En modo campaña, el Presidente inauguró viviendas, recordó a Evita y le apuntó a la oposición

Alberto Fernández entregó en la ceremonia las llaves de su vivienda a familias beneficiarias del Desarrollo Urbanístico de Plan Procrear de la localidad de Merlo.

elDiarioAR

0

El presidente, Alberto Fernández, afirmó este lunes que "hay formas de ver la política y de encarar el futuro: algunos casi celebraban las muertes y nosotros hacíamos lo imposible por evitarlas y trabajamos incansablemente" para superar la pandemia de coronavirus.

Quiénes son los constructores que más obras ganaron con el gobierno de Kicillof

Quiénes son los constructores que más obras ganaron con el gobierno de Kicillof

Fue durante un acto de entrega de viviendas del Plan Procrear, en el partido bonaerense de Merlo, acompañado por el gobernador Axel Kicillof y los flamantes candidatos para las elecciones legislativas en provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan.

En el comienzo de su discurso, el mandatario se preguntó "por qué alguien quiere privar a 11 mil familias de sus casas", al aludir al programa lanzado en 2014 por el gobierno de Cristina Kirchner y "abandonado" en la gestión de Mauricio Macri. "El 70% de la obra pública estaba paralizada y habían dejado de pagar todo", remarcó el Presidente, y agregó "Cambiemos dejó a la Argentina sin infraestructura".

"Es el Estado el que hace que una vivienda sea accesible porque el mercado no lo hace", continuó, y reivindicó el mensaje de Eva Perón de validar los "derechos que se merecen".

"No todo es lo mismo en política. Hay quienes creemos que el Estado tiene que estar muy presente, para que todos se puedan desarrollar. Y hay otros que esperan que todo lo resuelva el mercado. Y lo hacen con la Salud, con la Educación o con la Vivienda", aseguró.

Asimismo, Fernández afirmó que lo "impresiona cuando mira para atrás lo que nos pasó, cómo ocurrieron las cosas, y además fueron votados dos veces. Y me pregunto por qué alguien puede privar a 11 mil familias de tener su casa, como pasó en los años anteriores. Me imagino que querían que nadie habite las casas que hizo Cristina, para que no lo recuerden. Y estas casas se hicieron para que miles de personas tengan una vivienda para sus familias, ¿qué me importa quién hizo las casas? No son casas de Cristina o de Alberto, son las casas de ustedes.

En otro pasaje de su discurso, que sucedió a las palabras del gobernador Axel Kicillof, el Presidente consideró que, cuando asumió su coalición, "el 70% de la obra pública estaba parada. Inventaron un sistema de Participación pública y privada, y descubrimos que estaban gastando 3 veces más que lo que las obras costaban. Dejaron a Argentina sin infraestructura, sin puentes, en Salta había un problema de desnutrición por falta de agua para los chicos, y no denunciamos a nadie, nos pusimos a trabajar", dijo, al tiempo que agregó: "Detrás de estas casas hay infinidad de trabajadores que permiten que se hagan esas casas. La obra pública y la construcción de viviendas dan mucho trabajo para miles de personas".

Acto seguido, Fernández arremetió contra la oposición por la deuda externa: "En un minuto y medio nos anunciaron que nos endeudábamos por 57 mil millones dólares. Eso significó 25 mil pymes cerradas, pobreza, hambre, casas sin terminar… En total, le dejaron al país una deuda cercana a los 70 mil millones de dólares, que tuvimos que negociar con firmeza para lograr que en una década el país ahorre más de 30 mil millones de dólares”. Y agregó: "Son los mismos que ahora me quieren contar cómo tenemos que negociar con el Fondo".

Con respecto a la pandemia y la vacunación, el mandatario se refirió a quienes "celebraron las muertes y nosotros hicimos lo imposible para impedirlas. Y salimos a construir hospitales, a comprar respiradores, a poner camas de terapia intensiva, porque a los anteriores no les importaba. Y además tuvimos que negociar con acreedores por la deuda que nos dejaron. Y negociamos pensando en los argentinos, con firmeza, como negociamos la contratación de vacunas, y fuimos de los primeros en empezar a vacunar y ahora somos de los que más rápido avanzamos. Y me dicen que estamos quedando mal con los laboratorios. A mí me daría vergüenza quedar mal con los argentinos. Lo hacemos por los argentinos”, consideró.

Según Fernández, la Argentina está "vacunando a todos y a todas. Empezamos con los más frágiles, los adultos mayores. Los cuidamos cuando les pedimos que se queden en casa, los cuidamos con la campaña de vacunación y cuando hicimos gratis sus medicamentos. Y ahora empiezan a vacunarse los más jóvenes. Porque todos soñamos vivir la vida que queremos, abrazarnos, compartir con los amigos y nuestras familias, volver al colegio, al fútbol, al asado", argumentó.

Además, repitió que el fin de la pandemia está próximo por la campaña de vacunación y se metió de lleno en la pulseada electoral de este 2021: "Cuando tengamos la oportunidad de cruzar esa puerta de salida, que la vacuna nos puso tan cerca, ¿qué vida vamos a querer? ¿Una que entre la vida y los bancos elija a la gente o a los bancos? ¿Un país donde estudiar en la educación pública sea una desgracia o un orgullo? ¿Qué vamos a hacer? ¿Cerrar colegios y universidades o seguir abriéndolos? ¿Queremos un Estado que recomienda enamorarse de los funcionarios del FMI o el que se planta, se pone de pie y le dice que no hará sufrir a los argentinos? Nosotros vamos a seguir abriendo escuelas porque la educación y la inteligencia son las que hacen un país más rico, promoviendo la ciencia y la tecnología. Nos criaron así. Somos los hijos de Perón y Evita, que se les había ocurrido reconocerle derechos a quienes nunca se les reconocieron. Somos los hijos de ese Perón y esa Evita que dijeron que el Estado tenía que estar presente. Los méritos están bien si todos tienen las mismas oportunidades, y para eso se necesita un Estado que iguale oportunidades, las mismas para poder desarrollarse", reflexionó.

Para cerrar, recordó al expresidente Néstor Kirchner: "Cuando él decía 'ayuden a este pobre pingüino', porque recibió al país dado vuelta, yo le decía que no podía pedirle a la gente que lo ayude, porque él era el presidente. ‘Es que necesito que me ayuden’, me decía. Y tenía razón. Yo necesito que me ayuden, para poder hacer el país que todos y todas queremos. Los convoco a la épica del día después, a tener confianza en la recuperación de la Argentina", concluyó.

El plan de viviendas

Las viviendas entregadas en Merlo forman parte de un proyecto que comprende casi 400 unidades habitacionales, así como créditos para la construcción de la línea Casa Propia.

Acompañaron al presidente el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y el intendente local, Gustavo Menéndez, además de los candidatos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan.

El jefe de Estado entregó en la ceremonia las llaves de su vivienda a familias beneficiarias del Desarrollo Urbanístico de Plan Procrear de ese municipio, que en una primera etapa estará habitado por 120 de las 375 unidades funcionales que comprenden el proyecto.

También se firmaron préstamos a tasa cero para la construcción de la línea Créditos Casa Propia a las familias que fueron seleccionados a través del sorteo del mes de mayo, quienes recibirán la certificación para poder comenzar a construir sus nuevas viviendas.

Además, se rubricó con el intendente de la ciudad entrerriana de Concordia, Alfredo Francolini, el acta para comenzar a construir un Desarrollo Urbanístico Procrear II que prevé la realización de 602 casas con una inversión de aproximadamente 4.000 millones de pesos.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas