Farmacéuticos: habrá “un mejor control sobre cómo se compran y entregan antibióticos”

elDiarioAR

0

El presidente del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar), Rubén Sajem, dijo que quienes adquieran antimicrobianos (antibióticos, antivirales y antiparasitarios) deberán presentar dos recetas médicas, si es a través de obras sociales y prepagas, y una, si es de manera particular.

Ayer miércoles, el Senado convirtió en ley el proyecto que establece que para la compra de medicamentos de este tipo, será obligatorio presentar una “receta archivada”, y el médico debe incluir el diagnóstico en la nota. Asimismo, está previsto que la reglamentación del Poder Ejecutivo establezca que las cajas lleven impresa la leyenda “Este medicamento puede producir resistencia antimicrobiana”.

La ley apunta a la prevención y control de resistencia a los antimicrobianos que, según la ministra de Salud, Carla Vizzotti, “ya era un problema de salud pública y la pandemia no hizo más que acelerarlo y agravarlo”. Remarcó que “es una de las diez principales amenazas de salud pública a las que se enfrenta la humanidad”.

Al referirse al cambio que la ley implicará para las compras en farmacias, Sajem indicó que la venta será bajo receta archivada, que implica que “la receta queda en la farmacia y el farmacéutico tiene que pasarla a un libro recetario indicando la fecha en que se lo entregó y ese medicamento se puede comprar una sola vez”.

El farmacéutico apuntó que “este tipo de recetas generalmente se aplica a medicamentos psicotrópicos por las circunstancias particulares que pueden generar adicción, dependencia con el uso continuado”. En el caso de los antibióticos, Sajem indicó que muchas veces las farmacias se quedan con las recetas porque sirven para que “se pueda cobrar a las prepagas u obras sociales el reintegro que corresponda”. 

A partir de la nueva norma, en esos casos se van a tener que entregar dos recetas: una que va a las prepagas y obras sociales por el reintegro y otra para cumplir las normativas de la ley de tener la receta en la farmacia, para verificar que el antibiótico se entregó con receta.

“Aunque con los antibióticos ya había una resolución del Ministerio de Salud que indicaba que debían entregarse bajo receta médica archivada, en la práctica no existía el control que tenían los psicotrópicos, que llegan de las droguerías a las farmacias facturados de manera separada, lo que facilita el control”, agregó Sajem.

El control se puede establecer “cuando una farmacia compra demasiada cantidad de antibióticos o cuando se auditan las farmacias”. “Los controles se hacen en inspecciones y auditorías a las droguerías”, concluyó.

LC con información de agencia Télam

El presidente del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar), Rubén Sajem, dijo que quienes adquieran antimicrobianos (antibióticos, antivirales y antiparasitarios) deberán presentar dos recetas médicas, si es a través de obras sociales y prepagas, y una, si es de manera particular.

Ayer miércoles, el Senado convirtió en ley el proyecto que establece que para la compra de medicamentos de este tipo, será obligatorio presentar una “receta archivada”, y el médico debe incluir el diagnóstico en la nota. Asimismo, está previsto que la reglamentación del Poder Ejecutivo establezca que las cajas lleven impresa la leyenda “Este medicamento puede producir resistencia antimicrobiana”.

La ley apunta a la prevención y control de resistencia a los antimicrobianos que, según la ministra de Salud, Carla Vizzotti, “ya era un problema de salud pública y la pandemia no hizo más que acelerarlo y agravarlo”. Remarcó que “es una de las diez principales amenazas de salud pública a las que se enfrenta la humanidad”.

Al referirse al cambio que la ley implicará para las compras en farmacias, Sajem indicó que la venta será bajo receta archivada, que implica que “la receta queda en la farmacia y el farmacéutico tiene que pasarla a un libro recetario indicando la fecha en que se lo entregó y ese medicamento se puede comprar una sola vez”.

El farmacéutico apuntó que “este tipo de recetas generalmente se aplica a medicamentos psicotrópicos por las circunstancias particulares que pueden generar adicción, dependencia con el uso continuado”. En el caso de los antibióticos, Sajem indicó que muchas veces las farmacias se quedan con las recetas porque sirven para que “se pueda cobrar a las prepagas u obras sociales el reintegro que corresponda”. 

A partir de la nueva norma, en esos casos se van a tener que entregar dos recetas: una que va a las prepagas y obras sociales por el reintegro y otra para cumplir las normativas de la ley de tener la receta en la farmacia, para verificar que el antibiótico se entregó con receta.

“Aunque con los antibióticos ya había una resolución del Ministerio de Salud que indicaba que debían entregarse bajo receta médica archivada, en la práctica no existía el control que tenían los psicotrópicos, que llegan de las droguerías a las farmacias facturados de manera separada, lo que facilita el control”, agregó Sajem.

El control se puede establecer “cuando una farmacia compra demasiada cantidad de antibióticos o cuando se auditan las farmacias”. “Los controles se hacen en inspecciones y auditorías a las droguerías”, concluyó.

LC con información de agencia Télam

El presidente del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar), Rubén Sajem, dijo que quienes adquieran antimicrobianos (antibióticos, antivirales y antiparasitarios) deberán presentar dos recetas médicas, si es a través de obras sociales y prepagas, y una, si es de manera particular.

Ayer miércoles, el Senado convirtió en ley el proyecto que establece que para la compra de medicamentos de este tipo, será obligatorio presentar una “receta archivada”, y el médico debe incluir el diagnóstico en la nota. Asimismo, está previsto que la reglamentación del Poder Ejecutivo establezca que las cajas lleven impresa la leyenda “Este medicamento puede producir resistencia antimicrobiana”.