Vacunados que tuvieron Covid-19 desarrollan una “superinmunidad” ante nuevas infecciones

Sin importar el orden, la vacunación junto a la infección natural general "inmunidad híbrida" contra el Covid

elDiarioAR


0

La combinación entre la vacunación contra el Covid-19 y la infección natural genera “superinmunidad” contra la enfermedad. Así lo aseguraron científicos la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, en Estados Unidos, que estudiaron el fenómeno de la “inmunidad híbrida” y concluyeron en que, sin importar el orden, la inoculación es necesaria para protegerse de la enfermedad y ampliar la defensa contra el virus.

Según la investigación, la cantidad de anticuerpos en la sangre de las personas infectadas después de la vacunación –y viceversa– es diez veces mayor que la generada sólo por la inmunización. “Cuanto más se exponga a los antígenos, mayor será el beneficio”, advirtieron los expertos en el ensayo que fue publicado en en la revista Science Immunology.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores extrajeron sangre de 104 personas divididas en tres grupos: 42 vacunadas sin contagio previo, 31 vacunadas después de una infección y otras 31 que se infectaron después de la vacunación. Las muestras fueron expuestas en un laboratorio a tres variantes de Sars-CoV-2: Alfa (B.1.1.7), Beta (B.1.351) y Delta (B.1.617.2).

Los resultados mostraron que los dos grupos con “inmunidad híbrida”, formados por los que se vacunaron después de infectarse y viceversa, generaron niveles más altos de anticuerpos en comparación con el grupo que se vacunó pero no se contagió el virus. 

El estudio se realizó antes de la aparición de la variante Ómicron, que actualmente provoca una severa ola de infecciones en todo el mundo. No obstante, los investigadores estimaron que  las respuestas inmunitarias híbridas sean similares en el caso de la nueva cepa.

“Lo más interesante es que demuestra que la persona que ha sido vacunada, si se infecta, también está superprotegida. Todavía no había pruebas al respecto”, dijo el doctor Salmo Raskin, genetista y director médico del Laboratorio Genetika, de Curitiba y explicó el importante papel de las vacunas: “Si la persona tuvo covid-19, por ejemplo, la vacuna estimulará, seleccionará y expandirá las células de defensa que la infección natural seleccionó”.

El infectólogo Renato Kfouri, director de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones (SBim), especificó que la combinación de inmunidades genera “una respuesta más robusta de defensa” incluso en otros niveles aparte de los anticuerpos, como “la inmunidad celular”, donde “los linfocitos B de memoria son capaces de reconocer a los agentes infecciosos”.

Estudios “en el mundo real”

Si bien los resultados de la inmunidad híbrida muestran que la respuesta es más eficaz y que incluso puede llegar a prevenir la transmisibilidad del virus, los investigadores instaron a no relajar con los cuidados contra el Covid-19 ya que “la mayoría de los estudios disponibles son de laboratorio” y por lo tanto, “no son categóricos”.

“Es necesario realizar estudios en el mundo real, lo que no es fácil de hacer. Pero son ellos los que probarán si, en la práctica, este aumento de la respuesta inmunitaria se traduce en menos infecciones, por ejemplo. Además, es necesario observar otras variables, como la vacuna recibida, el tiempo transcurrido entre la vacunación y la infección, las variantes circulantes, el resultado considerado (si son formas más graves o más leves). Todavía hay muchas preguntas sin respuesta, pero es una construcción del conocimiento”, dice Kfouri.

En este sentido, los científicos apuntaron a que se deben observar otras variables. Una es el tiempo transcurrido entre las dosis de la vacunación. “Hay consenso en que un intervalo más largo entre las dosis se traduce en una mayor protección, precisamente porque da tiempo a que el organismo produzca la respuesta inmunitaria, y sólo cuando ésta empieza a decaer es el momento de pensar en activarla de nuevo”, consideró el experto.

Etiquetas
stats