La Unión Europea limita los beneficios de las empresas eléctricas y el precio del gas

La vicepresidenta Teresa Ribera y la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, el 9 de septiembre de 2022 en Bruselas.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Limitar los ingresos de las empresas energéticas y eléctricas; limitar el precio del gas importado a la UE; reducir la demanda y resolver los problemas de liquidez de las comercializadoras. Son los acuerdos que han alcanzado los ministros de Energía de la UE. A partir de aquí, la Comisión Europea queda emplazada para llevar una propuesta detallada el próximo martes, después de la reunión del colegio de comisarios.

Josef Sikela, ministro de Energía checo, país que ejerce la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, ha explicado: “Me complace anunciarles que los ministros han estado de acuerdo en encontrar una solución urgente y firme para paliar los elevados precios de la energía. El debate no ha sido fácil, pero hemos dado un mensaje claro sobre qué hacer. Ahora sabemos la vía que queremos adoptar: el nivel de precios de la energía y electricidad en la actualidad genera inflación y perjudica la economía europea, debilitando la competitividad y genera tensión social. Hay cuatro ámbitos que los Estados miembros esperan que la Comisión Europea presente medidas legislativas en los próximos días. Los cuatro ámbitos son: limitar los ingresos de los productores de electricidad con bajos costes de producción, con inversión solidaria de empresas de combustibles fósiles; esperamos que la Comisión introduzca una intervención urgente para limitar el precio del gas; también medidas para una coordinada reducción de la demanda de electricidad. Los ministros han pedido medidas también que ayuden a resolver el problema de la liquidez [ayudas de Estado]”.

Las medidas acordadas van en línea con el non-paper, el borrador adelantado por la Comisión Europea el pasado miércoles. Ahora falta entrar en los detalles.

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha declarado tras la reunión: “Los ministros están dispuestos a apoyar una respuesta rápida y coordinada para luchar contra la subida de los precios de la energía. El cambio climático ha aumentado el desajuste entre oferta y demanda, por lo que hay precios altos y las empresas y ciudadanos necesitan protección. Por esto, hemos trabajado para diseñar una serie de medidas que van a ayudar a los consumidores a pagar sus facturas: tenemos que reducir el consumo de electricidad de manera inteligente, sobre todo en las horas punta, queremos un objetivo obligatorio para los Estados miembros. También necesitamos instrumentos que aseguren una distribución justa de los ingresos de los actores de la energía, y que se dediquen para apoyar medidas para bajar las facturas de hogares, empresas e industria”.

Simson ha anunciado: “Pondremos un tope a las renovables, las fuentes con poco carbono, pero no tiene sentido poner un tope a las fuentes con poco carbono y aumentar los combustibles fósiles. Proponemos también un impuesto solidario de estas empresas, para ayudar a los consumidores. La situación es problemática, hay que estabilizar el problema de futuros, y vamos a trabajar con los reguladores bancarios para tener un banco temporal de ayuda para tratar el problema de la liquidez. La Comisión está abierta también para hacer un índice complementario del gas natural licuado. Tenemos un mercado que no refleja la realidad, y hay que bajar los precios del gas en su origen. Estamos pensando en poner un tope al precio del gas ruso y que Rusia deje de tener ingresos a pesar de reducir los suministros”.

“El tope al precio del gas”, ha dicho Sikela, “es lo más complejo que tenemos que decidir. La mayor parte de los países dicen que hace falta fijar un tope, pero necesitamos algo más de tiempo para ver dónde se fija ese tope y dónde se aplica”.

Simson ha explicado que “todas las medidas están sobre el tapete”, pero ha querido enfriar el tope al gas natural licuado: “Podría afectar al suministro en un momento en que queremos sustituir el gas ruso”. Simson también ha despejado el debate sobre los derechos de emisiones (ETS): “Este no es el formato de ministros, ha de tratarse en el consejo de medio ambiente. Podemos decir que se necesitan ajustes. La propuesta de medidas que se han hecho suponen una intervención de emergencia y a corto plazo para los problemas actuales, pero es necesario un ajuste del diseño del mercado a medio plazo, para tener un sistema distinto con una parte mayor de renovables, el enfoque centralizado, y se va a presentar una propuesta legislativa y esperamos que el trabajo estará disponible a principios del año que viene”.

El Gobierno húngaro, representado por su ministro de Exteriores en la reunión de Energía, ha expresado su oposición a intervenir el gas ruso, que ha calificado de “absurda”.

Etiquetas
stats