Elecciones 2023

Los 30 mil kilómetros de Vidal: recorre el país para anotarse en la interna del PRO

Vidal estuvo esta semana en Santiago del Estero, la última de las 12 provincias que visitó en lo que va del año

El jueves festejó su 49º cumpleaños de manera íntima, pero usó la vidriera de las redes sociales para retuitear los mensajes que le dedicaron públicamente una veintena de dirigentes de PRO. El primero fue Horacio Rodríguez Larreta, a las 9.05. Dos horas más tarde, Patricia Bullrich. Mauricio Macri, quien pasó la semana en Ruanda por su rol en la Fundación FIFA, no la felicitó por Twitter, pero María Eugenia Vidal podría mostrar con orgullo su álbum de saludos públicos. Va en línea con su propia intención de “fortalecer” la unidad de la principal fuerza opositora, en medio de la guerra abierta entre el jefe de gobierno porteño y la presidenta del partido para el 2023.

En silencio, la ex gobernadora de Buenos Aires también hace su propio juego: desde febrero ya recorrió unos 30 mil kilómetros en todo el país. Visitó 12 provincias, número de distritos que espera aumentar a 17 hacia fin de año. ¿Se anota como presidenciable? 

Tanto en su entorno como figuras macristas que la conocen de cerca aseguran que Vidal no necesariamente quiere ser candidata en la elección más importante del año que viene. “Ella está disponible a jugar en donde sea”, aportó a elDiarioAR un importante legislador de PRO, que la ve incluso con credenciales suficientes para jugar tanto en la Capital Federal como –nuevamente– en la provincia de Buenos Aires.

“Hoy a Vidal no le importa tanto el quién, sino el qué”, sumó alguien que la trata a diario, y agregó que su gira nacional tiene más que ver con una necesidad de conocer en profundidad la realidad más allá del AMBA, zona donde enfocó hasta ahora su carrera política: entró a la Legislatura de la Ciudad en 2007, de 2008 a 2011 fue ministra porteña y luego asumió como vicejefa de gobierno hasta 2015, cuando se coronó como gobernadora. 

“Ahora como diputada nacional represento a todo el pueblo argentino”, se la escucha decir a Vidal en un video de su cuenta oficial en YouTube. Como mantra, para desestimar cualquier proyección electoral, ella repite a su círculo de confianza: “No hay que poner el carro delante del caballo”.

Antes de su cumpleaños, Vidal estuvo esta misma semana en Santiago del Estero. Puso en práctica el modus operandi que lleva adelante cada vez que sale de Buenos Aires: permanecer dos o tres días en una provincia, con una agenda que combina visitas a sectores productivos y sociales. 

En territorio de Gerardo Zamora, acompañada por el concejal de JxC Facundo Pérez Carletti, tuvo un encuentro con una docente nominada al premio internacional Global teacher prize y se reunió con padres de pacientes víctimas de mala praxis en distintas operaciones, que están impulsando la sanción de la ley de Seguridad del Paciente. Además encabezó recorridas por distintos barrios y localidades. Desde una plaza santiagueña, el martes Vidal hizo un parate en su gira para denunciar “aprietes” del gobernador peronista a empresarios que ella intentaba visitar. “Nos dijeron que tenían miedo a las represalias del gobierno”, se quejó públicamente la diputada. 

Como fiel macrista, la provincia que más visitó este año fue Córdoba. Tres veces estuvo en el lugar que el ex mandatario considera como su “segunda casa”. La última fue hace apenas diez días, puntualmente en Marcos Juárez, para apuntalar a la candidata del oficialismo municipal, Sara Majorel. En el sprint final de la campaña local que dará hoy su veredicto pasaron también Macri, Bullrich y Larreta.

Un colaborador recuerda que en una de sus visitas a Córdoba a comienzo de año Vidal demostró la impronta de “unidad” que pregona para JxC en su gira: se fotografió con todos los dirigentes cambiemitas locales, tanto amarillos como radicales. “Ella camina el país para profundizar la unidad de la coalición”, dijeron a su lado.

Un libreto macrista, sin definirse entre Larreta y Bullrich

Equidistante de los dos polos macristas, Vidal tiene la “bendición” del ex presidente para levantar su perfil a nivel nacional. “Mauricio la elogió varias veces. La respalda muchísimo”, afirmó un colaborador. Hay una lectura de que la actual diputada podría acompañarlo en una potencial fórmula para buscar un “segundo tiempo” en la Casa Rosada. 

Por ahora, la ex gobernadora parece emular a Macri en su rol de “mediador” entre el jefe de gobierno y la presidenta de PRO, aunque está más cerca de su antiguo jefe que de la ex ministra de Seguridad. “Mauricio hace un equilibrio entre ambos, y Vidal lo sigue, él la deja jugar”, consideró el diputado nacional consultado. 

Hace dos martes, Vidal estuvo en el acalorado almuerzo que la mesa nacional partidaria compartió en Happening luego de la crisis del vallado en Recoleta, dos días antes del atentado a Cristina Kirchner. Allí Larreta y Bullrich expusieron sus diferencias casi a los gritos, según trascendió de algunos testigos. Primera en enfrentar a los medios a la salida del restaurante de Costanera Norte, Vidal mostró un rostro serio y buscó esquivar la polémica: “Discutimos todo lo que tuvimos que discutir en este almuerzo –dijo–. El debate fue dado y está saldado. Al interior del partido seguiremos discutiendo. El debate del PRO no es de interés público”.

El debate del PRO no es de interés público

Vidal, en medio de la pelea entre Larreta y Bullrich por la vallas en Recoleta

Esa disputa interna podría darle una posibilidad a la legisladora para 2023. En las usinas macristas aseguraron a elDiarioAR que la relación entre Larreta y Bullrich “está rota y sin retorno”, y que las encuestas no dan por ganador seguro al alcalde, pese a que cuenta no solo con la vidriera que le da el cargo, sino también con más billetera y estructura que la ex funcionaria. “Pato tiene un nivel de organización pésimo, pero en provincias como Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos mide muy bien”, confió la voz parlamentaria. “Horacio tiene mejor imagen en el conurbano y, obviamente, en la ciudad de Buenos Aires”, agregó. Sin dar números, apuntó que la ex gobernadora “es muy conocida” en todo el país.

“No es momento de hablar de candidaturas”, repite ella a los suyos. Pero en una coalición opositora donde sobran anotados para la presidencial –desde Larreta y Bullrich hasta los radicales Gerardo Morales y Facundo Manes–, Vidal también parece querer construir con su gira nacional una plataforma electoral. En YouTube estrenó el 5 de agosto su propia serie de videos titulada “10 problemas, 10 soluciones”, con imágenes y testimonios recogidos en sus recorridas. Inflación, mercado laboral, impuestos, desarrollo productivo, narcotráfico, inseguridad, educación, pobreza estructural, privilegios de la política y burocracia estatal, son los diez ejes que identificó. En un mes, el video introductorio tuvo casi 40 mil reproducciones. El primer capítulo, con media hora dedicada al mercado laboral, se publicó el viernes pasado. Al cierre de esta nota no había superado las 500 views. Hace poco fue muy criticada por pedir una reforma laboral.

La noche del 1 de septiembre, cuando intentaron asesinar a la vicepresidenta al llegar a su domicilio, Vidal se plegó rápidamente al repudio del ataque, con la misma lógica que Macri y Larreta, que pedían que la Justicia actúe rápido para esclarecer el hecho. Después avaló la posición de todo el PRO de cuestionar el “uso político” del atentado por parte del kirchnerismo, tesis fogoneada sobre todo por Bullrich tras la cadena nacional de Alberto Fernández

La ex ministra de Seguridad fue quien más buscó que todos los diputados macristas se levantaran del recinto el sábado en que se votó una declaración que condenaba el intento de magnicidio. Al menos públicamente, Vidal no opuso resistencia. Se apegó al libreto. En la posterior rueda de prensa que la bancada de PRO dio en el salón de los Pasos Perdidos para justificar la movida, la ex gobernadora habló de una “postura unificada” de JxC, aunque se diferenció de sus socios de la UCR y de la Coalición Cívica, que se habían quedado en el recinto, visiblemente molestos. 

“No vamos a validar que sea el recinto un espacio que replique las acusaciones contra la oposición, los medios y la Justicia como instigadores del hecho”, dijo Vidal ante la primera pregunta, de elDiarioAR. Había tomado el micrófono apenas después que Cristian Ritondo, jefe del bloque, abriera la conferencia. Quizás como parte de una estrategia pensada de antemano, siendo la figura de mayor proyección nacional entre los apenas 17 diputados que habían ido al Congreso, monopolizó la justificación de PRO. Repitió al pie de la letra la narrativa macrista de los últimos días.

CC

Etiquetas
stats