Guerra en Ucrania

La UE prepara “con urgencia” nuevas sanciones contra Rusia por “las atrocidades cometidas en Bucha”

El alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell.

Andrés Gil

elDiario.es —

0

La Unión Europea prepara, “con carácter urgente”, nuevas sanciones contra Rusia a raíz de las “atrocidades” cometidas en Bucha, cerca de Kiev. Las imágenes de los cadáveres en el suelo, maniatados, comenzaron a difundirse este domingo y han sido reproducidas por los medios de comunicación de todo el mundo. Las autoridades ucranianas, la UE y EEUU señalan a las tropas rusas como las causantes, en su retirada de la localidad, de los asesinatos de inocentes.

Europa y EEUU piden investigar los "crímenes de guerra" de Rusia en Bucha y plantean más sanciones

Europa y EEUU piden investigar los "crímenes de guerra" de Rusia en Bucha y plantean más sanciones

Este miércoles se reúnen en Bruselas los representantes de los 27 ante la UE, y tendrán sobre la mesa la posibilidad de nuevas sanciones, además de medidas para garantizar que las que ya están aprobadas se cumplan efectivamente. Entre las sanciones que aún no se han impuesto está el corte de las compras de gas y otros combustibles fósiles a Rusia, por temor al efecto bumerán en países muy dependientes como Alemania o Hungría. Una medida que ha anunciado Lituania de forma unilateral y que también está pidiendo Polonia.

El Alto Representante de la UE para la Cooperación y la Seguridad, Josep Borrell, ha emitido este lunes un comunicado, en nombre de los 27, “sobre las atrocidades rusas cometidas en Bucha y otras ciudades ucranianas”.

“Las imágenes terribles de un gran número de fallecidos y víctimas civiles, así como la destrucción de infraestructuras civiles, muestran el verdadero rostro de la brutal guerra de agresión que Rusia está librando contra Ucrania y su pueblo”, afirma Borrell: “Las masacres en la localidad de Bucha y otras localidades ucranianas quedarán inscritas en la lista de atrocidades cometidas en suelo europeo. Las autoridades rusas son responsables de estas atrocidades, cometidas mientras tenían el control efectivo de la zona”.

Rusia, por su parte, habla de “provocaciones de los radicales ucranianos en Bucha” y afirma que los “crímenes del régimen de Kiev” en Bucha están concebidos para “frustrar las negociaciones de paz y escalar la violencia”.

“Estas áreas [Bucha] estaban bajo el control de los agresores rusos, no había nadie más que pudiera cometido estas atrocidades. Pero para hacer que los responsables rindan cuentas debe haber una investigación”, afirma el portavoz de la Comisión Europea Peter Stano: “A la luz de los acontecimientos recientes, los Estados miembros volverán a discutir sanciones y está en sus manos decidir. Pero hay una determinación por parte de la Unión Europea de continuar con las sanciones, porque a pesar de eso la maquinaria de guerra de Putin sigue con sus atrocidades. Las sanciones son progresivas, aumentan cuando la situación sobre el terreno lo requiere. Pero también pueden disminuirse cuando ya no concurran las causas de la sanción. Cualquier decisión sobre sanciones está en manos de los Estados miembros”.

Según el portavoz comunitario, “las sanciones no son el único instrumento, deben verse en el contexto de otras medidas de apoyo a Ucrania en una serie de áreas, como la militar, la humanitaria, la economía, y el aislamiento internacional del régimen de Putin y del Kremlin, lo que aumenta la presión internacional”.

En relación con el “aislamiento internacional” de Putin, la Comisión Europea explica: “Las instituciones europeas no están dando instrucciones a los líderes europeos sobre quién deben hablar o no con Putin. Es una decisión soberana de cada Estado miembro y su líder decidir con quién está hablando. Pero, en general, aislamiento y sanciones no significa mantener a alguien incomunicado. El diálogo es la prioridad, y tratamos de mantener el mayor tiempo posible los canales de comunicación abiertos. Putin es la fuente del problema: si se desea resolver el problema, debe poder comunicarse con Putin. Y esta comunicación está abierta a través de varios canales y a través de varios líderes”.

El jefe de la diplomacia europea afirma que “los autores de crímenes de guerra y otras violaciones graves, así como los funcionarios gubernamentales y líderes militares responsables, rendirán cuentas”. En este sentido, “la Unión Europea apoya todas las medidas para garantizar la rendición de cuentas por las violaciones de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario en Ucrania por parte de las fuerzas armadas rusas”.

En particular, la UE “apoya plenamente la investigación iniciada por el fiscal de la Corte Penal Internacional sobre crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, así como la investigación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. La UE está colaborando con el fiscal general de Ucrania y la sociedad civil en la recopilación y preservación de las pruebas de los crímenes de guerra”.

Además, Borrell añade: “La UE seguirá apoyando firmemente a Ucrania y avanzará, con carácter de urgencia, en el trabajo sobre nuevas sanciones contra Rusia. El presidente Putin debe detener esta guerra de inmediato y sin condiciones”.

¿Es un genocidio? En eso, Bruselas se muestra cauta. “Cuando se trata de términos como genocidio, las instituciones europeas básicamente no lo usan ni lo definen”, explica el portavoz de Borrell, Peter Stano: “Hay una definición legal para el genocidio. Lo que es importante para nosotros es estar al tanto de lo que está pasando, que haya una investigación adecuada por parte de los órganos que son más apropiados para ello. Toda la invasión y toda la agresión contra Ucrania ya son ilegales, la Corte Internacional de Justicia, el máximo tribunal de la ONU, decidió que no hay razones para esta invasión, que es ilegal y debe detenerse. Hemos visto pruebas de atrocidades y crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas en suelo ucraniano”.

Presión internacional

La comunidad internacional pidió este domingo investigar “rápidamente” los supuestos “crímenes de guerra” perpetrados por las fuerzas rusas y “castigar” a los responsables. Autoridades de la Unión Europea y miembros de los gobiernos de EEUU, Alemania, Francia, España, Italia y otros países europeos han exigido este domingo que se detalle lo ocurrido en Bucha, al norte de Kiev, y otras localidades que fueron ocupadas por el Ejército ruso después de que Ucrania mostrara imágenes de cadáveres de civiles tirados en las calles y apilados en fosas comunes.

“Las autoridades rusas deberán responder por esos crímenes”, ha coincidido el presidente francés Emmanuel Macron. “El asesinato de civiles es un crimen de guerra”, dijo el canciller alemán, Olaf Scholz, quien anunció “coordinación con aliados para nuevas medidas contra el presidente Putin y sus seguidores”, así como que “Ucrania recibirá más armas”.

EEUU ha ido más lejos y ha afirmado que tiene pruebas de que las tropas rusas son las autoras de los asesinatos de civiles. “Hemos concluido que las fuerzas de Rusia han perpetrado crímenes de guerra”, ha afirmado Ned Price, portavoz del Departamento de Estado. “Sospecho que veréis muy pronto la aplicación de presión adicional”, ha explicado al ser preguntado por la posibilidad de que EEUU aplique más sanciones a Rusia en respuesta por lo ocurrido al norte de Kiev.

Varios dirigentes de la Unión Europea también han condenado los hechos este domingo. Tanto el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, como la titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han calificado las imágenes que han trascendido de “atrocidades” y han afirmado que la UE ayudará a reportar las pruebas para presentarlas ante los tribunales internacionales.

La Fiscalía general de Ucrania ha cifrado este domingo en 410 el número de cadáveres de civiles recuperados hasta ahora en los suburbios del norte de Kiev tras la retirada de las tropas rusas. “410 cuerpos de civiles asesinados”, ha denunciado la fiscal general Iryna Venediktovak, según recoge la agencia Ukrinform. “Los fiscales y otros especialistas han examinado por el momento 140 de ellos,” ha agregado, explicando que los investigadores están cooperando con la población local en busca de testigos, víctimas y pruebas gráficas como fotos o vídeos.

Etiquetas
stats