Schiaretti y tres gobernadores "amigos" compiten por fuera del Frente de Todos

Alberto Fernández junto a Juan Scharetti, durante una actividad en Córdoba

Sin sorpresas, Juan Schiaretti, propietario de la franquicia PJ en Córdoba, anotó un frente electoral propio, ajeno al Frente de Todos (FdT) y terminó de fulminar el siempre improbable escenario de la unidad panperonista en ese distrito que compite con Mendoza en el torneo -imaginario, irónico pero a la vez fáctico- por ser la capital del antikirchenrismo.

La novedad está, como siempre, bajo la superficie: no por las tensiones en torno al sello nacional sino por la mirada que hay en Casa Rosada sobre el ensamble cordobés, que según sus números se encamina a quedar tercero, lo que implicaría perder un senador, y la definición de una táctica de acuerdo, algo así como cordialidad fría.

"Hay que acordar con el Gringo, fijar algunos puntos de acuerdo, ordenar todo con sus sucesores", apunta un operador del FdT que, si bien admite que el cordobesismo en temas sensibles mezquinó sus votos en Diputados, es un espacio con el que se puede negociar, a diferencia de Juntos por el Cambio (JxC). "No nos conviene debilitar a Schiaretti", teoriza.

"Es lo que se viene haciendo hace 15 años y así nos va", objeta un dirigente cordobés y enumera una lista larga de figuras que fueron candidatos de las distintas marcas K y terminan, luego, cooptados por el schiarettismo. La teoría de que la tirria personal entre Schiarreti y Cristina Kirchner explica el comportamiento del gobernador parece ingenua: la resistencia todo lo que huela a K se corporizó a tal punto que es difícil determinar si el gobernador lo patrocinó o simplemente lo percibió y trató de sacarle rédito.

En Córdoba hubo, sobre la hora, un tironeo por un partido: en el frente Hacemos por Córdoba (HxC) se sumó Compromiso Federal, que pertenece al gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá, pero hubo una presentación porque el partido está intervenido.

Hacemos por Córdoba, una template que registró Guillermo Seita y ofreció a dirigentes del PJ y del PRO -a Omar Perotti en Santa Fe, a "Camau" Espinola en Corrientes, a intendentes macristas en el conurbano- consolida la autonomía del PJ cordobés que, desde hace tiempo, opera en clave local y por fuera de los parámetros que fija el partido nacional. Enfrente, el FdT anotó una alianza de nueve partidos.

El cierre de alianzas de este miércoles -en rigor, el plazo se estimó hasta las 9 AM del jueves- aporta otras novedades sobre el PJ. En dos provincias, Salta y Misiones, la franquicia provincial del partido responde a los gobernadores y podría no formar parte del FdT. En el distrito que gobierna Gustavo Sáenz el PJ lo preside Miguel Isa -hay, además, elecciones internas el 15 de agosto próximo- y se buscó un acuerdo que el frentetodismo rechazó con el argumento de que el gobernador quería poner candidatos en las boletas del FdT y de JxC.

FInalmente, no hubo acuerdo y derivó en un hecho insólito: se anotaron dos alianzas con el nombre Frente de Todos, una integrada por los partidos que formaron ese sello en 2019 y otro por el PJ que responde a Sáenz y partidos provinciales, que tiene como cobertura genérica la marca Gana Salta. La Justicia electoral deberá resolver ese entuerto que, todo indica, dependerá de la validación de la Casa Rosada que es la que tiene registrado el nombre FdT.

"La decisión política es estar enfrente de Sáenz", avisan en Gobierno y apuntan a la desconfianza que genera el gobernador. Hacen circular, además, un video donde el mandatario dice que su límite es Cristina Kirchner. Esa línea indica que, más allá del nombre, el espacio de Sáenz terminará con su PJ en un armado paralelo al del oficialismo nacional.

Hay, así y todo, una matriz. Un grupo de funcionarios de su gobierno, tiene su propio núcleo y negoció para integrarse a la boleta de JxC, pero como no pudieron anotaron una alianza que llamaron Unidos por Salta

Sueltos

En Misiones, el PJ está presidido por el diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl y se integró al Frente Renovador de la Concordia, el sello electoral del provincialismo que gobierna la provincia, ahora a través de Oscar Herrera Ahuad, y con el presencia de Carlos Rovira. El FdT anotó su propia marca e irá, como ocurrió en las provinciales del 6 de junio pasado, con candidatos propios.

Ahuad, más allá de su marca provincial y su identidad local, figura en el scrum de gobernadores "amigos" de la Casa Rosada. Fue, de hecho, uno de los que se sumó en la campaña a los distintos episodios electorales de los Fernández y sigue en el cajón de arena de Olivos marcado como un provincial aliado. El Frente Renovador misionero tiene su bloque en Diputados que funciona casi en interbloque con el FdT. En el Senado, el ex gobernador Maurice Closs integra la bancada oficial.

Otro suelto, pero sin el PJ, es Mariano Arcioni, el gobernador de Chubut, que también es orbital del peronismo pero tiene un nexo más profundo por su relación con Sergio Massa. Arcioni tiene el partido Somos Chubut y buscó partidos para anotar un frente llamado Primero Chubut. Al margen, el PJ inscribió el Frente de Todos (FdT), movimiento que presenta como dato interesante la incorporación del Partido Cultura, Educación y Trabajo, de Hugo Moyano. En Chubut hay un referente de peso de ese gremio, Jorge Taboada, que estuvo asociado a Arcioni en el proyecto para autorizar la minería que naufragó por rechazo del PJ.

Para el FdT es un distrito clave porque actualmente los tres senadores chubutenses integran el bloque oficial. Se discutió si lo conveniente era la unidad de todos los sectores, el PJ y Arcioni, pero finalmente se resolvió competir por separado. El gobernador ya tiene candidato a senador: el ministro de Seguridad Federico Massoni.

En tanto, un gobernador que en 2019 compitió por fuera del FdT, en esta elección se termina integrando. Se trata de Gustavo Melella, de Tierra del Fuego, que participó con el partido FORJA que este miércoles se integró, junto al PJ, en el FdT fueguino que integran también el Partido Solidario de Carlos Heller, el Partido de la Victoria y el Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella, entre otros.

PI

Etiquetas
stats