GUERRA EN UCRANIA

La ONU aprobó la resolución sobre violaciones a los derechos humanos en la guerra en Ucrania

Con 33 votos a favor, la Comisión de DDHH de la ONU condenó las violaciones y abusos a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario en la guerra en Ucrania.

elDiarioAR

0

Bajo la Presidencia argentina, a cargo del embajador Federico Villegas, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebró este jueves en Ginebra una sesión especial para considerar el deterioro de la situación de los derechos humanos en Ucrania a raíz de la agresión rusa. En la misma, la Argentina votó a favor de la resolución adoptada por el Consejo en una sesión que terminó con 33 votos positivos, 2 en contra y 12 abstenciones. De esta manera, el órgano de Naciones Unidas reafirmó la necesidad de que los Estados resuelvan sus disputas por medios pacíficos, expresó su profunda preocupación por las víctimas civiles del conflicto y su condena por las violaciones y abusos a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.

Video: soldados rusos matan por la espalda a dos civiles desarmados en Kiev

Video: soldados rusos matan por la espalda a dos civiles desarmados en Kiev

Asimismo, reiteró su exigencia que cesen las hostilidades contra Ucrania y solicitó a la Alta Comisionada que presente una actualización oral sobre la grave situación humanitaria y de derechos humanos en Mariúpol en la 50ª sesión ordinaria del Consejo cuyo inicio está previsto para el día 13 de junio próximo.

En la apertura de la sesión, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, detalló la situación de los derechos humanos en Ucrania y aseguró que su Oficina “sigue verificando denuncias de violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, muchas de las cuales pueden constituir crímenes de guerra”.

La expresidenta de Chile se refirió en particular a las recientes investigaciones llevadas a cabo en las regiones de Kyiv y Chernihiv, con foco en las denuncias sobre ejecuciones sumarias, violencia sexual, desapariciones forzadas y a la destrucción de la infraestructura civil, subrayando que “La única forma evitar mayores violaciones es poner fin a las hostilidades. Ese debe seguir siendo el objetivo principal”.

Por su parte, Erik Møse, titular de la Comisión de Investigación Internacional Independiente sobre Ucrania, se refirió a las actividades del órgano que preside y a la manera en que planea llevar adelante su mandato de investigar todas las violaciones y abusos de los derechos humanos y violaciones del derecho internacional humanitario y delitos conexos en el contexto de la agresión contra Ucrania por parte de la Federación Rusa.

La delegación argentina expresó en su intervención la preocupación por “los informes de la ACNUDH sobre alegaciones de torturas, ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, desapariciones forzadas, violencia sexual y de género, y los desplazamientos masivos de población” e instó “a todas las partes en el conflicto a que respeten el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los refugiados, y en particular los principios de distinción de civiles, proporcionalidad y necesidad en el ataque”, subrayando que no habrá una reparación genuina sin la rendición de cuentas por parte de los responsables de esas violaciones.

Las denuncias de Ucrania

Ucrania y sus aliados denunciaron este jueves ante la ONU una “lista interminable” de atrocidades cometidas por Rusia desde la invasión iniciada el 24 de febrero, en una sesión extraordinaria del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

La reunión fue la primera sobre la invasión rusa a Ucrania desde que la Asamblea General de la ONU suspendió el mes pasado a Rusia del consejo, que tiene sede en Ginebra y que Argentina preside este año por primera vez.

Rusia dijo que el tono del encuentro reflejaba “la demonización” en su contra lanzada por Occidente y acusó a consejo de politizarse.

En la reunión, convocada a petición de Ucrania, los 47 países miembros del Consejo deben pronunciarse sobre un proyecto de resolución que pide una “investigación” de la comisión internacional de la ONU para Ucrania sobre las graves violaciones contra los derechos humanos atribuidas a las tropas rusas. 

Según el texto, estos atropellos se cometieron en las zonas cercanas a las ciudades de Kiev, Chernigov, Jarkov y Sumy entre finales de febrero y marzo de 2022 y la resolución busca “pedir que los responsables rindan cuentas”, informó la agencia de noticias AFP.

“Miles de personas de mi país perdieron la vida. Los bombardeos y los disparos rusos forman parte de nuestra vida cotidiana”, declaró la primera viceministra de Relaciones Exteriores de Ucrania, Emine Dzhaparova, en la apertura de la sesión, en una alocución por videoconferencia. 

La representante denunció actos de tortura, desaparición forzada, violencia sexual y de género. 

“La lista de crímenes rusos es interminable”, denunció antes de mostrar un dibujo hecho por un niño que fue violado delante de su madre en el que se veía unos trazos negros. 

Durante los debates, numerosos diplomáticos aliados de Kiev, pero también funcionarios de la ONU, expresaron su indignación frente al sufrimiento de los ucranianos. 

“La agresión rusa implica el descubrimiento cada día de hechos más macabros”, afirmó el embajador francés Jérome Bonnafont. Su homólogo británico denunció la “brutal campaña” de Moscú. 

La reunión tuvo lugar la misma semana en que una misión humanitaria de la ONU en Ucrania dijo haber documentado violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional en ese país tanto a manos de las tropas rusas como de las ucranianas.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, indicó que su despacho sigue verificando las acusaciones. 

“La extensión de las ejecuciones ilegales, incluyendo los indicios de ejecuciones sumarias en las zonas del norte de Kiev es espeluznante”, expresó Bachelet en la sesión del Consejo, precisando que hasta el momento tiene datos de 300 casos. 

Bachelet también denunció que los habitantes de la sureña ciudad ucraniana de Mariupol sufrieron “horrores inimaginables” durante el mes y medio de asedio y bombardeos anterior a su conquista por el Ejército ruso, el mes pasado. 

El proyecto de resolución pide que se informe sobre la situación humanitaria y de los derechos humanos en Mariupol, en la 50º sesión del Consejo, entre el 13 de junio y el 8 de julio. 

Esta reunión fue la primera consagrada a la invasión rusa a Ucrania desde que la Asamblea General de la ONU suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos, a principios del mes pasado.

Moscú anticipó la suspensión renunciando a su estatuto de miembro del Consejo de Derechos Humanos, pero como Estado conserva el derecho de participar como país observador.

En la sesión de hoy, Rusia tuvo el derecho de pedir la palabra para responder, pero decidió dejar vacía la silla de su país.

Para no dejar el terreno por completo libre a sus adversarios, el embajador ruso ante la ONU, Guenadi Gatilov, publicó un comunicado en el que denunció “la demonización de Rusia por parte del 'occidente colectivo'”, y habló de una investigación que no es independiente y acusó al Consejo se haberse convertido en un foro “para asestar golpes políticos”.

El 4 de marzo, Kiev logró que el consejo adoptara por una aplastante mayoría una resolución para crear con urgencia una comisión investigadora internacional independiente.   

El designado para dirigir la investigación, el exjuez noruego Erik Mose, que fue magistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y presidió el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, indicó que la comisión inició sus trabajos pero que todavía no tiene presupuesto. 

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats