El Gobierno le suspende el plan a unas 160 mil personas que no validaron su identidad

Pérsico y Tolosa Paz, en diciembre pasado. El dirigente es funcionario del ministerio y está a cargo del área que maneja el programa Potenciar Trabajo.

El Gobierno suspenderá unos 160 mil planes del programa Potenciar Trabajo. Luego de cerrar el proceso de validación de los aproximadamente 1,3 millones de beneficiarios en todo el país que tiene el plan, según pudo saber elDiarioAR, cerca del diez por ciento de ese universo no realizó el control obligatorio de datos que el Ministerio de Desarrollo Social lanzó en el último tramo del año pasado. A partir de febrero, cobrarán la mitad del ingreso previsto, y si demoran la validación, lo perderán por completo.

El programa Potenciar Trabajo, contado por sus beneficiarios: “No compite con el trabajo en blanco; acá no llega”

El programa Potenciar Trabajo, contado por sus beneficiarios: “No compite con el trabajo en blanco; acá no llega”

El Potenciar Trabajo entrega unos 30 mil pesos por 4 horas de contraprestaciones diarias en cooperativas. Muchos de los beneficiarios pertenecen a las organizaciones –el Evita es la mayor, con unos 120 mil–, aunque también hay planes manejados por los municipios, las provincias, asociaciones civiles y hasta la Iglesia. Para abril, el Gobierno prometió un bono de $17.000.

Este lunes por la tarde la ministra Victoria Tolosa Paz dará una conferencia de prensa para dar a conocer en detalle los resultados finales de la auditoría digital que encaró su cartera a través de la aplicación Mi Argentina, que iba a terminar hace dos semanas pero que se extendió hasta ayer domingo.

Esa prórroga contó con un dispositivo territorial en todo el país para la atención personal de los titulares del programa que aún no habían completado el proceso de validación digital de datos, trámite que era condición para la permanencia en el programa. El proceso contó con el acuerdo de las organizaciones sociales –tanto oficialistas como opositoras–. 

Este medio recogió en la oficialista UTEP que, pese a las bajas, no volvería inmediatamente la tensión en las calles. “Las personas que no validaron su identidad muy seguramente no están organizadas”, explicó un importante dirigente.

La auditoría digital la inició Tolosa Paz al poco de reemplazar a Juan Zabaleta en el cargo, en octubre del año pasado, y en medio del escándalo que estalló por la filtración de un informe de la AFIP que aseguraba que había 250 mil “incompatibilidades” e irregularidades entre los beneficiarios, aunque no se trataba de datos nominales.

Eso generó mucha tensión entre la ministra y los movimientos piqueteros, luego de que la propia Tolosa Paz dijera que las irregularidades eran solo unas 3.000, pero luego determinó dar de baja unos 20 mil. En el medio pidió sumar requisitos de incompatibilidad en el programa –que hubiera elevado el número de irregulares a casi 200 mil– y finalmente avanzó con la auditoría digital.

A partir de los datos cualitativos que recogió la auditoría, Tolosa Paz anunciará próximas medidas. Según un recorte de datos al 29 de diciembre pasado, el 70% de los beneficiarios del programa no llegaba a completar el secundario. Incluso hay un 10% (102.999 personas) que tiene la primaria incompleta. De un millón de personas que validaron su información en ese momento,18.537 indicaron no realizar ninguna actividad de las que son obligatorias para tener el plan, como es realizar actividades productivas o comunitarias, hacer cursos de capacitación o estar en una situación de finalización de estudios formales.

MC

Etiquetas
stats