El G7 promete donar 1.000 millones de dosis de vacunas y limitar la inversión en carbón

Los líderes del G7 se reunieron en una cumbre en Inglaterra

elDiarioAR

0

Los líderes del Grupo de los Siete (G7) se comprometieron a donar 1.000 millones de dosis de vacunas de coronavirus hasta fines del año próximo a países que las necesiten y a limitar drásticamente la inversión gubernamental en el carbón y proteger la diversidad en el planeta, anunció este domingo el primer ministro británico, Boris Johnson.

"Los líderes han prometido más de 1.000 millones de dosis (de vacunas contra el Covid-19) ya sea directamente o mediante financiación del (programa internacional) Covax", afirmó Johnson, al término de una cumbre de tres días del G7 en la localidad costera Carbis Bay, en el suroeste de Inglaterra.

El premier conservador dijo que el presidente estadounidense, Joe Biden, y los demás gobernantes de los países del G7 también se comprometieron a reforzar la lucha contar el cambio climático con una reducción de la inversión directa gubernamental en la explotación del carbón como fuente de energía.

En el comunicado final de la cumbre en Carbis Bay, los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido reafirmaron su intención de "alcanzar el objetivo de cero emisiones netas a más tardar en 2050".

También se comprometieron a "reducir a la mitad las emisiones colectivas durante las dos décadas hasta 2030, a aumentar y mejorar la financiación para el clima hasta 2025 y a conservar o proteger al menos el 30% de nuestra tierra y los océanos para 2030", informó la agencia de noticias AFP.

Asimismo, el G7 instó a China a cooperar con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una segunda investigación "transparente" sobre los orígenes del coronavirus y a "respetar los derechos humanos" en Hong Kong y en la provincia occidental de Xinjiang, la única del país de mayoría musulmana.

"Pedimos un estudio oportuno, transparente, dirigido por expertos y con base científica de fase 2 por la OMS sobre los orígenes de la Covid-19, que incluya, como recomienda el informe de los expertos, a China", afirmó el bloque en el comunicado final.

El documento llamó además a Rusia a poner fin a sus "actividades desestabilizadoras", incluyendo la injerencia en los sistemas democráticos de otros países y los ciberataques con programas de robo de datos atribuidos a grupos de ese país.

"Reiteramos nuestro interés por unas relaciones estables y predecibles con Rusia" y "reafirmamos nuestro llamamiento a Rusia para que ponga fin a sus actividades desestabilizadoras y malignas", afirmó el bloque en el texto, antes de la cumbre del próximo miércoles en Ginebra entre Biden y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Los líderes del G7 también expresaron su apoyo a la celebración de los Juegos de Tokio de julio y agosto próximo, pese a la pandemia de coronavirus.

El encuentro, del que también participaron como invitados Corea del Sur, Sudáfrica, Australia e India y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, representó el primer viaje de Biden al frente de la Casa Blanca tras el Gobierno de Donald Trump, caracterizado por rechazar todo tipo de multilateralismo.

"¿Ha vuelto Estados Unidos" a la escena internacional tras los años de Trump?, preguntaron este fin de semana los periodistas en el primer encuentro entre Biden y el presidente francés, Emmanuel Macron. "Absolutamente", respondió el francés.

CB con información de agencias

Etiquetas