Pandora Papers CONSORCIO INTERNACIONAL DE PERIODISTAS DE INVESTIGACIÓN

Empresarios vinculados a Moyano, con negocios en el puerto y medios de comunicación, montaron firmas offshore en Panamá

El empresario Juan Ignacio Elías junto a su padre, Gustavo, líder del grupo familiar.

0

Gustavo Fabián “el Turco” Elías es uno de los empresarios más poderosos de la provincia de Buenos Aires. Desde Bahía Blanca, catapulta central de su crecimiento económico en los años 2000, tejió una alianza con el sindicalista Hugo Moyano que le valió el mote del “cerebro detrás del líder de los camioneros” y que le permitió acaparar dos negocios medulares en los puertos bonaerenses y porteños. Años más tarde, incursionó en medios de comunicación: es el dueño de La Nueva Provincia, principal de su ciudad, y de La Brújula. También es, junto a su hijo Juan Ignacio, miembros de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa).

De Magnetto a Fontevecchia, de Saguier a Aranda: los dueños de los principales medios de la Argentina han abierto sociedades en paraísos fiscales y en Uruguay

De Magnetto a Fontevecchia, de Saguier a Aranda: los dueños de los principales medios de la Argentina han abierto sociedades en paraísos fiscales y en Uruguay

Cada uno de esos negocios portuarios se ideó desde una empresa particular: Ivetra y Transporte y Logística SA. Ambas tuvieron ramificaciones offshore en Panamá, según surgen de los documentos de Pandora Papers a los que accedió el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y analizó el equipo argentino*, que integra elDiarioAR junto con La Nación e Infobae. En el entramado offshore de las empresas de Elías, aparece, además, el empresario Diego Zuckerberg, quien tomó notoriedad en las últimas semanas cuando el jefe de Gabinete, Juan Manzur, intentó ubicarlo como vicejefe de Gabinete tras su desembarco en la Casa Rosada, como publicó La Nación.

En Argentina, Transporte y Logística SA e Ivetra también contaron con el exjuez Daniel Llermanos -abogado de cabecera de los Moyano- como apoderado. La primera de estas empresas fue la que selló la alianza entre Elías y Moyano, según contó el propio Elías en una entrevista en el programa Sustentable TV. “Somos amigos, es un hombre que se dedica al gremialismo y lo ejerce con pasión y para mí es un buen tipo", dijo entonces Elías sobre el líder sindical. El empresario también era el dueño de la empresa de logística Chenyi SA, donde una hijastra de Moyano trabajó desde 2003. 

En 2007, el empresario montó en el puerto de Bahía Blanca una playa de estacionamiento de camiones con instalaciones para que los camioneros no pasaran horas esperando el ingreso al puerto, pudieran descansar, comer, usar los servicios y hasta tomarse la presión. Fue la puerta de entrada a Moyano, a quien Elías le ofreció replicar el modelo en otros puntos del país. La prestación era abonada por las empresas de logística, acopiadoras y exportadoras. Entonces, el líder de la CGT ostentaba otra alianza central para él y los suyos con Néstor Kirchner y el gobierno de turno.

Con Ivetra, Elías fue más allá. En 2011, Elías se quedó, sin licitación, con el monopolio de un seguro: “Transporte Argentina Protegido” (TAP). Las empresas que operan en el puerto de Buenos Aires y Dock Sud debían pagarle US$67 por contenedor que se moviera por fuera de la terminal portuaria, más la emisión de un “certificado de estacionamiento y verificación” por otros US$14 por contenedor. El negocio implicó millones de dólares al año para la compañía. El negocio de Ivetra se cortó en 2016, con la llegada del macrismo, y terminó denunciado por Elisa Carrió y Graciela Ocaña.

Mientras ambas compañías recaudaban millones en Argentina, tanto Ivetra como Transporte y Logística SA tuvieron sus empresas mellizas en Panamá. Dos espejos, con nombres muy similares y controladas por su hijo y colaborador, Juan Ignacio Elías. 

En Centro América, los clones de ambas empresas se bautizaron Ivetra Panamá y Transporte y Logística Overseas, según los documentos de Pandora Papers.

No hubo nada ilícito en esas operaciones y esas sociedades panameñas nunca tuvieron actividad comercial, ni bancaria.

Ambas sociedades fueron creadas por el estudio Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), referente en América Latina para montar y operar estructuras offshore, y contaron también con cuentas bancarias vinculadas, según consta en los registros de la nueva filtración global.

Ivetra Panamá

La primera de esas sociedades fue Ivetra Panamá, que Alcogal creó en 2013, en pleno apogeo del negocio portuario de la compañía local. La firma nació con acciones por US$10.000 que quedaron a nombre de Juan Ignacio Elías y Carlos Daniel González, aunque ese mismo año emitieron un poder a nombre de Marcelo Javier Leite para que la representara con facultades amplias.

La presencia de Carlos Daniel González como accionista de Ivetra Panamá también resultó un movimiento en espejo. Porque ya había ocurrido en la Argentina. Entre 2012 y 2013, Elías y sus socios en Argentina renunciaron al directorio de la empresa y Carlos Daniel González asumió como su nuevo presidente. Según trascendió entonces en la prensa, los nuevos dueños querían “limpiar” la imagen de la empresa. La alianza entre Moyano y el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se había roto y ser amigo del líder camionero ya no era bueno para los negocios que requieren el visto bueno del gobierno.

Los documentos que ahora salen a la luz muestran, sin embargo, que los vínculos entre los Elías e Ivetra continuaron, al menos vía Panamá, donde unieron fuerzas con González en busca de nuevos negocios hemisféricos. Así, en 2014, la firma panameña emitió un segundo poder, esta vez a favor de un abogado de ese país, Miguel Ángel Clare, para que firmara un acuerdo con la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) panameño.

Consultado por el equipo argentino de ICIJ, Juan Ignacio Elías indicó a través de un vocero que no respondería preguntas ni aportaría documentación respaldatoria. “No hubo nada ilícito en esas operaciones y esas sociedades panameñas nunca tuvieron actividad comercial, ni bancaria”, abundó el vocero, que explicó que los Elías declinaron dar mayores precisiones para no quedar “envueltos en algo que podría politizarse con fines electoralistas”.

Más espejos y reflejos

La otra sociedad panameña vinculada a los Elías, Transporte y Logística Overseas, también se constituyó en 2013, con la asistencia de Alcogal, con un capital inicial de US$10.000 y con Juan Ignacio Elías como uno de sus accionistas, aunque con otro socio. En esta compañía apareció Antonio Domingo Diez. 

En los documentos que integran Pandora Papers, sin embargo, poco más sale sobre Transporte y Logística Overseas. Sólo que, cinco años después de su creación, en 2018, se anularon los certificados de acciones originales a favor de Elías y Diez y se reemplazaron por otros dos de US$5.000 cada uno. 

En la Argentina, mientras tanto, la sociedad original llamada Transporte y Logística SA es propiedad de Elías y Gustavo Damiani –también su socio en Ivetra SA-. Llermanos también fue apoderado de esta compañía.

Consultado por el equipo local de ICIJ, Llermanos marcó un límite temporal: “Fui accionista de Ivetra SA con una participación menor hasta fines de 2011, aunque luego continué unos meses como abogado. A mediados de 2012, nos contactó Samuel Liberman, un empresario argentino que quería que Ivetra hiciera en Panamá lo mismo que hacía en Buenos Aires tras leer artículos elogiosos sobre nuestra labor en el suplemento de ‘Comercio Exterior’ de La Nación, que exponían la eficiencia de Ivetra para controlar la calidad de los contenedores y reducir así los riesgos en los traslados”.

“En el caso de Transporte y Logística, la empresa había desarrollado en la Argentina un sistema de capacitación para choferes de camiones con simuladores que permitían reducir los accidentes de trabajo y viales. Querían desarrollar lo mismo en Panamá y países aledaños –abundó Llermanos- Por ese motivo, se desarrollaron ambas sociedades, pero nunca llegaron a operar, ni a abrir cuentas bancarias. No llegaron a cerrarse los acuerdos en Panamá, pero desconozco por qué. Para entonces ya me había retirado como abogado”.

Un casi vice de Manzur

En el entramado offshore de los Elías aparece otro empresario contratista del Estado, Diego Zuckerberg, quien tomó notoriedad en las últimas semanas cuando el jefe de Gabinete, Juan Manzur, intentó ubicarlo como vicejefe de Gabinete tras su desembarco en la Casa Rosada, como publicó La Nación.

Durante 2013, el mismo año en que se constituyeron los clones de Ivetra y Transporte y Logística en Panamá, también se constituyó otra firma en el mismo país llamada Ballfields Overseas SA. Juan Ignacio Elías figuró como el destinatario de las facturas que emitió Alcogal para cobrar sus servicios de mantenimiento de la Ballfields Overseas SA. 

En los registros de Pandora Papers figura que las autoridades de Ballfields Overseas SA otorgaron un poder general a favor de Diego Sebastián Zuckerberg, el empresario que Juan Manzur quería como su vicejefe de Gabinete. 

“Fue hace mucho tiempo, no se hizo nada”, contestó Zuckerberg a principios de octubre cuando La Nación le preguntó por sus sociedades offshore. No contestó si las había declarado.

El vínculo entre los Elías y Zuckerberg se repite en Argentina. Zuckerbergy Juan Ignacio Elías integraron el directorio de LimaVictor SA, una empresa que administra vuelos privados, junto al empresario Cristiano Rattazzi. Zuckerberg también compartió el directorio de otra compañía  con el abuelo de Juan Ignacio –y padre de Gustavo-, Alfredo Anselmo Elías. Se trata de la firma Tech Track SA.

El empresario allegado al jefe de Gabinete de Alberto Fernández presidió Dienst Consulting, una empresa de tecnología en salud. Lleva años al frente de su propia operatoria offshore. Figura como beneficiario de Enlighted Beach Investments, creada en las Islas Vírgenes Británicas en 2008.  

Lo mismo sucede con los Elías. Gustavo Elías apareció en Panama Papers, la investigación global que ICIJ difundió en 2016. Figuró con la sociedad Laytrak SA, constituida en 2010, en las Islas Vírgenes Británicas. Y allí también apareció como director de Tranway Finance Ltd, creada en 2001. Su hijo Juan Ignacio Elías también apareció como uno de los apoderados de la firma panameña Orkin Management Corporation, establecida en julio de 2008, con un capital de US$10.000 y mandato hasta 2011.

*El equipo argentino de Pandora Papers está integrado por Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky y Ricardo Brom (La Nación); Mariel Fitz Patrick, Sandra Crucianelli e Iván Ruiz (Infobae); y Emilia Delfino (elDiarioAR).

Pandora Papers es una colaboración global entre @elDiarioAR y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (@ICIJorg) sin fines de lucro. Si te gusta el periodismo como este, haz una donación al ICIJ para apoyarlo.

En elDiarioAR creemos que la sociedad necesita información confiable guiada por el interés público. Por eso nos comprometemos a publicar artículos elaborados con rigurosidad y profesionalismo, para sostenerlo necesitamos el apoyo económico de las y los lectores. Para apoyarnos, podés asociarte en este link.

ED

 

Etiquetas
stats