la duración tanto más considerable en un país que antes de la llegada del primer presidente izquierdista al poder, había visto sucederse desde 2018, y antes de la asunción de Castillo el 28 de julio de 2021, cuatro Ejecutivos caídos o colocados por el Congreso unicameral.

La renuncia del primer ministro, que ha intensificado aún más la crisis política del Perú, se produjo apenas finalizó su visita el Grupo de Alto Nivel de la OEA. Esta misión de la Organización Americana permaneció desde el 20 al 23 de noviembre en el país, a pedido del presidente Castillo quien ha denunciado un golpe de Estado en marcha

El rechazo del Congreso a votar una moción de confianza, propuesta por el presidente Castillo, para modificar una normativa a fin de convocar el referéndum sobre la conveniencia de celebrar una Convención Constituyente originó la renuncia del premier Torres. La negativa a habilitar el tratamiento de la reforma abre al Presidente la vía de disolver el Congreso unicameral de 131 bancas. Otro tanto ocurre si el Congreso desaprueba los nuevos nombramientos en el Gabinete que resulta de la recomposición obligada tras la renuncia del cuarto primer ministro, Torres. La reforma de la Constitución fujimorista de 1993, actualmente vigente, había sido una promesa y prioridad de la campaña presidencial de Castillo.

La puja del Gobierno para reformar la Constitución fujimorista vigente

El ministro renunciado Aníbal Torres había presentado el jueves 17 de noviembre ante el pleno del Congreso una “cuestión de confianza” para que se apruebe un proyecto del Ejecutivo que planteaba derogar la norma que limita los derechos de participación y control de la ciudadanía, mediante referéndum, en las reformas constitucionales. Torres, en esa oportunidad, declaró que el proyecto del Gobierno “restablece la participación política del pueblo” mediante la eliminación de los límites al referéndum que establece la Ley 31399 y, por ese motivo, plantea una “cuestión de confianza en nombre del Consejo de Ministros”. 

Torres quien había advertido que renunciaría si el Congreso no debatía el proyecto de ley sobre el referendo es el cuarto jefe de gabinete en dejar el cargo desde que Castillo asumió el poder hace 16 meses en esa oportunidad señaló que la negativa a un voto de confianza se establece cuando el pedido es “rehusado” y no expresamente “rechazado”.

El ex primer ministro, un abogado de 79 años, acompañó a Castillo desde su época de candidato a la presidencia y fue designado ministro de Justicia en el primer gabinete del Gobierno, cargo que desempeñó hasta febrero debido al nombramiento en que ha dimitido

Horas antes de que se anunciara la renuncia, el jefe del CongresoJosé Williamshabía anunciado que “la Mesa Directiva rechaza de plano la cuestión (del voto) de confianza” planteada por el renunciante primer ministro hace una semana. Willims alegó que esa decisión fue adoptada “por tratarse de materias prohibidas para el planteamiento de dicho tema”. Por lo tanto, sin necesidad de que se haya debatido la propuesta del gobierno en el plenario arguyendo según la ley.

 

La cuestión de confianza: si el Congreso dice No dos veces, el Presidente lo puede disolver

La Constitución peruana establece que, si el Congreso rechaza una “cuestión de confianza”- instrumento político que dispone el presidente o el primer ministro frente el Parlamento para pedir expreso respaldo a una medida política-, el presidente debe recomponer su gabinete de ministros. Si esto se repite en una segunda ocasión, el Ejecutivo queda habilitado para disolver el Parlamento y convocar de inmediato a nuevas elecciones legislativas.

No obstante, el asesor jurídico de mandatario, Ronald Atencio, y el ministro de TrabajoAlejandro Salas, aseguraron que Castillo no contempla esa alternativa. “No existe la intención del presidente Castillo de disolver el Congreso, lo que se está buscando son los entendimientos políticos y la restitución del derecho de los ciudadanos”, afirmó Atencio.

La Constituyente: promesa de campaña del presidente Castillo

El presidente Castillo quiere promover una consulta sobre la Asamblea Constituyente para cambiar la Carta Magn. Una promesa de campaña cuyo cumplimiento reclama Vladimir Cedrón, el fundador del partido de izquierda  Perú Libre que promovió a Castillo a la presidencia

La Constitución vigente fue promulgada en 1993, bajo el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), basada en  modelo neoliberal que promueve una economía de libre mercado. Convirtió a Perú en una de las economías más abiertas de la región, pero también con mayor desigualdad.

Betssy Chávez, nueva primera ministra y el próximo gabinete

Después de la aceptación de la dimisión de Torres, juramentó por el cargo vacante en la jefatura del gabinete Betssy Chávez. Del grupo parlamentario de izquierda Perú Democrático, esta abogada de 33 años tampoco es limeña: es oriunda de Tacna. Antes de ocupar el mayor cargo en el Ministerio de Cultura, fue censurada por el Congreso mientras cumplía el cargo de ministra de Trabajo y Promoción del Empleo. Chávez es la segunda mujer que ocupa el cargo en el gobierno de Castillo luego de que la docente y abogada ambientalista Mirtha Vásquez, del Frente Amplio ciudadano, estuviera al frente del Gabinete entre el 6 de octubre y el 31 enero de 2021.

“Por el respeto al estado de derecho y la restitución del equilibrio y la separación de poderes, sí juro”, declaró Chávez en una ceremonia fugaz en la que estuvo presente su predecesor Torres, a quien la flamante primera ministra nombró asesor de su despacho.  

El domingo 27 de noviembre, la primera ministra Chávez, en una entrevista en canal estatal TV Perú,  sostuvo que existe un acta del Consejo de Ministros en la que se señala que el rechazo de plano de la mesa directiva del Congreso “constituye una negación de confianza”, lo que provocó la renuncia de Torres y del gabinete. A la vez, Chávez  aclaró que no existe intención del Ejecutivo de cerrar el Legislativo: “No tenemos la intención de una segunda cuestión de confianza para cerrar el Parlamento. Estamos yendo para tender puentes de diálogo”. También manifestó que asumió en el nuevo cargo en “un momento al rojo vivo”,  un gran desafío para la premier más joven que ha tenido Perú.

AGB con información de diarios y medios

Perú estrena una nueva primera ministra, Betssy Chávez. Es el quinto gobierno de la presidencia de Pedro Castillo, tras la renuncia el jueves por la noche de Aníbal Torres, el cuarto primer ministro de su mandato. Castillo ha logrado superar un año en el poder: este político provinciano y serrano, ex docente y gremialista del magisterio, lleva 16 meses en el cargo en Lima. La comparación es importante y la duración tanto más considerable en un país que antes de la llegada del primer presidente izquierdista al poder, había visto sucederse desde 2018, y antes de la asunción de Castillo el 28 de julio de 2021, cuatro Ejecutivos caídos o colocados por el Congreso unicameral.

La renuncia del primer ministro, que ha intensificado aún más la crisis política del Perú, se produjo apenas finalizó su visita el Grupo de Alto Nivel de la OEA. Esta misión de la Organización Americana permaneció desde el 20 al 23 de noviembre en el país, a pedido del presidente Castillo quien ha denunciado un golpe de Estado en marcha

El rechazo del Congreso a votar una moción de confianza, propuesta por el presidente Castillo, para modificar una normativa a fin de convocar el referéndum sobre la conveniencia de celebrar una Convención Constituyente originó la renuncia del premier Torres. La negativa a habilitar el tratamiento de la reforma abre al Presidente la vía de disolver el Congreso unicameral de 131 bancas. Otro tanto ocurre si el Congreso desaprueba los nuevos nombramientos en el Gabinete que resulta de la recomposición obligada tras la renuncia del cuarto primer ministro, Torres. La reforma de la Constitución fujimorista de 1993, actualmente vigente, había sido una promesa y prioridad de la campaña presidencial de Castillo.

La puja del Gobierno para reformar la Constitución fujimorista vigente

El ministro renunciado Aníbal Torres había presentado el jueves 17 de noviembre ante el pleno del Congreso una “cuestión de confianza” para que se apruebe un proyecto del Ejecutivo que planteaba derogar la norma que limita los derechos de participación y control de la ciudadanía, mediante referéndum, en las reformas constitucionales. Torres, en esa oportunidad, declaró que el proyecto del Gobierno “restablece la participación política del pueblo” mediante la eliminación de los límites al referéndum que establece la Ley 31399 y, por ese motivo, plantea una “cuestión de confianza en nombre del Consejo de Ministros”. 

Torres quien había advertido que renunciaría si el Congreso no debatía el proyecto de ley sobre el referendo es el cuarto jefe de gabinete en dejar el cargo desde que Castillo asumió el poder hace 16 meses en esa oportunidad señaló que la negativa a un voto de confianza se establece cuando el pedido es “rehusado” y no expresamente “rechazado”.

El ex primer ministro, un abogado de 79 años, acompañó a Castillo desde su época de candidato a la presidencia y fue designado ministro de Justicia en el primer gabinete del Gobierno, cargo que desempeñó hasta febrero debido al nombramiento en que ha dimitido

Horas antes de que se anunciara la renuncia, el jefe del CongresoJosé Williamshabía anunciado que “la Mesa Directiva rechaza de plano la cuestión (del voto) de confianza” planteada por el renunciante primer ministro hace una semana. Willims alegó que esa decisión fue adoptada “por tratarse de materias prohibidas para el planteamiento de dicho tema”. Por lo tanto, sin necesidad de que se haya debatido la propuesta del gobierno en el plenario arguyendo según la ley.

 

La cuestión de confianza: si el Congreso dice No dos veces, el Presidente lo puede disolver

La Constitución peruana establece que, si el Congreso rechaza una “cuestión de confianza”- instrumento político que dispone el presidente o el primer ministro frente el Parlamento para pedir expreso respaldo a una medida política-, el presidente debe recomponer su gabinete de ministros. Si esto se repite en una segunda ocasión, el Ejecutivo queda habilitado para disolver el Parlamento y convocar de inmediato a nuevas elecciones legislativas.

No obstante, el asesor jurídico de mandatario, Ronald Atencio, y el ministro de TrabajoAlejandro Salas, aseguraron que Castillo no contempla esa alternativa. “No existe la intención del presidente Castillo de disolver el Congreso, lo que se está buscando son los entendimientos políticos y la restitución del derecho de los ciudadanos”, afirmó Atencio.

La Constituyente: promesa de campaña del presidente Castillo

El presidente Castillo quiere promover una consulta sobre la Asamblea Constituyente para cambiar la Carta Magn. Una promesa de campaña cuyo cumplimiento reclama Vladimir Cedrón, el fundador del partido de izquierda  Perú Libre que promovió a Castillo a la presidencia

La Constitución vigente fue promulgada en 1993, bajo el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), basada en  modelo neoliberal que promueve una economía de libre mercado. Convirtió a Perú en una de las economías más abiertas de la región, pero también con mayor desigualdad.

Betssy Chávez, nueva primera ministra y el próximo gabinete

Después de la aceptación de la dimisión de Torres, juramentó por el cargo vacante en la jefatura del gabinete Betssy Chávez. Del grupo parlamentario de izquierda Perú Democrático, esta abogada de 33 años tampoco es limeña: es oriunda de Tacna. Antes de ocupar el mayor cargo en el Ministerio de Cultura, fue censurada por el Congreso mientras cumplía el cargo de ministra de Trabajo y Promoción del Empleo. Chávez es la segunda mujer que ocupa el cargo en el gobierno de Castillo luego de que la docente y abogada ambientalista Mirtha Vásquez, del Frente Amplio ciudadano, estuviera al frente del Gabinete entre el 6 de octubre y el 31 enero de 2021.

“Por el respeto al estado de derecho y la restitución del equilibrio y la separación de poderes, sí juro”, declaró Chávez en una ceremonia fugaz en la que estuvo presente su predecesor Torres, a quien la flamante primera ministra nombró asesor de su despacho.  

El domingo 27 de noviembre, la primera ministra Chávez, en una entrevista en canal estatal TV Perú,  sostuvo que existe un acta del Consejo de Ministros en la que se señala que el rechazo de plano de la mesa directiva del Congreso “constituye una negación de confianza”, lo que provocó la renuncia de Torres y del gabinete. A la vez, Chávez  aclaró que no existe intención del Ejecutivo de cerrar el Legislativo: “No tenemos la intención de una segunda cuestión de confianza para cerrar el Parlamento. Estamos yendo para tender puentes de diálogo”. También manifestó que asumió en el nuevo cargo en “un momento al rojo vivo”,  un gran desafío para la premier más joven que ha tenido Perú.

AGB con información de diarios y medios

Perú estrena una nueva primera ministra, Betssy Chávez. Es el quinto gobierno de la presidencia de Pedro Castillo, tras la renuncia el jueves por la noche de Aníbal Torres, el cuarto primer ministro de su mandato. Castillo ha logrado superar un año en el poder: este político provinciano y serrano, ex docente y gremialista del magisterio, lleva 16 meses en el cargo en Lima. La comparación es importante y la duración tanto más considerable en un país que antes de la llegada del primer presidente izquierdista al poder, había visto sucederse desde 2018, y antes de la asunción de Castillo el 28 de julio de 2021, cuatro Ejecutivos caídos o colocados por el Congreso unicameral.

La renuncia del primer ministro, que ha intensificado aún más la crisis política del Perú, se produjo apenas finalizó su visita el Grupo de Alto Nivel de la OEA. Esta misión de la Organización Americana permaneció desde el 20 al 23 de noviembre en el país, a pedido del presidente Castillo quien ha denunciado un golpe de Estado en marcha