Guerra en Ucrania

“Vamos a sacarnos fotos en cueros como Putin”, bromean los barones del G7 en su cumbre anual de tres días

El jefe de la coalición de gobierno de Alemania, el socialdemócrata Olaf Scholz; el presidente de EEUU, el demócrata Joe Biden; y el primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson. La fotografía, del domingo, ilustra el ambiente jovial de la cumbre de tres días del Grupo de los Siete (G7). Los líderes de las siete mayores potencias industriales pro-occidentales se reunieron en el castillo Elmau (Alpes bávaros), al sur de Alemania, país a quien tocó el turno anual de anfitrión, en medio de expectativas bajas y de protestas.

elDiarioAR


0

En la mesa donde se sientan algunas de las personas más poderosas del planeta, el micrófono abierto permitió escuchar los chistes y las risas de los jefes de gobierno de las siete grandes superpotencias industriales de Occidente. Reunidos en un fantasioso castillo neomedieval, en los Alpes alemanes, los líderes del G7 decían que se iban a sacar fotos en cueros como el presidente ruso Vladimir Putin. Se referían a un famoso álbum de 2010, donde se ve al campeón de judo y ex agente de la KGB pescando en los lagos siberianos y cabalgando por la estepa luciendo sus pectorales con el torso desnudo.

El premier británico fue el más entusiasmado con la idea, y con no demorarse en posar para las cámaras. Aunque menos profesional que el actual presidente de Ucrania, también Boris Johnson era famoso por sus dotes de comediante antes de llegar al Ejecutivo de su país. El político conservador y ex alcalde de Londres pasó rápido de “¿Nos sacamos el saco?” a “¿Nos sacamos toda a ropa?’, festejado, sin ser imitado, por sus colegas centristas y centro-izquierdistas y por el periodismo.

El liberal premier canadiense Justin Trudeau sugiere que lo dejen “para la foto de familia”. El tecnocrático primer ministro italiano Mario Draghi festeja, y aun el presidente centrista francés Emmanuel Macron. El demócrata Joe Biden había sonreído cuando sólo se quitaban el saco. Pero Washington regresó a la seriedad cuando Londres dobló la apuesta, y se vio entonces al presidente de EEUU dirigir la vista a unos documentos que requerían, aparentemente irresistibles, su lectura inmediata. Biden logró mostrarse más reservado que Fumio Kishida, el premier japonés, tradicionalmente muy contenido.

Johnson insiste: “¡Tenemos que probar que somos más duros que Putin!” Y después de Gran Bretaña, la ex colonia francesa e inglesa redobla a su vez la apuesta, y Trudeau suma en la producción fotográfica al noble equino: “Vamos a tener que montar el numerito de la cabalgata con el torso desnudo”. Quedaron, sin embargo, muchos rubros iconográficos sin mencionar, porque el repertorio pop de Putin incluye la caza mayor y menor, el levantamiento de pesas, las artes marciales (no sólo judo), el submarinismo y el paracaidismo.

AGB con diarios y medios

Etiquetas
stats