WhatsApp pidió a la Justicia de la India que declare inconstitucional una nueva ley de "vigilancia masiva" de Internet

El premier Narendra Mori busca asegurar para su partido nacionalista indio y fundamentalista hindú el control de Internet.

Hannah Ellis-Petersen

Delhi, India —

0

WhatsApp ha demandado al gobierno indio por las nuevas leyes de Internet que, según la empresa, “socavarán gravemente” la privacidad de sus usuarios.

Las nuevas leyes de Tecnología de la Información (TI), que han sido descriptas como opresivas y draconianas, otorgan al gobierno indio un mayor poder para monitorear la actividad en línea, incluso en las aplicaciones encriptadas como WhatsApp y Signal. Si bien se aprobaron en febrero, entran en vigencia a partir del miércoles.

Según las leyes, el cifrado, que mantiene las comunicaciones -en la aplicación- privadas e inaccesibles para terceros, tendría que eliminarse de WhatsApp en la India. A la vez, los mensajes tendrían que colocarse en una base de datos “rastreable”. En consecuencia, el gobierno podría identificar y tomar medidas contra el remitente, en el caso de que considerara a un contenido “ilegal”.

La medida marca una de las primeras veces que WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea encriptada propiedad de Facebook, ha presentado una demanda contra un gobierno nacional. La empresa, oportunamente, se ha enfrentado con el gobierno de Brasil por similares preocupaciones de privacidad que llevaron, varias veces, al cierre del servicio.

WhatsApp, que tiene más de 400 millones de usuarios en India y es una herramienta fundamental de comunicación en todo el país, informó que no almacenaría los datos de sus usuarios ni violaría su privacidad. La empresa presentó una demanda en los tribunales de Delhi, la ciudad capital de India, el miércoles sobre la base de que las nuevas leyes son inconstitucionales y violan el derecho de los ciudadanos a la preservación de la privacidad, como se menciona en un fallo de la Corte Suprema de 2017.

“Algunos gobiernos buscan obligar a las empresas de tecnología a averiguar quién envió un mensaje, en particular en los servicios de mensajería privada. Este concepto se llama ‘trazabilidad’”, dijo WhatsApp en un comunicado en línea. “WhatsApp se compromete a hacer todo lo posible para proteger la privacidad de los mensajes personales de las personas, por lo que nos unimos a otros para oponernos a la trazabilidad”.

El desafío legal es la última escalada de una batalla entre las grandes empresas de tecnología, que tienen una base de usuarios enorme y creciente en la India, y el gobierno indio, encabezado por el primer ministro, Narendra Modi, que ha introducido medidas cada vez más restrictivas para regular la esfera online, que se considera como un espacio de disentimiento.

En una petición escuchada en el tribunal superior de Delhi el miércoles por la mañana, un abogado de WhatsApp dijo: “Un gobierno que elige exigir la trazabilidad está ordenando efectivamente una nueva forma de vigilancia masiva”.

“Para rastrear incluso un mensaje, los servicios tendrían que rastrear cada mensaje. No hay forma de predecir qué mensaje querría investigar el gobierno indio en el futuro”.

En una respuesta redactada con duros términos, el gobierno indio calificó la demanda de WhatsApp como un “claro acto de desafío” y acusó a la empresa de un “intento desafortunado” de último momento para evitar que las regulaciones entren en vigencia.

El gobierno negó cualquier infracción constitucional y calificó las leyes como una “restricción razonable” del derecho a la privacidad. El Ministerio de Información y Tecnología declaró que los mensajes de WhatsApp de amplia circulación habían provocado disturbios y linchamientos en el pasado, por lo que era de “interés público que se detecte y sancione a quien inició la conspiración que condujo a tal delito. El papel de quien originó el mensaje es muy importante”.

Esta no es la primera vez que surgen tensiones entre WhatsApp y el gobierno indio. En 2019, se acusó con el dedo al gobierno de Modi después de que WhatsApp afirmó que los periodistas, académicos y activistas indios se encontraban entre los usuarios atacados con un software espía, lo que significaba que se podía acceder a la información personal de ellos de forma remota.

WhatsApp alegó que el software de NSO Group -una empresa tecnológica israelí de intrusión y vigilancia fundada en 2010- se había utilizado para apuntar a los usuarios y presentó una demanda contra la empresa en EEUU. NSO Group ha negado previamente el reclamo y ha dicho que debería ser inmune a tales demandas.  Arguyó que sus clientes son gobiernos extranjeros y a ellos les cabe la responsabilidad de la implementación del software.

La empresa ha razonado que sus clientes gubernamentales solo están destinados a usar su tecnología contra terroristas y criminales, y no está al tanto de quién es el objetivo de sus herramientas de vigilancia.

El miércoles, el gobierno escribió a todas las empresas de redes sociales que operan en India y exigió una respuesta sobre cómo estaban cumpliendo con las nuevas leyes de Tecnología de la Información (TI).

El gobierno de Modi ya se ha enfrentado repetidamente con Twitter, exigiendo que el sitio elimine los tweets antigubernamentales relacionados con las protestas de los agricultores a principios de este año y, más recientemente, los tweets que criticaron el manejo de la pandemia por parte del gobierno.

Twitter ha cumplido con algunas solicitudes y ha hecho que ciertas publicaciones no estén disponibles para verse dentro de la India; sin embargo, se negó a cumplir con otras. Recientemente, Facebook e Instagram también recibieron instrucciones de eliminar las publicaciones antigubernamentales que mencionan el coronavirus, sobre la base de que podrían causar “pánico”.

Bajo las nuevas reglas de Tecnología de la Información (TI), las empresas de redes sociales deben eliminar el contenido dentro de las 36 horas posteriores a una orden legal y deben nombrar a un “director de cumplimiento” con sede en India para que se ocupe de las quejas. Las leyes también se aplican a los medios en línea y se han descripto como un mayor amordazamiento de los medios en India.

El lunes, la policía de Delhi, que está bajo el control del Ministerio del Interior, llegó a las oficinas vacías de Twitter, ubicadas en Delhi, a altas horas de la noche. La acción inicialmente se describió como una “redada”. Más tarde, se dijo que era debido a un aviso legal entregado a la empresa, después de que el tweet de un político del Partido gobernante, Bharatiya Janata (BJP), fuera etiquetado como “medios manipulados”. El tweet correspondía a un documento que se había demostrado de manera evidente que era falso.

Traducción de Alfredo Grieco y Bavio

Etiquetas