Fundación Huésped: el 70% de las personas mayores nunca se hicieron un test de VIH

Una persona se somete a la prueba de VIH. Foto de archivo.

elDiarioAR

0

El infectólogo Pedro Cahn reveló la encuesta en la apertura del XIX Simposio Científico de la Fundación Huésped. La misma demuestra que el 70% de las personas mayores que participaron de ella nunca se hizo un test de VIH. Esto da cuenta de la poca percepción del riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, tanto de ellas como de los profesionales de la salud que las tratan.

El VIH aprovecha el Covid-19 para recuperar terreno en el mundo

El VIH aprovecha el Covid-19 para recuperar terreno en el mundo

Al ser consultados sobre por qué nunca se testearon, el 30% respondió que tenía pareja estable, el 25,7% que no se consideraba en riesgo, el 24,3% que nunca recibió el ofrecimiento por parte de personal de la salud y el 20% que “no se les presentó la oportunidad”.

Los datos cobran especial importancia si se tiene en cuenta que más el 55% de las personas mayores a 60 años llegan al diagnóstico de VIH en forma tardía. Por otra parte, solo el 20% de la población adolescente llega al diagnóstico tardío.

Cahn, presidente de Huésped, remarcó que “si bien para todas las personas es importante hacer diagnóstico temprano y tratamiento oportuno, en las personas mayores esto es más relevante aún”. Indicó que “cuando atendemos personas mayores, dentro de los estudios tenemos que pedirle debemos incluir el VIH y no lo hacemos porque consideramos que las personas mayores no tienen actividad sexual”.

Su exposición “Las terapias antirretrovirales a lo largo de la vida” fue una de las tres del panel que inauguró el Simposio. El primer orador fue Jorge Pinto, jefe del Grupo de VIH/SIDA Pediátrico, Adolescente y Materno de la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil. Por su parte, señaló que “hubo una declinación mínima de casos pediátricos de VIH respecto a 2015, en particular de neonatos”.

Pinto dijo que el dolutegravir es el medicamento de preferencia para población infantil y adolescente, pero reclamó la investigación urgente en “nuevas formas de administración, mejores medicamentos y regímenes más resilientes, seguros y eficaces a largo plazo”, ya que “hay un reducido número de tratamientos antirretrovirales para población pediátrica, en especial para recién nacidos”.

En este panel también expuso Sharon Walmsley, directora de la Clínica de Inmunodeficiencias del Hospital de Toronto, sobre las mujeres en edad gestante. Mencionó la poca investigación específica en drogas para esta población: “En 40 años hubo sólo un estudio específico para evaluar una droga en mujeres; todas tienen niveles de eficacia similares a la de los hombres, pero falta saber cuáles son las más seguras”.

La investigadora indicó que es importante determinar las mejores drogas en relación a la osteoporosis, un problema presente en muchas mujeres, sobre todo a partir de la menopausia. Dijo que “también hay que estudiar el tema del aumento de peso o la aparición del síndrome metabólico a partir de los antirretrovirales, saber si esto sucede realmente, si es más frecuente en mujeres y alertarlo”.

En cuanto a la etapa en la que una mujer puede quedar embarazada, en caso de que no quiera llevarlo a cabo “tenemos que conocer la interacción de anticonceptivos con los antirretrovirales o bien sugerir otros métodos como los dispositivos intreauterinos”. Sin embargo, “tampoco sabemos si las terapias antirretrovirales tienen impacto en el futuro de los bebés recién nacidos”.

Walmsley añadió que “en el caso de que quieran quedar embarazadas, es importante que se llegue al embarazo con carga viral indetectable, pero faltan estudios de seguridad para saber qué tratamiento es el mejor durante el primer trimestre”.

La especialista señaló que “hay que mejorar las formas de administración de las terapias, por ejemplo, con inyectables ya que durante etapas como el posparto, las mujeres que venían cumpliendo con la toma de la medicación muchas veces están desbordadas y no pueden lograr una buena adherencia”.

El Simposio de la Fundación Huésped se extenderá hasta el viernes 9; es un encuentro en el que investigadores, referentes y profesionales de la salud nacionales e internacionales presentan novedades en VIH, Covid-19, enfermedades transmisibles y de salud sexual y reproductiva. En cuanto a las novedades sobre VIH, está la presentación de Cahn sobre “Envejecimiento y VIH” y la disertación sobre datos clínicos que fundamentan las guías de tratamiento con antirretrovirales de Claudia Cortés, de Chile.

Las sesiones destacadas incluyen a la de Diego Golombek de la UdeSA y el Conicet sobre “La ciencia en la vida cotidiana”; Jürgen Rockstroh de Alemania con “Covid-19 y VIH: La sinergia de dos pandemias” y Tomás Orduna del Hospital Muñiz con “El nuevo desafío: las zoonosis del siglo XXI, a propósito de la viruela símica”.

Desde la fundación, destacaron las mesas de Omar Sued de la Organización Panamericana de la Salud sobre “Prevención combinada: qué tan lejos estamos del ideal”, “Nuevas vías de administración ART: long acting”, de Laura Waters del Reino Unido y “Estrategias de Cura frente al VIH”, de Natalia Laufer del INBIRS.

Finalmente, habrán discusiones sobre la investigación del impacto del Covid-19 en la comunidad, el abordaje del fenómeno del ChemSex, el décimo aniversario de la ley de identidad de género y los desafíos actuales de la Educación Sexual Integral.

LC con información de agencia Télam

Etiquetas
stats