SANTIAGO BAUSILI

Procesaron al exsecretario de Finanzas de Macri por la contratación del Deutsche Bank en el “megacanje II”

Caputo y Bausili se desempeñaron en la cartera de Finanzas durante el gobierno de Macri.

El juez federal Sebastián Casanello procesó este lunes al exsecretario de Finanzas Santiago Bausili en una causa por supuestas negociaciones incompatibles y ordenó trabar un embargo de sus bienes personales hasta cubrir los $10 millones, confirmó una fuente judicial del caso a elDiarioAR. La causa contra el exfuncionario se centra en la elección del Deutsche Bank, ex exempleador de Bausili, para colocar deuda en 2016, durante la gestión de Mauricio Macri. 

Para la emisión de instrumentos de deuda pública del llamado “megacanje II”, el Ejecutivo designó en 2016 a seis bancos privados de capitales internacionales como “colocadores conjuntos”, explicó una fuente con acceso directo al expediente. Dichos bancos ganarían el 0,12% del monto total de deuda que se colocaría en el mercado: US$7.000 millones. Una de esas entidades bancarias fue el Deutsche Bank, que empleó a Bausili hasta justo antes de su ingreso en la función pública. El banco de origen alemán ganaría gracias a dicha designación unos US$8,4 millones, según resaltó el juez en el procesamiento.

Por eso, el fiscal Federico Delgado, que tiene delegada la investigación, le reprocha al exfuncionario haber intervenido en las negociación para contratar a esta entidad bancaria. Este lunes, el juez Casanello determinó que Bausili debió abstenerse de intervenir en seis expedientes administrativos y todos los asuntos relacionados con el Deutsche Bank debido a su relación laboral inmediatamente previa con el banco, a la cesión de acciones de la entidad tras su desvinculación y al cobro de bonos por su desempeño en la entidad.

El juez determinó que todas las acciones llevadas a cabo por el funcionario con respecto a este banco estaban prohibidas por ley. La abstención de intervenir en todos los asuntos que tuvieran vinculación con esa empresa era por al menos tres años, como marca la Ley de Ética Pública. 

En la causa, el fiscal también sostuvo que Bausili cobró bonos del banco pendientes de pago en "manera simultánea" a las decisiones tomadas en la función pública. Por eso, el juzgado consideró que Bausili debió abstenerse de intervenir incluso durante todo su paso por la función pública y hasta septiembre de 2021, ya que a través del cobro de los bonos del banco, el entonces funcionario siguió relacionado con la empresa hasta septiembre de 2018. 

Basuli había informado en sus declaraciones juradas como funcionario público que cobró esos bonos en forma de acciones del banco en enero de 2016, al desvincularse del Deutsche Bank. La entidad le dio 13.025 acciones que cotizan en la bolsa de Nueva York a US$13,80 cada una, en cuotas, que terminó de cobrar en el mes de septiembre de 2018. 

El Deutsche Bank fue absorbido en Argentina por el banco Comafi en 2017. Ante la consulta de elDiarioAR en diciembre último sobre la posición de la entidad frente a la causa judicial, voceros de la entidad bancaria sólo respondieron que Comafi compró las acciones de la filial argentina del Deutsche Bank con posterioridad a la desvinculación de Bausili. 

Bausili fue empleado del Deutsche Bank entre 2007 y 2016. Se desempeñó como director del área “Latin American DCM en Treasury Solutions”. Afirmó en su indagatoria que los montos percibidos por los bonos que le pagó el banco durante 2016, 2017 y 2018 se debían a su trabajo durante los años anteriores, cuando aún no estaba en la función pública.

Casanello sostuvo que el caso excedería un mero conflicto de interés, explicó una fuente judicial del expediente. Según el juez, Bausili intervino en los expedientes administrativos del Deutsche, entre otras medidas, al librar notas dirigidas al Banco central. Además, recibió una carta del presidente del banco alemán y mantuvo reuniones (algunas de ellas en soledad) con ejecutivos del banco durante los últimos meses de 2016 y hasta mediados de 2017. El juez destacó que incluso algunos de los representantes de banco conocían a Bausili de su paso por la entidad.

Bausili sostiene que sus intervenciones en los expedientes fueron meras comunicaciones administrativas o pases administrativos con posterioridad a la decisión de su superior, Luis Caputo, de designar formalmente a los bancos en la colocación de deuda. También sostuvo que las reuniones con los directivos del Deutsche Bank fueron anotadas por él en el registro de audiencias oficial, por lo que no buscó ocultarlas y que trataron temas de actualizaciones de mercado, por lo que interpretó que no debía excusarse. También dijo que las reuniones tuvieron lugar meses después del acuerdo con los hold-outs.

Dos reuniones clave   

Susana Casillas, entonces directora de la Oficina Nacional de Crédito Público, debió declarar en el expediente sobre estas reuniones, informó una fuente con acceso al expediente. La funcionaria afirmó que en la primera de las reuniones entre ejecutivos del banco y Bausili se discutió sobre la situación económica financiera y las posibilidades de Argentina para emitir deuda en el mercado internacional, lo cual implicaba que los bancos expliquen sus propuestas al Estado.

Casillas también declaró, según reprodujo la fuente,  que representantes del Deutsche Bank solicitaron una de las reuniones con Bausili para explicar posibles vías de financiamiento. 

Según consta en el procesamiento dictado por Casanello, fue después de esas dos reuniones clave que el Ministerio de Finanzas resolvió en enero del 2017 la colocación de los bonos internacionales en dólares por US$7.000 millones designó para dicha tarea a los bancos BBVA, Deutsche Bank, Citi, Santander, HSBC y JP Morgan. Cada uno de ellos ganaría 0,12% del monto colocado; US$8,4 millones.

Las respuestas de Bausili

El abogado de Bausili, Matías Cuneo Libarona, planteó en el expediente que los hechos por los cuales se investiga a Bausili ya fueron objeto de otro expediente en el juzgado de Claudio Bonadio, en el que su cliente fue sobreseído, una decisión revocada por la Cámara Federal porteña en febrero de 2020. El defensor también dijo que el Deutsche Bank fue colocador de bonos de la deuda en distintos gobiernos y no sólo durante la gestión de Mauricio Macri.

Durante su indagatoria vía zoom, realizada en diciembre último, Bausili accedió a responder más de 100 preguntas y negó los cargos. 

Bausili sostuvo que dejó de asistir al Deutsche Bank a fines de noviembre de 2015 y que ya tenía planeada su desvinculación antes de asumir en la función pública porque el banco le había ofrecido un traslado a Nueva York, que el funcionario declinó por razones familiares. Durante la indagatoria, agregó que un día antes de ingresar a la función pública, se desvinculó formalmente del banco ante escribano, según consta en la causa, el 25 de enero de 2016.

Bausili comenzó a excusarse de intervenir en cuestiones ligadas al Deutsche Bank luego de que la Oficina Anticorrupción le advirtiera que estaba incurriendo en una irregularidad, según informó el organismo de control en el expediente.

El exfuncionario declaró que no tenía facultades para designar a los bancos colocadores de deuda y explicó que fue su superior, Luis Caputo, quien lo hizo. Durante la ronda de preguntas, el juzgado preguntó por los ejecutivos del Deutsche Bank que concurrieron a las reuniones con Bausili. Entre ellas, mencionó a un exsocio de Caputo en la empresa Axis, a quien dijo conocer de su paso por la banca.

El rol de Caputo

Al momento del canje de deuda de 2016, Bausili se desempeñaba como subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas, bajo la gestión de Luis Caputo, otro exempleado del Deutsche Bank. Poco después, en 2017, Bausili asumió como Secretario de Finanzas y fue Caputo quien terminó suscribiendo el acuerdo con los bancos. 

El rol de Caputo también está bajo investigación en la causa, aunque su situación es diferente debido a que su relación directa con la entidad es bastante anterior a su llegada a la función pública. Tanto Caputo como Bausili niegan haber cometido irregularidades o haber intentado favorecer los intereses de su exempleador o los propios, según fuentes de sus defensas. 

ED

Etiquetas