Radiografía del voto: 64% del Frente de Todos a favor y posturas contrarias del PRO y la UCR respecto a Diputados

Votación en el Senado

elDiarioAR

0

El 38 a 29, un resultado que no estaba en las previsiones de casi nadie -o nadie confesaba- reflejó, además de una victoria holgada, incluso superior al rechazo de 2018 que fue 31 a 38, varios corrimientos: no solo porque los "grises", el bloque de seis senadores que aparecían inciertos migraron al "sí", sino porque además se desgajó el rechazo.

Radiografía del voto por el aborto en Diputados: FdT, 70% a favor; PRO, 77% en contra; UCR, dividida

En Diputados: FdT, 70% a favor; PRO, 77% en contra; UCR, dividida

El puntano Adolfo Rodríguez Saá -que votó en contra en 2018- y la riojana Clara Vega, que figuraban en la lista de voto celeste, se ausentaron y Guillermo Snopek, senador peronista de Jujuy, que dos años atrás rechazó el IVE, esta vez se abstuvo.

Con esos corrimientos, el bloque del Frente de Todos (FdT), fue el que tuvo una mayor incidencia numérica y, hacia dentro, de porcentaje a favor de la despenalización. La bancada que preside el formoseño José Mayans, tiene 41 miembros pero dos de ellos, José Alperovich con licencia y Carlos Menem internado, no intervinieron.

De los 39 restantes, 25 votaron a favor, uno se ausentó, uno se abstuvo y doce votaron en contra. Es decir: el 64% del bloque apoyó el IVE y el 30% lo rechazó. Repite, aunque con menos porcentaje, el comportamiento en Diputados durante la media sanción del proyecto.

Fue eficaz, al final, que la Casa Rosada y el Senado se hayan alineado para sumar voluntades bajo el concepto de "no podemos perder", posición que tenía una matriz política respecto al potencial daño que podía significar para Alberto Fernández que el proyecto no pase por el Congreso.

De la UCR, que comanda Luis Naidenoff, sobre catorce hubo nueve votos negativos y cinco positivos. 64% de rechazos. Sin abstenciones. En este caso, actuó en espejo con sus pares de la Cámara baja, donde sobre 46 diputados, 26 lo hicieron a favor.

En el PRO, sector que preside Humberto Schiavoni, de ocho, cinco votaron a favor y 3 en contra. 62,5% positivos en el espacio que fundó y se referencia en Mauricio Macri, que en la campaña de la general de 2019 abrazó la causa celeste y, según apuntaron desde el PJ, en esta ocasión intentó revertir votos positivos con el argumento de que la aprobación era darle una victoria al gobierno. El bloque macrista del Senado fue más verde que la versión de diputados, donde el 77% voto no.

Entre los monobloques, algunos provinciales, algún radical autónomo como Oscar Castillo (Catamarca) y varios peronistas cercanos o aliados al PRO, la cuenta también es desigual. Los provinciales Alberto Weretilneck (Rio Negro) y Lucila Crexell (Neuquén) votaron a favor; al igual que Castillo, Los tres formaban parte de los inciertos que, más que indecisos, o bien pedían cambios o evitaban anticipar su voto para gambetear presiones. Vega, la riojana que ingresó por Juntos por el Cambio (JxC) pero armó un bloque autónomo, se abstuvo.

Entre los panperonistas, fue más fuerte el rechazo. Carlos "Lole" Reutemann (Santa Fe), Juan Carlos Romero (Salta), Roberto Basualdo (San Juan) y Claudio Poggi (San Luis).

Etiquetas
stats