Afirman que el ex vicecanciller de Macri “estaba borracho” al negociar con Gran Bretaña un acuerdo por Malvinas

El por entonces vicecanciller Carlos Foradori, en septiembre de 2016, en la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados que presidía Elisa Carrió, donde tuvo que explicar los alcances de la declaración firmada entre Argentina y Reino Unido por Malvinas

La reciente reedición del libro de las memorias del ex ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unidos para las Américas entre 2016 y 2019, Alan Duncan, promete generar impacto político en la Argentina sobre cómo se llevó adelante la política de reclamo de las islas Malvinas durante la gestión de Mauricio Macri

El ex funcionario británico revela que cuando cerró un acuerdo sobre las islas el 13 de septiembre de 2016 con el entonces secretario de Relaciones Exteriores Carlos Foradori –segundo de Susana Malcorra en el Ministerio de Relaciones Exteriores–, el funcionario macrista “estaba tan borracho” que no podía recordar los detalles de lo firmado. Lo que se conoció entonces fue un “comunicado conjunto”, con la rúbrica de los vicecancilleres de ambos países, con un principio de acuerdo para que puedan realizarse vuelos directos a las Malvinas desde la Argentina continental, entre otras concesiones que la gestión de Cambiemos aceptó como parte de su estrategia de bajar la intensidad del reclamo por la soberanía.

La cita entre Duncan y Foradori fue en la embajada británica en Buenos Aires, precisamente en el subsuelo donde hay una bodega, según detalló el ex vicejefe de la diplomacia inglesa en su libro de memorias In the thick of it (En medio de eso) , publicado originalmente en 2021 y que el pasado marzo tuvo una reedición con capítulos agregados, al que tuvo acceso elDiarioAR en su versión traducida al español, en coincidencia con los 40 años de conmemoración de la guerra de Malvinas. El anfitrión del encuentro fue el por entonces embajador Mark Kent, quien dejó el país en 2021, tras cinco años en el cargo.

Este medio intentó comunicarse con Foradori, pero al cerrar esta nota no obtuvo respuesta a los llamados y mensajes dejados en su celular.

“Debajo de la residencia de la embajada hay una fabulosa bodega, bien iluminada, con las paredes llenas de botellas de Merlot. El escenario es bastante agradable para una reunión y nos reunimos allí con Carlos Foradori, el vicecanciller. Fue un buen telón de fondo diplomático para algunas negociaciones delicadas sobre la obtención de vuelos adicionales a las Falklands [por Malvinas]; por millones de razones, se requiere la cooperación de Argentina para que las conexiones pasen por tierra firme”, escribe Duncan en su libro en la entrada fechada el 12 de septiembre de 2016, apenas un día después de haber arribado al país, y a dos meses de haber sido designado ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unidos para las Américas. Su jefe directo era el actual primer ministro Boris Johnson, en su momento canciller de Theresa May.

“A medida que una botella tras otra se movía de alguna manera desde la pared del sótano a la mesa, las negociaciones mejoraron. Aproximadamente a las 2 de la mañana, acordamos un acuerdo preliminar”, destaca el último párrafo de Duncan sobre sus memorias ese día.

Y al día siguiente, según recuerda, Foradori volvió a tomar contacto con la embajada y confesó no recordar nada sobre lo ocurrido la noche anterior. “Mark Kent dice que Foradori acababa de llamar para decir que estaba tan borracho anoche que no podía recordar todos los detalles. Como un verdadero británico, Mark le recordó lo que había acordado, fielmente y sin malversación. Así que creo que todavía estamos en el camino correcto”, apuntó Duncan el 13 de septiembre de 2016.

Ese mismo día, Duncan recuerda que participó de una reunión en el Foro de Inversiones de Argentina donde asistió Macri, “quien dio su bendición a nuestros esfuerzos”. “Estamos a punto de conseguir un acuerdo con Argentina para vuelos adicionales a las Falklands”, insiste el ex funcionario británico en su texto. Y finalmente reflexiona, incluso permitiéndose un desliz sobre cómo había ocurrido la negociación en la velada con el vicecanciller argentino y qué esperaba para el futuro próximo: “Avanzamos un poco desde anoche para llevar a cabo más negociaciones (sobrias) con la canciller Susana Malcorra, que van a llevarse a cabo hasta el último minuto. A veces parecía que no íbamos a estar de acuerdo, pero surgimos con el primer comunicado conjunto positivo desde 1999 sobre comercio, seguridad y apertura de nuevos enlaces aéreos con las Falklands. Un verdadero acuerdo histórico”.

La polémica del “comunicado conjunto”

El “comunicado conjunto” que cerró Duncan con Foradori causó polémica apenas se conoció, ya que sin abordar la soberanía de las islas, la Casa Rosada aceptaba acordar con Londres no solo la posibilidad de que haya viajes desde el país hacia el archipiélago, sino también trabajar en conjunto políticas comerciales y la eliminación de trabas para la industria del gas y el petróleo, así como la pesca y embarques en el área de Malvinas. 

Como recordó el funcionario británico en su libro, fue la primera declaración acordada luego de 17 años. Todo quedó sellado en un encuentro –con foto incluida– entre Duncan y Malcorra, luego de la cita nocturna en la bodega de la embajada británica.

“Ambas partes acordaron establecer un diálogo para mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco”, aseguraba la declaración conjunta, que fue muy cuestionada por el kirchnerismo, en ese entonces en la oposición. De hecho, Malcorra fue citada a dar explicaciones al Congreso, días después del entendimiento. Hasta la UCR y la Coalición Cívica –aliados de PRO en Cambiemos– cuestionaron la iniciativa y Elisa Carrió convocó a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, que presidía, para tratar el asunto.

“Se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Ambas partes enfatizaron los beneficios de la cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados”, agrega, antes de señalar el avance sobre el tema de los vuelos: “Ambas partes acordaron que serían establecidas conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países. En este contexto acordaron el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección”.

Además, hubo un avance en el proceso de identificación de ADN con relación a los soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin.

Las reflexiones finales de Duncan

Semanas después de su visita al país, el 20 de diciembre de 2016 y desde Londres, Duncan volvió a referirse en sus memorias a su viaje a la Argentina y dio concluida su misión: “En un momento histórico con Argentina, llegué a un acuerdo firme con su nueva canciller para establecer vuelos adicionales a las Islas Falklands vía el territorio continental. Incluso hace un año, esto hubiera sido imposible, pero después de una laboriosa diplomacia y un excelente trabajo del personal de FCO, hemos cerrado el trato”. Y escribió sobre las dificultades que tuvo, que curiosamente no fueron del lado argentino: “Al final resultó que, el mayor desafío en las negociaciones fue evitar que los políticos de las Islas Falklands sondearan y criticaran todo”.

Al año siguiente, Duncan tuvo otro contacto con Malcorra, que le pidió manejar la cuestión Malvinas y el avance de las negociaciones con otro tono, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones de medio término, que el oficialismo de Macri terminó ganando. “Mientras estoy en Peterborough [en Inglaterra], acepto la llamada prevista de la canciller argentina Susana Malcorra. Habla con mucha franqueza y explica que simplemente no pueden tomar más medidas para ayudar a las Falklands hasta después de las elecciones de mitad de período de octubre, porque no pueden arriesgarse a las consecuencias políticas”, apuntó el ex funcionario británico el viernes 17 de marzo de 2017, en Rutland, un condado inglés.

En otro apartado, el lunes 4 de junio de 2018, Duncan recuerda la visita que tuvo de Marcos Peña, entonces jefe de Gabinete. “A la Catedral de St. Paul para una breve ceremonia de ofrenda floral en la placa conmemorativa de las Falklands en la cripta con Marcos Peña, el jefe de gabinete del Presidente Macri de Argentina. Es un momento conmovedor y un nuevo paso diplomático positivo hacia un acercamiento duradero treinta y cinco años después de la Guerra de las Falklands”.

Etiquetas
stats