Por qué los argentinos deberíamos adherir al Tratado de Prohibición de Armas Nucleares

Miembros de Pugwash Argentina
Ensayo nuclear realizado por Estados Unidos en Enewetak, un atolón de las Islas Marshall, el 1 de noviembre de 1952.

0

El Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TPAN o TPNW en inglés) es el primer acuerdo internacional a nivel mundial que prohíbe las armas nucleares e incluye disposiciones para su total eliminación y para abordar las consecuencias humanitarias y ambientales de explosiones atómicas. Establece nuevos compromisos que no están contenidos en otros tratados, como la obligación de prestar asistencia a las víctimas de explosiones nucleares y reparar los daños causados por ellas y la prohibición de estacionar armas nucleares en el territorio de terceros estados.

Este tratado se basa en el el derecho internacional humanitario y en el principio de humanidad, siendo que las armas nucleares son las armas más destructivas, inhumanas, catastróficas jamás construidas por el ser humano.  Entró en vigor en enero de 2021. Actualmente 91 países han firmado el acuerdo y 68 lo han ratificado. Si bien Argentina apoyó el tratado desde sus inicios en 2017 en la ONU y votó  por su adopción, es el único país de América Latina que no lo ha firmado aún. 

El TPAN se generó a partir del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), establecido en 1970, que dividió al mundo en dos: los países poseedores de armas nucleares por un lado y los no poseedores por el otro. Mientras los países no nucleares como Argentina, cumplen con su parte del tratado, en cuanto a no proliferar material fisionable y a no desarrollar armas atómicas, los países nucleares (como EEUU, Francia, Reino Unido, China y Rusia) no han avanzado en el cumplimiento de sus compromisos (artículo VI), esto es, en “realizar negociaciones de buena fe sobre medidas efectivas relativas al cese de la carrera armamentista y al desarme nuclear y para lograr un tratado de desarme total.” Es, justamente, la falta de cumplimiento de este artículo VI lo que generó la necesidad de establecer el TPAN.

La actual situación internacional ha revivido la posibilidad cierta y extremadamente preocupante de la utilización de armas nucleares que puede traer consecuencias a nivel mundial.  Por ello es importante y urgente tomar conciencia de esto y encontrar caminos concretos para su total eliminación. El TPAN es un paso importante en esta dirección. 

En ese sentito, el grupo Pugwash Argentina, un grupo apartidista e independiente, inspirado por el Manifiesto de Russell-Einstein, organizó la conferencia:  “El Tratado de Prohibición de Armas Nucleares: por qué los argentinos deberíamos adherir” con foco en la discución sobre las posibilidades de que nuestro país se una a este esfuerzo colectivo global para evitar un enfrentamiento nuclear que tendría consecuencias extremadamente graves sobre toda la humanidad. 

Siendo que Argentina ha adherido a todos los demás tratados internacionales de uso exclusivamente pacífico de la energía nuclear, es importante que honremos este compromiso adhiriendo a la prohibición total de las armas nucleares.

Los panelistas del encuentro, que además fue lanzamiento público de Pugwash Argentina, fueron el embajador Sergio Duarte,  Presidente de las Conferencias Pugwash para Ciencia y Asuntos Mundiales, Ex-Alto Representante de la ONU en Asuntos de Desarme (2007-2012) y Presidente de la 7a Conferencia de revisión del TNP en 2005;  María Pía Devoto, Directora de la Asociación para Políticas Públicas (APP)  representante de ICAN en Argentina y Karen Hallberg, cofundadora de Pugwash Argentina y miembro del Consejo de las Conferencias Pugwash para Ciencia y Asuntos Mundiales. Darío D'Atri, periodista especializado en economía, miembro del ex Grupo Bariloche para Ciencia y Asuntos Mundiales y de Pugwash Argentina fue coordinador del encuentro.

Las Conferencias Pugwash fueron fundadas por Albert Einstein y Bertrand Russell en 1957, entre otros científicos, con el fin de estimular discusiones inspiradas en la evidencia y racionalidad científicas, sobre la amenaza catastróficas sobre la humanidad de las armas de destrucción masiva (en particular, de las armas nucleares), entre otros temas en la frontera de la ciencia y la sociedad. Por su rol importante en estos temas, las Conferencias Pugwash, junto con uno de sus fundadores, Sir Joseph Rotblat, fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz en 1995. (https://pugwash.org/).

Y Pugwash Argentina es un grupo apartidista e independiente, inspirado por el Manifiesto de Russell-Einstein, que dio lugar a las Conferencias Pugwash para Ciencias y Asuntos Mundiales. El objetivo es la promoción del debate con fundamento y racionalidad científicos sobre cuestiones científico-tecnológicas, de seguridad y desarrollo humano, económicas y sociales con énfasis regional, con el fin de democratizar el conocimiento, fortalecer la democracia y aportar a la toma de decisiones basada en evidencias

El Manifiesto Rusell-Eistein apela, con un fuerte espíritu humanista, al diálogo racional para resolver conflictos y a la responsabilidad social de los científicos. 

Los miembros actuales de Pugwash Argentina son: Julieta Romero (Ing. Nuclear), Martín Lozada (Fiscal Jefe en la Provincia de Río Negro),  Hernan Pastoriza (Dr. en Física, CONICET-CNEA), Rodolfo Werner (Dr. en Biología, director del Consejo Asesor de Agenda Antártica), Vanina Martínez (Dra. en Ciencias de la Computación, especialista en Inteligencia Artificial), Nora Bär (periodista científica),  Carolina Vera (Dra. en Ciencias de la Atmósfera, integrante del IPCC, experta en cambio climático),  Maria José Espona (Bióloga, Dra. en  Criminología,  Experta en la problemática de Armas de Destrucción Masiva),  Karen Hallberg (Dra en Física, miembro del consejo de las Conferencias Pugwash), Darío D'Atri (periodista especializado en economía).

Karen Hallberg es Doctora en Física, Profesora en el Instituto Balseiro (CNEA, Univ. Nacional de Cuyo), Investigadora Principal del CONICET trabajando en el Centro Atómico Bariloche (CNEA). Fue galardonada con el premio internacional L'Oreal-UNESCO por la Mujer en Ciencia 2019. Ha recibido Doctorados Honoris Causa por la Universidad Nacional de Jujuy y por la Universidad Siglo21.

Darío D’ Atri es periodistas y emprendedor, Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universida de Buenos Aires. Especializado en periodismo digital, y con foco en economía, negocios y tecnología, inició su carrera en el diario La Arena de La Pampa, trabajó en La Vanguardia de Barcelona y fue por más de 15 años redactor, editor, editor jefe y director de Clarin.com. 

Etiquetas
stats