Telam agency advice

De punta a punta se impuso Mani Boy en el Hándicap Potrillón

0

El caballo Mani Boy, con la monta del jockey Iván Monesterolo, ganó hoy, por dos cuerpos sobre la yegua Ninia Rye, el Hándicap Potrillón, una prueba de 2.400 metros con un premio de 235.200 pesos que fue corrido en el séptimo turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.

El ganador, un hijo de Asiatic Boy, pagó un dividendo de 4,20 por boleto y empleó un tiempo de 2m 29s 42/100 para las 24 cuadras de arena seca.

Fue un monólogo y una demostración de calidad. Mani Boy agarró la punta en la largada, se fue poniendo cómodo y siempre vino corriendo con un cuerpo de ventaja sobre Luminoso Dubai, un favorito que en la recta final perdió mucha acción y terminó en el último puesto.

Fueron dando la vuelta al compás de Mani Boy, seguido por Luminoso Dubai, Seaxan, Dargreen y la yegua Nimia Boy.

Así corrieron y así fueron entrando a la recta final. En los 450 metros la victoria de Mani Boy era cantada, mientras que desde atrás se vino la yegua Nimia Rye. El favorito Luminoso Dubai no aguantó y se perdió en la tarde soleada de San Isidro.

Mani Boy se fue derechito al disco con solvencia, a pesar que desde atrás Ninia Rye intentó darle alcance. No pudo porque ya era tarde. Mani Boy ganó por dos cómodos cuerpos después de una marcha muy pareja y firme en el desarrollo.

La tercera posición, a seis cuerpos, fue para Dargreen. Los parciales fueron de 25s 70/100 para los 400 metros, de 51s 74/100 para los 800 metros, de 1m 17s 87/100 para los 1.200 metros, de 1m 41s 96/100 para los 1.600 metros y de 2m 05s 36/100 para los 2.000 metros.

Mani Boy logró hoy su cuarto triunfo oficial sobre 18 carreras. Lo hizo de una manera sólida y corriendo en la punta. Si bien es cierto que Dreaman no fue de la partida, la victoria de Mani Boy fue más que prometedora. Lo suyo fue de punta a punta, bien a lo crack. Siempre es bueno ver ganar a un fondista de esta manera. Parte del mérito es de Gustavo Scarpello, un entrenador de mucho oficio.

Bien vale una línea final para la yegua Nimia Rye, que entró segunda y demostrando un muy buen estado para la distancia. Terminó corriendo mucho y eso habla muy bien de ella. Hay futuro.

Etiquetas