Análisis

Se prevén cambios económicos, mientras los mercados festejan

El ministro de Economía, Martín Guzmán

La derrota electoral del Frente de Todos de este domingo presagia cambios en la economía. Más allá del Olivosgate, la inflación y el empleo son las principales preocupaciones de los votantes y el contexto en el que se votó es horrible en términos de actividad, trabajo, salario, precios y pobreza. Pueden cambiar nombres, habrá modificaciones en la política económica. También es seguro que los inversores especulativos festejen la victoria de Juntos por el Cambio.

El día después de las PASO: de la continuidad de Guzmán a los lobos de Wall Street

El día después de las PASO: de la continuidad de Guzmán a los lobos de Wall Street

"Hay que asumir el golpe, pero no se está discutiendo cambios de gabinete sino cómo salimos en unidad y con la agenda de 2019", asegura una alta fuente de la Casa Rosada. Otro albertista teme: "Cristina (Fernández de Kirchner) avanzará con todo". En el gabinete económico reflexionan: "Tenés dos escenarios básicos: pueden creer que se perdió por falta de gasto y potenciar el gasto público y generar algún ruido con la emisión monetaria o pueden creer que se perdió por falta de gestión política y volcarse en un racionalismo. Ni idea qué puede pasar". Un alto funcionario económico no se atreve a confirmar ni negar cambios de elenco: "Hay que esperar. Es complicado".

En el gobierno bonaerense, donde Axel Kicillof aparece como principal consejero económico de Cristina Kirchner, repetían antes de las primarias y ahora: "No hay que dramatizar el resultado de este domingo". Y agregan: "No desesperar. Las elecciones fueron duras para los oficialismos en pandemia en todo el mundo. Hay que estar muy tranquilos para que no aparezca ningún genio del voto a proponer lecturas que le hagan el juego a la derecha: Por ejemplo, apurando un acuerdo con el Fondo (Monetario Internacional). Seguro que habrá que replantear políticas y campaña, pero con tranquilidad".

En el mercado de acciones, bonos y dólar se preparan, mientras tanto, para festejar este lunes por las ilusiones de un cambio político en 2023, pero hay nubarrones. "Más allá de que este lunes suba fuerte la bolsa y se aprecie el peso, acá vamos a un caos cambiario de mediano plazo en la medida en que (el presidente del Banco Central, Miguel) Pesce tome medidas. En 2013 teníamos 15 mil palos de reservas líquidas. Hoy, 3.200", advierte Mauro Mazza, operador de la sociedad Bull Market. Mazza predice que las horas de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía están contadas y duda del futuro de Pesce: "Ahora asume Cristina. Guzmán está cocinado. La Cámpora lo tiene entre ojos desde mayo. Pesce no lo sé. Es probable que el Gobierno se radicalice en algunos temas".

En uno de los principales bancos privados nacionales arriesgan poco: "Seguro aceleran un poco más el gasto". "A nivel mercados, se festeja", opina Pablo Bachur, operador de Tomar Inversiones. Otro colega suyo celebra el resultado liberal: que Ricardo López Murphy y Javier Milei juntos sumaran más votos que Leandro Santoro. Pero los mercados son tan volátiles como el humor político argentino.

AR

Etiquetas