Coronavirus y embarazo

Las embarazadas y el Covid-19: faltan estudios sobre los riesgos y la vacunación siempre es la mejor opción

El 19 de mayo, Salud comenzó a contactar para la vacunación a embarazadas con comorbilidades.

Desde el comienzo de la pandemia, las embarazadas viven una gran incertidumbre respecto a los riesgos de contraer Covid-19 durante la gestación. Si bien en un principio el Gobierno decidió aislarlas a pesar de que se creía que tenían los mismos riesgos que cualquier otra persona, la situación fue cambiando a medida que ingresaron nuevas variantes y hubo más casos complicados del virus en embarazadas.

Guía de vacunación en Argentina: dosis, turnos y centros, provincia por provincia

Guía de vacunación en Argentina: dosis, turnos y centros, provincia por provincia

“Si bien el riesgo general de enfermarse gravemente es bajo, las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del Covid-19 en relación con las personas que no están embarazadas”, alertan ahora los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Y explican que “tener ciertas afecciones subyacentes, además de otros factores como la edad, puede aumentar aun más el riesgo de una persona embarazada o que ha estado embarazada recientemente (por al menos 42 días luego del final del embarazo) de enfermarse gravemente a causa del Covid-19”.

Ahora, un estudio publicado por investigadores brasileños en la revista Clinical Science asegura que aquellas embarazadas que contraigan Covid tienen mayor riesgo de tener preeclampsia, una complicación durante el embarazo que consta de presión arterial alta y signos de daños en órganos como el hígado y los riñones que suele aparecer en el último trimestre.

Según la investigación, la presencia del SARS-CoV-2 en el organismo de la madre puede alterar los niveles de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), que desempeña una tarea clave en el establecimiento del flujo sanguíneo de la placenta y en las adaptaciones cardiovasculares que se producen durante el embarazo. Cuando el virus entra al organismo, se une a esa enzima y la usa de receptora para invadir las células y perjudicas el funcionamiento de los sistemas que dependen de la ACE2 para regular la presión arterial.

Sin embargo, para la ginecóloga y obstetra Vanina Simeone, todavía no se pudo estudiar a un número significativo de mujeres como para asegurar que el motivo de la preeclampsia se debe al Covid, ya que no se tiene en cuenta la edad de las pacientes –a partir de los 35 años aumenta el riesgo de preeclampsia- o si tenían antecedentes sin saberlo. “Lo que el estudio no deja entrever es el tema de las edades. La preeclampsia es uno de los estados de las alteraciones de la hipertensión arterial, entonces hay mucho más riesgo después de los 35 años por ejemplo. La preeclampsia es multifactorial, no existe nada más que un sólo motivo. Todavía hay muchos estudios al respecto”, explicó en diálogo con El DiarioAR.  

A las pacientes con comorbilidades que tuvieron Covid y estaban vacunadas no les aumentaron esos riesgos y pasaron un buen embarazo y no tuvieron síntomas exacerbados

A pesar de que en un primer momento aseguraron que las mujeres embarazadas no pertenecían al grupo de riesgo en pandemia, comenzaron a detectarse casos graves con las nuevas variantes por lo que los profesionales pidieron a las gestantes que intensifiquen los cuidados. Uno de los riesgos que tienen está asociado a los problemas respiratorios que pueden sufrir a causa del coronavirus, sumado a la falta de aire típica del embarazo ya que la panza comienza a apretar el diafragma. “El Covid disminuye la capacidad respiratoria y ataca a los bronquios. La neumonía en una mujer embarazada es muy complicada, se achica mucho la capacidad pulmonar”, alertó.  

Por otro lado, la profesional remarcó que la vacunación hace la diferencia en aquellas mujeres que atraviesan la gestación con comorbilidades como presión alta y diabetes, que también son riesgos para el Covid.

“Lo último que se sabe y que se está diciendo en todos los congresos de ginecología y obstetricia es que la vacunación ayudó muchísimo a las embarazadas. A las pacientes con comorbilidades que tuvieron Covid y estaban vacunadas no les aumentaron esos riesgos y pasaron un buen embarazo y no tuvieron síntomas exacerbados”. Y detalló: “No se vieron aumentos de partos pre término, ni transmisión vertical del virus, ni de chicos con complicaciones graves o muertes neo natales. Tampoco amenazas de aborto”.

Sobre la recomendación de vacunarse o no durante el embarazo, Simeone remarcó que los profesionales de la salud tienen que seguir con el alineamiento del Ministerio de Salud de que todas las embarazadas deben recibir la inmunización: “La vacuna no es obligatoria, pero uno tiene que ser consciente de que la vacuna significa cuidarnos entre todos. La única recomendación es esperar algunas semanas si vas a buscar embarazo para que hagan efecto los anticuerpos”. Además, una vez vacunadas, las mujeres pueden pasarles anticuerpos a sus bebés a través de la lactancia.

Cuántas más personas no estén vacunadas es una posibilidad más que le estamos dando al virus de entrar y mutar. La manera de detener esto es que no le demos un huésped para que se pueda desarrollar”, concluyó.

SC

Etiquetas