Telam agency advice

Desde La Plata destacaron que los Juegos Bonaerenses son "la política deportiva más fuerte del país"

0

(Por Juliana Ricaldoni y Osvaldo Fanjul) Este viernes comenzarán en Mar del Plata las finales de los Juegos Bonaerenses, que contarán con la presencia de casi 10.000 jóvenes provenientes de los 135 municipios de la provincia y sobre el tema el subsecretario de Deportes, Javier Lovera, destacó que es "la política más fuerte desde el punto de vista deportivo".

En diálogo con Télam, el funcionario señaló que "la expectativa para esta final es inmensa. Arrancamos el año sin saber bien cómo se desarrollaría el proceso vacunatorio (en el marco de la pandemia) y el trabajo fue tan intenso desde el Gobierno (provincial) llegamos a esta final presencial".

"Hicimos un trabajo de ingeniería con las áreas sanitarias provinciales para poder lograr que esto fuera muy cuidado. Es un logro doble. Este es un evento que por sus características es similar a los Juegos Olímpicos. Se movilizaron este año a 105.000 deportistas -en su mayoría jóvenes-, una número similar a los que hubo en Tokio", enfatizó el funcionario.

La ceremonia inaugural de las finales de la 30° edición de los Juegos Bonaerenses se desarrollará a partir de las 13 de mañana en la Plazoleta Almirante Brown, de Mar del Plata, que desde estas horas ya alberga a los representantes de los municipios que se clasificaron a través de las distintas etapas.

La historia de los conocidos como Torneos Juveniles Bonaerenses (ese fue su nombre original) arranca en 1991, año en que la Provincia comienza a delinear una iniciativa de atracción positiva para que los adolescentes y jóvenes a través de la cual pudieran canalizar sus inquietudes y sus talentos. El evento tuvo desde siempre también una impronta de promover la salud y la salud mental en esa franja poblacional.

Es en ese marco en el que se crean los Torneos Juveniles Bonaerenses, emulando a los Juegos Evita, que habían representado un fenómeno social durante el gobierno de Juan Domingo Perón.

Con 13 disciplinas culturales y 17 deportivas se realiza en el año 1992 la primera edición, a cargo del profesor Juan Carlos Mardones.

Durante esos años los participantes que ganaban la edición se los premiaba con un viaje al exterior, en general donde existiera el mayor desarrollo de su actividad deportiva, así los ganadores en básquet viajaron a California, en los Estados Unidos, mientras que en la actualidad y por razones de la etapa de pandemia los premios para los ganadores son motivacionales, como el otorgamiento de becas.

Con el correr de las ediciones se buscó sumar nuevas disciplinas y en 1996 fueron sumados como participantes los adultos mayores y personas con discapacidad, quienes también fueron parte de la actual edición de los Juegos.

De hecho, esta edición ya tuvo en el primer semestre del año sus propias finales, las que ocurrieron de modo virtual y congregaron 2.211 personas con discapacidad y 2.703 adultos mayores.

La participación de personas con discapacidad fue en las siguientes actividades culturales, como danzas folklóricas argentinas, dibujo, fotografía, malambo, narración oral, pintura y solista vocal, mientras que los deportes en los que participaron fueron freestyle, fútbol y taekwondo. Lo hicieron chicos desde los 12 años.

Para Lovera, los Juegos Bonaerenses son "el evento más grande a nivel nacional y uno de los más grandes de este tipo a nivel mundial".

Esta es la edición número 30 de los Juegos en forma ininterrumpida y en este sentido Lovera puntualizó que "el deporte es una herramienta social y comunitaria, otorga hábitos saludables y promueve la construcción física. Es algo que está arraigado y tiene un impacto directo en todos los distritos. Son la política deportiva más grande del país por volumen de personas que contempla".

Y agregó: "Queremos que los deportistas y atletas que compiten tengan una carrera, buscamos acompañarlos para que lleguen al más alto rendimiento, que sean inspiradores para el resto, queremos que puedan seguir entrenando y por eso les damos apoyo económico con becas".

Lovera recordó: "muchos atletas conocidos, como por ejemplo Manu Ginóbili pasaron por este evento", al tiempo que anunció "el sábado le vamos a hacer un homenaje a Brian Toledo, él fue un ejemplo de superación y tuvo su aparición en estos juegos".

Sobre los cambios que tuvo esta edición es para resaltar la incorporación del karting y en menor escala que el año pasado deportes electrónicos y actividades culturales como narración, muralismo, cuento o dibujo porque -dijo Lovera- "creemos en la integralidad de la formación del individuo y buscamos potenciar la cultura dentro de los torneos".

Dentro de la organización figuran nombres destacados del deporte bonaerense como los de la atleta Olga Conte, figura en los años 80 y 90, cuyos marcas en 100, 200 y 400 metros siguen siendo récords que no se pudieron batir.

En vóley está Hernán Casamiquela, referente del arbitraje argentino a nivel olímpico y mundial en la disciplina.

Por último, Lovera contó que esta edición marca "un hito de la salida de la pandemia, esperamos que se movilice el turismo y la gastronomía, y además todas las jornadas finales tendrán un aforo de hasta 1000 personas".

Vale remarcar que la organización de los Juegos está a cargo de la Subsecretaría de Deportes de la Provincia, que depende del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad y que la información con horario, resultados se puede seguir a través de la web www.juegos.gba.gob.ar.

Etiquetas
stats