Efemérides

Día Mundial del Paciente Anticoagulado: ¿por qué se celebra el 18 de noviembre?

Día Mundial del Paciente Anticoagulado

elDiarioAR

0

El 18 de noviembre es el Día Mundial del Paciente Anticoagulado, una fecha que rinde homenaje a las personas que tienen esta dolencia, sus derechos y lo importante que es que lleven un seguimiento médico adecuado, ya que deben someterse a tratamientos con anticoagulantes para mejorar su calidad de vida.

Día Mundial del Niño Prematuro: ¿por qué se conmemora el 17 de noviembre?

Día Mundial del Niño Prematuro: ¿por qué se conmemora el 17 de noviembre?

Día Mundial del Paciente Anticoagulado: objetivos

Esta efeméride tiene como finalidad concientizar a los pacientes con esta condición acerca del alcance de los anticoagulantes, así como la importancia de seguir al pie de la letra sus tratamientos médicos respectivos, para evitar complicaciones con su estado de salud. Esto es porque los pacientes anticoagulados que desconocen sus tratamientos y que no tienen un buen seguimiento de su estado pueden llegar a tener un derrame cerebral u otras hemorragias.

¿Quiénes son los pacientes anticoagulados?

Un paciente anticoagulado alguien con antecedentes de valvulopatías, esas enfermedades que afectan a una o más válvulas del corazón, o algún síndrome coronario agudo que debe tomar medicamentos anticoagulantes bajo prescripción médica, ya que se requieren para impedir la coagulación de la sangre.

Aquellos que deben seguir un tratamiento anticoagulante son quienes les han reemplazado una válvula cardíaca o sufre de fibrilación auricular, flebitis, embolia pulmonar, trombosis, insuficiencia cardíaca u obesidad.

Los pacientes anticoagulados deben someterse a controles médicos periódicos cada 25 o 30 días como máximo, para poder controlar su condición. Su medicación licua la sangre para que no se coagule o que se solidifique con tanta facilidad, con el fin de evitar embolias y trombosis venosas o arteriales.

¿Qué son los anticoagulantes?

Los anticoagulantes son fármacos prescritos bajo tratamiento médico, que evitan o retrasan el tiempo de coagulación de la sangre, previniendo así la formación de coágulos y su circulación por el torrente sanguíneo. El tratamiento con anticoagulantes se prescribe a personas con riesgo de sufrir derrames o una trombosis.

Además, estos medicamentos reducen el riesgo de infartos al miocardio, accidentes cerebrovasculares y obstrucciones en las arterias y venas. Sin embargo, los anticoagulantes no pueden disolver los coágulos que se hayan formado con anterioridad.

Por otra parte, los medicamentos anticoagulantes tienen efectos secundarios o contraindicaciones como:

  • Distensión abdominal,
  • Gases intestinales,
  • Náuseas y vómitos,
  • Diarrea,
  • Pérdida del apetito,
  • Hematomas frecuentes,
  • Ictericia,
  • Urticaria o comezón,
  • Caída del cabello.

Recomendaciones para los pacientes anticoagulados

Siempre bajo supervisión médica, se les recomienda a los pacientes anticoagulados seguir las siguientes indicaciones:

  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco.
  • Tener una dieta balanceada.
  • Consumir dosis de vitamina K, común en los siguientes alimentos: hígado, pescado, brócoli, espinaca, coliflor, entre otros.
  • Realizarse análisis de sangre periódicos para evaluar el tiempo de coagulación de la sangre.
  • Seguir al pie de la letra el tratamiento médico que les haya sido indicado bajo prescripción.

Desde ya, ante cualquier duda, consultar con los profesionales de la salud.

LC

Etiquetas
stats