Fernández define el cambio en Defensa y está todo listo para que asuma Zabaleta en Desarrollo Social

Presidente Fernández. Aislado en Olivos, define qué hacer con los cambios en el Gabinete.

0

En la burbuja de Olivos, Alberto Fernández define cómo destrabar el expediente Defensa, ministerio que deberá renovar luego de que Agustín Rossi se subió a la primaria de Santa Fe. Recluido hasta, de mínima, hasta el jueves, el Presidente no podrá avanzar en la conversación mano a mano imprescindible con quien se haga cargo de esa cartera. En Olivos y en Casa Rosada dicen que el nombre no está definido y, deslizan, que "no debe ser urgente".

La demora es producto, además del aislamiento por el viaje a Perú para la asunción de Pedro Castillo, de que para Fernández, con la PASO santafesina, se abrió un frente que no tenía previsto: hacer un recambio en Defensa y hacerlo de inmediato. Aunque el Presidente, al igual que otros referentes del Frente de Todos (FdT) promovían a Rossi en Santa Fe, en ningún escenario se contempló que aun siendo candidato, al reemplazo deba ser tan rápido.

A eso se le suma otro elemento. Desde Perú, Fernández dijo que los candidatos deberían dejar sus cargos: citó a Victoria Tolosa Paz, al ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo y a Rossi. Detonó, de rebote, otros ruidos que se potenciaron con la renuncia que presentó la massista Marcela Passo, secretaria en Transporte, que está tercera en la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. El efecto dominó, indeseado, rebotó en otras provincias, particularmente dos: en Córdoba, donde es candidato el secretario de Obras Públicas Martín Gill y en Entre Ríos donde Enrique Cresto, titular del ENOHSA, encabeza la boleta. Los dos presentaron su renuncia a Gabriel Katopodis.

El ruido en Defensa tuvo otro coletazo: dejó en stand by el recambio en Desarrollo Social, donde está definido que asuma Juan Zabaleta, el intendente de Hurlingham. El alcalde tiene todo resuelto para hacerse cargo de esa cartera incendiaria y acordó la licencia en su distrito donde asumirá Damián Scelsi, un dirigente de La Cámpora. Ese trámite fue parte de un pulseo y una negociación de primer nivel entre Zabaleta y Máximo Kirchner: allanó la llegada del camporista, el otro no vetó la entronización del intendente en el gabinete de Fernández.

Lo de Desarrollo está allanado, aunque falta una última charla entre Zabaleta y el presidente. A pesar de eso, por la demora en resolver Defensa, se dilata la jura del intendente. Este martes, dos fuentes consultadas por elDiarioAR indicaron que el recambio podría hacerse en dos etapas: que en los próximos días., se haga el recambio en Desarrollo y quede para la semana próxima lo de Defensa.

Tiene, detrás, una lógica: el Gobierno apuesta a que la tensión en Santa Fe vaya bajando y termine, luego, encapsulada a la cuestión local sin tener efectos ni coletazos sobre el escenario nacional. "Hicimos un buen esfuerzo para un cierre ordenado en todo el país, no podemos "nacionalizar" la interna santafesina", plantea un operador aunque la dimensión de los actores, complica que se diluya el frente político. En definitiva, es un duelo entre un ministro y un gobernador.

El lunes, Fernández envió un video grabado a la presentación de la lista que patrocina Omar Perotti, con Marcelo Lewandowski como primer candidato a senador y la cristinista María de los Ángeles Sacnun, de número dos. En Rosada le bajan el tono a la hipótesis de que Germán Montenegro, asuma en lugar de Rossi. Sería un doble golpe para el ministro: Montenegro es viceministro de Seguridad de Perotti, lugar al que llegó de la mano de Marcelo Saín pero donde se mantuvo a pesar de la renuncia del exministro.

También se diluyó la tesis de que sea Sabina Frederic, la actual ministra de Seguridad. "Rossi y Nilda Garré, cuando asumieron en Defensa, no tenían experiencia en la materia así que eso de que solo puede ser ministro alguien que tenga experiencia es discutible", interpretó un funcionario. De ahí, que haya ganado algún volumen que el cargo lo pueda ocupar Daniel Scioli, que hasta días atrás no había tenido ninguna oferta pero que, trasmite, se siente cómodo en la embajada en Brasil.

Se mencionó, como variable, que quede al frente de la cartera un dirigente cercano a Rossi, una especie de continuidad transicional, casi una salvaguarda para que si pierde la PASO, el santafesino pueda volver a integrarse al equipo de Fernández. En Peú, aun después de plantear la "manda ética de las renuncias", el Presidente insistía en elogiar a Rossi, valorar su rol y hacer, incluso, una consideración elogiosa de su figura política.

El dealine formal es el 18 de agosto, cuando comienza al prohibir de actos públicos. En esa fecha, sería "incompatible" que un ministro siga en funciones siendo candidato.

PI

Etiquetas
stats