La era Massa Quién es Cecilia Moreau

“Espada, tridente y red”: por qué Cecilia Moreau se encamina a suceder a Massa en Diputados

0

Inédito: por primera vez, padre e hija coincidían en el Congreso, cada uno en su banca y en representación del mismo distrito, la Provincia, pero en partidos enfrentados. El padre, Leopoldo Moreau, tradicional dirigente radical devenido en kirchnerista. La hija, Cecilia Moreau, miembro del Frente Renovador, el partido de Sergio Massa. Tenían en común, además del apellido, a la ahora vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Él oficiaba casi como su vocero cuando CFK era senadora. Ella, de la mano de Massa, había roto filas con el oficialismo. Después pasó al Frente de Todos, pero en ese momento, 2017, padre e hija dejaron de almorzar los domingos: era una forma de evitar las discusiones.

Diputados: Cecilia Moreau se prepara para reemplazar a Massa y el oficialismo discute cómo acompañarla

Saber más

Pasaron cinco años del desencuentro y las diferencias políticas quedaron a un lado. Ahora Cecilia, 45 años, es la elegida del flamante ministro de Economía, Producción y Agricultura para ocupar el lugar que dejó vacante Massa luego de que fuera designado por Alberto Fernández en reemplazo de Guzmán. Si el lunes “es aprobada” por los miembros del bloque del Frente de Todos, el martes se convertirá en presidenta de la Cámara de Diputados. Un dato más: sería la primera mujer en la historia del Congreso en ocupar ese cargo en la Cámara Baja. ¿Uno más? Con CFK en la presidencia del Senado, por primera vez en la historia de la Argentina, dos mujeres mandarían en el Congreso

La política es una gran familia

Entre 2001 y 2003, cuando tenía 25 años, Cecilia Moreau fue secretaria de la Juventud de la Unión Cívica Radical (UCR). Asumió, después, como secretaria de Acción Política de la UCR en la Provincia de Buenos Aires. Fue diputada provincial entre 2007 y 2011, y entre agosto y diciembre de 2015. Ese año, Sergio Massa se probó como candidato a Presidente por el Frente Renovador: sólo obtuvo el 21% de los votos. Y ese año fue, también, un quiebre para Cecilia: se retiró de la UCR para pasar al FR. Cecilia lleva siete años como diputada nacional por la Provincia, ahora en el interbloque del Frente de Todos (FdT). En medio tuvo una hija, Francisca, con Leandro Santoro. Con él también coincide en Diputados, dado que ocupa una banca por la Ciudad por el Frente de Todos. La política es una gran familia.

Cecilia une  las puntas de un triángulo: es una espada de Massa en el Congreso desde que se pasó al FR y es una ladera de Máximo Kirchner desde que fue designada vicepresidente del bloque del FdT en Diputados. A Malena Galmarini, esposa del ahora ministro de Economía, la conoce desde el secundario porque ambas cursaban en el Nacional de San Isidro. Elogió públicamente a la madre de Máximo, CFK, quien la bendijo en la presidencia de Diputados. Es espada, es tridente y es red: tiene aval de los movimientos sociales (donde pisa fuerte el Evita de Emilio Pérsico) y de algunas voces referenciadas en las provincias y los gobernadores.

IVE, la cláusula Pfizer y Alquileres

En 2018 votó a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, proyecto que luego se caería en el Senado para convertirse en ley en 2020. Cecilia Moreau formó parte de L@s Sororas: diez diputadas y un diputados que rosquearon en la previa al debate que el proyecto de IVE salieran con media sanción de Diputados. Los unió la transversalidad y una coordinación fina surgida primero en un grupo de WhatsApp y después en redes sociales. 

Acaso el momento de máxima exposición de la diputada Moreau fue en plena pandemia, cuando la Comisión de Salud de Diputados tuvo que diseñar un nuevo marco legal para la compra de vacunas contra el Covid-19, que en ese momento, septiembre de 2020, eran apenas ensayos clínicos. El proyecto salió con dictamen unánime de la Comisión de Salud, pasó de Diputadas con media sanción y logró la sanción en el Senado en noviembre. No había hasta, entonces, vacuna -la Sputnik se anunció en diciembre, un mes después- pero la Argentina ya tenía un nueva ley para compras y contratos de las dosis.

El problema fue con el artículo 4 de la norma, que dice esto: “(El Poder Ejecutivo puede incluir) cláusulas que establezcan condiciones de indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones y otras reclamaciones pecuniarias relacionadas con y en favor de quienes participen de la investigación, desarrollo, fabricación, provisión y suministro de las vacunas, con excepción de aquellas originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia por parte de los sujetos aludidos”. Ese artículo, que buscaba que sean los laboratorios fabricantes de las dosis los que respondan ante una “mala praxis”, puso en stand by el acuerdo con el laboratorio Pfizer

Para mayo de 2021, meses después de la sanción de la ley de vacunas, la oposición -encabezada por Patricia Bullrich- responsabilizó a la diputada Moreau por ese agregado que impedía que se cerrara el contrato con el laboratorio. Además, Bullrich denunció que el Gobierno pedía “retornos” y el presidente Fernández la demandó por 100 millones de pesos. Cecilia Moreau concedió una entrevista a La inmensa minoría, en Radio con vos, en la que explicó los motivos de ese artículo. Negó que haya sido la responsable de integrarlo, pero que estaba de acuerdo con que forme parte de la ley.

Las negociaciones con el laboratorio Pfizer nunca se interrumpieron a pesar de aquella cláusula. Y al final, la Argentina firmó el contrato con Pfizer en agosto y el primer cargamento de vacunas llegó a las pocas semanas. Eran las primeras 100.620 dosis de vacunas contra el Covid-19 de un total de 20 millones de dosis comprometidas para el año que pasó, según anunció el Ministerio de Salud.

Cecilia Moreau también trabaja en un proyecto sensible para los y las argentinas: las modificaciones en la Ley de Alquileres. Por lo pronto, cuenta con consenso interno para asumir la presidencia. Si se confirma el el apoyo de sus compañeros de bloque, la sucesión se formalizará está semana. Massa ya avisó que el martes, esté ocupado el sillón que deja o no, anunciará las primeras medidas económicas. 

VDM/MS

Inédito: por primera vez, padre e hija coincidían en el Congreso, cada uno en su banca y en representación del mismo distrito, la Provincia, pero en partidos enfrentados. El padre, Leopoldo Moreau, tradicional dirigente radical devenido en kirchnerista. La hija, Cecilia Moreau, miembro del Frente Renovador, el partido de Sergio Massa. Tenían en común, además del apellido, a la ahora vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Él oficiaba casi como su vocero cuando CFK era senadora. Ella, de la mano de Massa, había roto filas con el oficialismo. Después pasó al Frente de Todos, pero en ese momento, 2017, padre e hija dejaron de almorzar los domingos: era una forma de evitar las discusiones.

Diputados: Cecilia Moreau se prepara para reemplazar a Massa y el oficialismo discute cómo acompañarla

Saber más

Pasaron cinco años del desencuentro y las diferencias políticas quedaron a un lado. Ahora Cecilia, 45 años, es la elegida del flamante ministro de Economía, Producción y Agricultura para ocupar el lugar que dejó vacante Massa luego de que fuera designado por Alberto Fernández en reemplazo de Guzmán. Si el lunes “es aprobada” por los miembros del bloque del Frente de Todos, el martes se convertirá en presidenta de la Cámara de Diputados. Un dato más: sería la primera mujer en la historia del Congreso en ocupar ese cargo en la Cámara Baja. ¿Uno más? Con CFK en la presidencia del Senado, por primera vez en la historia de la Argentina, dos mujeres mandarían en el Congreso

La política es una gran familia

Entre 2001 y 2003, cuando tenía 25 años, Cecilia Moreau fue secretaria de la Juventud de la Unión Cívica Radical (UCR). Asumió, después, como secretaria de Acción Política de la UCR en la Provincia de Buenos Aires. Fue diputada provincial entre 2007 y 2011, y entre agosto y diciembre de 2015. Ese año, Sergio Massa se probó como candidato a Presidente por el Frente Renovador: sólo obtuvo el 21% de los votos. Y ese año fue, también, un quiebre para Cecilia: se retiró de la UCR para pasar al FR. Cecilia lleva siete años como diputada nacional por la Provincia, ahora en el interbloque del Frente de Todos (FdT). En medio tuvo una hija, Francisca, con Leandro Santoro. Con él también coincide en Diputados, dado que ocupa una banca por la Ciudad por el Frente de Todos. La política es una gran familia.

Cecilia une  las puntas de un triángulo: es una espada de Massa en el Congreso desde que se pasó al FR y es una ladera de Máximo Kirchner desde que fue designada vicepresidente del bloque del FdT en Diputados. A Malena Galmarini, esposa del ahora ministro de Economía, la conoce desde el secundario porque ambas cursaban en el Nacional de San Isidro. Elogió públicamente a la madre de Máximo, CFK, quien la bendijo en la presidencia de Diputados. Es espada, es tridente y es red: tiene aval de los movimientos sociales (donde pisa fuerte el Evita de Emilio Pérsico) y de algunas voces referenciadas en las provincias y los gobernadores.

IVE, la cláusula Pfizer y Alquileres

En 2018 votó a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, proyecto que luego se caería en el Senado para convertirse en ley en 2020. Cecilia Moreau formó parte de L@s Sororas: diez diputadas y un diputados que rosquearon en la previa al debate que el proyecto de IVE salieran con media sanción de Diputados. Los unió la transversalidad y una coordinación fina surgida primero en un grupo de WhatsApp y después en redes sociales. 

Acaso el momento de máxima exposición de la diputada Moreau fue en plena pandemia, cuando la Comisión de Salud de Diputados tuvo que diseñar un nuevo marco legal para la compra de vacunas contra el Covid-19, que en ese momento, septiembre de 2020, eran apenas ensayos clínicos. El proyecto salió con dictamen unánime de la Comisión de Salud, pasó de Diputadas con media sanción y logró la sanción en el Senado en noviembre. No había hasta, entonces, vacuna -la Sputnik se anunció en diciembre, un mes después- pero la Argentina ya tenía un nueva ley para compras y contratos de las dosis.

El problema fue con el artículo 4 de la norma, que dice esto: “(El Poder Ejecutivo puede incluir) cláusulas que establezcan condiciones de indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones y otras reclamaciones pecuniarias relacionadas con y en favor de quienes participen de la investigación, desarrollo, fabricación, provisión y suministro de las vacunas, con excepción de aquellas originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia por parte de los sujetos aludidos”. Ese artículo, que buscaba que sean los laboratorios fabricantes de las dosis los que respondan ante una “mala praxis”, puso en stand by el acuerdo con el laboratorio Pfizer

Para mayo de 2021, meses después de la sanción de la ley de vacunas, la oposición -encabezada por Patricia Bullrich- responsabilizó a la diputada Moreau por ese agregado que impedía que se cerrara el contrato con el laboratorio. Además, Bullrich denunció que el Gobierno pedía “retornos” y el presidente Fernández la demandó por 100 millones de pesos. Cecilia Moreau concedió una entrevista a La inmensa minoría, en Radio con vos, en la que explicó los motivos de ese artículo. Negó que haya sido la responsable de integrarlo, pero que estaba de acuerdo con que forme parte de la ley.

Las negociaciones con el laboratorio Pfizer nunca se interrumpieron a pesar de aquella cláusula. Y al final, la Argentina firmó el contrato con Pfizer en agosto y el primer cargamento de vacunas llegó a las pocas semanas. Eran las primeras 100.620 dosis de vacunas contra el Covid-19 de un total de 20 millones de dosis comprometidas para el año que pasó, según anunció el Ministerio de Salud.

Cecilia Moreau también trabaja en un proyecto sensible para los y las argentinas: las modificaciones en la Ley de Alquileres. Por lo pronto, cuenta con consenso interno para asumir la presidencia. Si se confirma el el apoyo de sus compañeros de bloque, la sucesión se formalizará está semana. Massa ya avisó que el martes, esté ocupado el sillón que deja o no, anunciará las primeras medidas económicas. 

VDM/MS

Inédito: por primera vez, padre e hija coincidían en el Congreso, cada uno en su banca y en representación del mismo distrito, la Provincia, pero en partidos enfrentados. El padre, Leopoldo Moreau, tradicional dirigente radical devenido en kirchnerista. La hija, Cecilia Moreau, miembro del Frente Renovador, el partido de Sergio Massa. Tenían en común, además del apellido, a la ahora vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Él oficiaba casi como su vocero cuando CFK era senadora. Ella, de la mano de Massa, había roto filas con el oficialismo. Después pasó al Frente de Todos, pero en ese momento, 2017, padre e hija dejaron de almorzar los domingos: era una forma de evitar las discusiones.

Diputados: Cecilia Moreau se prepara para reemplazar a Massa y el oficialismo discute cómo acompañarla

Saber más

Pasaron cinco años del desencuentro y las diferencias políticas quedaron a un lado. Ahora Cecilia, 45 años, es la elegida del flamante ministro de Economía, Producción y Agricultura para ocupar el lugar que dejó vacante Massa luego de que fuera designado por Alberto Fernández en reemplazo de Guzmán. Si el lunes “es aprobada” por los miembros del bloque del Frente de Todos, el martes se convertirá en presidenta de la Cámara de Diputados. Un dato más: sería la primera mujer en la historia del Congreso en ocupar ese cargo en la Cámara Baja. ¿Uno más? Con CFK en la presidencia del Senado, por primera vez en la historia de la Argentina, dos mujeres mandarían en el Congreso