Abren los turnos del estudio antropométrico para la tabla de talles en la Ciudad: cómo inscribirse

Estudio Antropométrico Nacional Argentino

La inscripción ya está abierta y es a través de la aplicación Mi Argentina: desde el miércoles 15 de septiembre y hasta el 7 de octubre se llevará a cabo en la Ciudad de Buenos Aires el Estudio Antropométrico que organiza el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para establecer el Sistema Único Normalizado de Talles de Indumentaria (SUNITI), es decir, una tabla de talles que esté efectivamente basada en los cuerpos argentinos.

Esa tabla estandarizada es uno de los objetivos centrales de la llamada "Ley de talles", que se aprobó en 2019 y se reglamentó en junio de este año. El estudio antropométrico, a través de un scanner corporal 3D, se toma unos quince o veinte segundos para tomar 70 medidas de la persona que esté parada frente al aparato. El INTI aspira a conseguir las medidas de 14.000 personas para obtener el promedio que establezca esa nueva tabla de talles estandarizada que sirva de guía para la comercialización de ropa y calzado.

El estudio ya recorrió casi todas las provincias del país y se espera que en la Ciudad tome las medidas de al menos 500 personas: con ese objetivo ya se puso en funcionamiento la turnera online para acercarse al CCK, única sede porteña de la investigación. Fuentes del INTI explicaron a elDiarioAR que se busca especialmente que se acerquen masculinidades en general, y también personas de entre 12 y 20 años y de más de 40, porque hasta ahora son los grupos menos representados. "En la muestra tenemos un 65% de feminidades y 35% de masculinidades, por eso estamos apuntando especialmente a intentar que se acerque ese grupo", explicaron las fuentes.

El estudio se lleva a cabo para que la tabla de talles no sólo esté estandarizada sino basada en cuerpos locales, y no europeos, como ocurre con las escalas que habitualmente se usan hasta ahora en la Argentina. A la vez, es una forma de unificar cuánto mide un talle M, uno L o uno XL, para que eso no dependa del fabricante y para amortiguar el impacto que quedar fuera de los talles habituales tiene en la salud mental de miles de personas.

Según la última encuesta sobre talles de la organización civil AnyBody Argentina, que se dedica a visibilizar la diversidad corporal y que estuvo entre quienes impulsaron la Ley de Talles, alrededor del 64% de las personas tienen dificultades para encontrar su talle -con frecuencia o siempre- cuando quieren comprar ropa. Esa proporción crece hasta más del 81% de las personas encuestadas cuando la dificultad es ante el talle único: una prenda que se ofrece como “universal” le sirve a dos de cada diez personas.

“Siento tristeza porque mi cuerpo no encaja con lo disponible” fue la respuesta más frecuente entre las personas a las que se les consultó sobre cuál era el efecto de sentir dificultad para dar con un talle adecuado: casi la mitad de los encuestados (44,7%) respondió así.

Una tabla de talles más sincera, más basada en lo que realmente ocurre, puede impactar positivamente en esa autopercepción y en la posibilidad de encontrar indumentaria que sirva sin sentirse tan rápidamente fuera de la norma. Cualquier persona de más de 12 años que pueda permanecer 20 segundos de pie sin ayuda puede inscribirse en el estudio: en el CCK están previstos los protocolos para prevenir la transmisión de CoVid-19. El estudio es gratuito.

JR

Etiquetas