Entrevista

Benjamín Vicuña: “Boric se ha mostrado muy sólido, llevó tranquilidad a los que no votaron por él”

Benjamín Vicuña en un alto de la grabación "Papá al rescate" desde donde habló con elDiarioAR

0

Gabriel Boric es una persona sensata, es un líder natural, lo demostró a lo largo de su historia; está dispuesto a hablar, a moderar, a construir consensos”, asegura el actor chileno Benjamín Vicuña, quien está en Mendoza en el rodaje de “Papá al rescate”, una comedia de aventuras y emociones escrita por Sebastián Freund y Rodrigo Muñoz y dirigida por Marcos Carnevale. En 2011, en plena lucha estudiantil por la gratuidad de la enseñanza superior, el actor chileno había declarado abiertamente su apoyo a los reclamos encabezados por los líderes estudiantiles Gabriel Boric, Camila Vallejo y Giorgio Jackson. 

Once años después de las protestas universitarias, como auguró en su último discurso el presidente Salvador Allende, antes de morir en plenos bombardeos contra la sede de gobierno, el 11 de septiembre de 1973; ese trío de estudiantes llegó a La Moneda, abriendo “las grandes alamedas por donde pasará el hombre libre”: Boric se convirtió en el presidente más joven de la historia de Chile; Vallejo es la ministra Secretaria General del Gobierno y Jackson el ministro Secretario General de la Presidencia. 

Llegado a Argentina en 2008, donde formó familia años después, Vicuña alterna su vida familiar y laboral en nuestro país, su patria y España.

Durante un descanso de la filmación de “Papá al rescate”, y luego de participar el lunes a la tarde de la presentación de la serie de tevé “El primero de nosotros” que se emitirá por Paramount+ -en Argentina se emitirá por Telefé-; Vicuña habló con elDiarioAR sobre los primeros días de gobierno del centroizquierdista Gabriel Boric.

-Cuando ocurrió la revuelta de octubre de 2019, estabas en Chile con tus hijos ¿Cómo viviste esa experiencia?

-Nosotros en Chile no le decimos revuelta, fue el estallido de octubre. Y fue una consecuencia de 30 años de acumular y acumular distintas acciones de abuso de distinta índole; a eso se sumó la lucha por la educación gratuita; por la salud pública y el hartazgo y la indignación de las instituciones corruptas; fue un despertar del pueblo de Chile. Si bien ese estallido de octubre tuvo un aspecto positivo, que fue el despertar; también hubo un aspecto negativo que fue la violencia, como fue la destrucción de la obra pública. Yo no justifico la violencia.

-Pero esos chicos de la Primera Línea, lo único que vieron en su vida fue violencia…

-Sí, también se evidenció que hubo una lucha desmedida en la utilización de la fuerza por parte de Carabineros. El presidente (Sebastián Piñera) habló de que estábamos prácticamente en una guerra y cientos de compatriotas quedaron parcialmente ciegos por la represión.

Con una vasta carrera en tevé y cine, Vicuña reivindica su formación teatral y junto a Gonzalo Valenzuela y Cristóbal Vial crearon en 2005 el Centro Mori en el barrio Bellavista, la zona cultural más importante de Santiago. Actualmente el Centro Mori ya cuenta con otras cuatro salas en distintas alcaldías de Santiago.

Conocido por el público argentino como un galán de telenovelas, Vicuña nunca esquivó papeles de fuerte compromiso político: en 2007 se puso en la piel del héroe nacional Manuel Rodríguez en el film “Manuel Rodríguez, hijo de la rebeldía”, producido por Canal 13 de Chile. La película protagonizada por Vicuña formó parte de la miniserie “Héroes”, de capítulos unitarios en conmemoración por el bicentenario del proceso de liberación que terminó con la independencia chilena.

Dos años después, en 2009, interpretó a Sergio Bitar, ex ministro de Salvador Allende en “Dawson. Isla10”, un film dirigido por el reconocido cineasta Miguel Littín, que cuenta los padecimientos de decenas de ministros, funcionarios y dirigentes de la Unidad Popular confinados en esta isla del extremo sur del Pacífico donde funcionó un centro de detención del pinochetismo. La película se basa en un libro escrito por el propio Bitar.

Y en enero de 2020 se estrenó “Pacto de Fuga”, un film dirigido por David Albala, que reseña la mayor fuga de una cárcel chilena; donde Benjamín Vicuña toma el papel de uno de los cerebros de la Operación Éxito, el escape de medio centenar de presos políticos del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) y el Partido Comunista de Chile, el 30 de enero de 1990 de la Cárcel Pública de Santiago, cuando aún gobernaba el dictador Augusto Pinochet.

El film se iba a estrenar en octubre de 2019, días después del estallido del 18 de octubre, y se pospuso tres meses: “Esta película la íbamos a estrenar el 24 de octubre, justo cuando pasó lo del estallido, pero entendimos que sólo era el estreno de una película y se postergó por diversas razones, pero sé que fue para mejor, en el buen sentido de la palabra. Lo que pasó en Chile en estos últimos meses demuestra que la película tiene más sentido que nunca, desde su misión, pasando por una anécdota que parece una tontera, pero que es una sincronía: en la banda sonora hay dos clips muy importantes, uno hace Anita Tijoux y otro Jorge González, con ”El baile de los que sobran“, que es hoy el himno de las calles. Entonces te das cuenta que los temas de hace 30 años atrás siguen estando vigentes”; explicó Vicuña al programa “Sigamos de Largo” de la tevé chilena en enero de 2020, cuando fue estrenada “Pacto de Fuga” en los cines trasandinos y sólo una semana antes del aniversario de los 30 años de la fuga. 

-En distintos posteos en Instagram, mostraste tu apoyo a este despertar de Chile, ¿votaste a Boric?

-No; estaba en Argentina, y estoy inscripto en Chile. Para votar en Buenos Aires había que inscribirse con seis meses de anticipación, debía cambiar el lugar de votación y yo realmente no sabía dónde iba a estar a fin de año, cuando se dieran las elecciones. Tampoco participé en ninguna campaña, porque no sabía si podía viajar. Sí he votado en todas las anteriores elecciones desde que los chilenos recuperamos la democracia. Pero hubiera votado a Boric por la situación en que está el país, Boric es una persona que construye consensos. Así como a (Alberto) Fernández le tocó asumir un gobierno y ahí nomás, debió hacer frente a la pandemia; en el caso de Gabriel Boric, si bien estamos saliendo de la pandemia, o eso esperamos, ir saliendo; encuentra un Chile polarizado, en medio de una crisis humanitaria, con corrupción, con el conflicto con el pueblo mapuche en el sur y la migración masiva por el norte. La verdad, la tarea que tiene por delante para reconstruir este Chile es muy difícil.

-Sobre el conflicto en la Araucanía, el Presidente asumió y horas después envió una delegación de seis ministros a dialogar con los mapuches. Incluso, la caravana encabezada por la ministra del Interior, Izkia Siches, sufrió un atentado cuando desconocidos balearon la comitiva.

-Sí, estos hechos como el ocurrido con la ministra Siches no pueden suceder. La cuestión con los mapuches es muy sensible hay que llegar a una solución; no de la mano de la militarización. Es un hecho muy lamentable que no lo podemos permitir como sociedad.

-En “Papá al rescate” interpretás a Nicolás, un muchacho gay que está a punto de casarse en Chile y debe venir a Argentina al “rescate” de su hija, que quedó huérfana de su madre. La película aborda un tema novedoso, como es la ampliación de derechos, en este caso el matrimonio igualitario aprobado en Chile, en diciembre pasado ¿La agenda social tuvo otro impulso desde 2019?

-Sí, forma parte de ese despertar. Es muy bueno para Chile, y efectivamente que haya una coincidencia con la ficción, hace que estos temas puedan ser amplificados y que sean un aporte.

El sábado 12 pasado, el día siguiente de asumir la Presidencia, Gabriel Boric asistió a la celebración Oración Por Chile en la Catedral de Santiago, invitado por el actual arzobispo, el cardenal Celestino Aós. En el Te Deum estuvieron presentes sus antecesores, Ricardo Ezzati y Francisco Errazuriz, acusados de haber permitido abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica de Chile. Horas después, Boric en una entrevista con CHV cuestionó la presencia de los ex arzobispos: “El haber invitado al señor Ezzati y al señor Errázuriz que tenían altas responsabilidades en la jerarquía de la Iglesia en momentos de graves abusos contra niños, niñas y adolescentes y en donde hubo al menos una negligencia y yo diría que más una complicidad institucional en esconder estos casos es absolutamente inaceptable y quiero ser muy claro porque siempre estas cosas te invitan a decirlo con una suerte de protocolo, sin decir los nombres, pero creo que por respeto a las víctimas esto es importante manifestarlo de manera muy categórica”.

-¿Cómo viste la amonestación que el Presidente hizo sobre la presencia de los ex arzobispos Ezzati y Errazuriz en la Catedral de Santiago?  

-Me parece bien de parte de Boric que tenga la sensatez y la coherencia necesaria en estos temas.

-En dictadura, y en democracia hemos podido ver que el ciudadano chileno promedio está muy politizado…

-Así es, el chileno está politizado, muy politizado. Hay una grieta, como en Argentina, producto de la dictadura. Los chilenos estuvimos y estamos divididos durante muchas generaciones. Y actualmente, la gente está muy politizada. Y en estos días desde que asumió como presidente, Boric se ha mostrado muy bien, sólido. Les llevó tranquilidad a los que no votaron por él, como los empresarios; demostrando que es el Presidente de todos los chilenos y las chilenas.

GM

Etiquetas
stats