De Vido dijo que el Gobierno tiene un “alineamiento estratégico con EEUU” y “trata de ser progresista, pero no lo es”

Julio De Vido, exministro de Planificación Federal

elDiarioAR


0

El exministro de Planificación Julio De Vido, condenado a 5 años y 8 meses de prisión por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública en la causa por la tragedia de Once, consideró hoy que el gobierno de Alberto Fernández tiene un “alineamiento estratégico con EEUU” y que “trata de mantener cierto sesgo progresista, pero no lo es”.

“Yo no creo que el Gobierno no tenga programa, puede tener una gestión disoluta, algunos ministros pueden no ser hábiles, pero hay un programa que trata de conducir el Secretario de Planeamiento Estratégico Beliz”, señaló De Vido en declaraciones a radio Cooperativa. “Es el alineamiento estratégico con EEUU y, de alguna manera, al plan de dominación que tiene en el continente”, agregó.

“El Gobierno trata de mantener un cierto sesgo progresista, pero no lo es. Yo no soy progresista, creo que terminan siendo funcionales a la derecha”, consideró, y sumó: “Me da la sensación de que las ideas nacionales y populares están hibernando, más que dormidas, en un sueño muy profundo”.

A la vez, dijo que se está lejos de “volver a tener una sociedad organizada, con el trabajador como protagonista”. “Desde el Gobierno y algunas de las organizaciones sociales hay una suerte de pobrismo, como un negocio de atender las necesidades básicas insatisfechas de la gente, que lleva a un proceso de despolitización. El mejor ejemplo fue la relación de ciertos sectores del Movimiento Evita con la ministra Stanley”, dijo, en relación a la exministra de Desarrollo de la Ciudad de Buenos Aires entre 2011 y 2015.

De Vido contó que nunca habló con Alberto Fernández y que “muy cada tanto” tuvo algún contacto con Máximo Kirchner, “pero más que nada porque era el hijo de mi amigo, nunca me han preguntado mi opinión sobre algún tema”.

El exministro, que se consideró un “perseguido”, contó que está excarcelado desde marzo de 2020. “No estoy saliendo por el tema de la pandemia, pero teóricamente tendría que ir una vez por mes al juzgado, pero eso está suspendido por el momento”. De Vido se encuentra con prisión domiciliaria desde diciembre de 2019 y antes estuvo detenido dos años en la cárcel de Marcos Paz. Según relató en la entrevista radial, Miguel Angel Pichetto y Aníbal Fernández fueron de los pocos que lo visitaron.

“A muchos de ellos les debe pesar más la conciencia que a mi los 2 años y meses en cana”, dijo. “Cada uno es dueño y administra su conciencia de la manera que puede”.  A la vez, expresó: “No les ha ido bien a ellos, a mi tampoco, pero creo que no han tenido rédito”.

“Yo no le guardo rencor a nadie”, aseguró, y dijo que nunca dejó de hacer política, aunque no espera contar con un cargo de relevancia. “Me voy a retirar el día que no esté más”, expresó.

CB

Etiquetas
stats