Levantarán el paro en los puertos exportadores tras 20 días de conflicto

Veinte días de huelga después, los gremios le torcieron el brazo a los exportadores

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) no pudo resistir los veinte días de paro que tenían a casi 200 buques esperando cargar un estimado de casi US$ 2.000 millones en exportaciones agroindustriales y aceptó los reclamos salariales de los sindicatos aceiteros.

La protesta afectó las operaciones en las fábricas aceiteras y terminales portuarias localizadas en Quequén, Bahía Blanca, San Lorenzo, Puerto General San Martín, Arroyo Seco, Rosario, General Lagos, Villa Constitución, Zarate, San Nicolás, Ramallo y Timbúes, salvo algunos casos puntuales.

"El acuerdo alcanzado consiste en un 35% de aumento salarial en 2020, un bono anual igual al salario del 2020 que incluye el aumento del 35% sobre el 2019, un Bono pandemia excepcional de $ 90.000 en 9 cuotas para los que trabajaron durante la Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), un ajuste salarial para 2021 de 25% en dos tramos y revisión salarial en agosto con aplicación del índice de precios al consumidor para culminar 2021", detalló CIARA luego de una reunión con los gremios en el Ministerio de Trabajo. La oferta anterior, que otorgaba aumentos y bonos no remunerativos, fue rechazada la semana pasada por los gremios que aseguraron que los exportadores buscaban "desfinanciar" al Estado al ahorrarse el pago de las cargas sociales.

El acuerdo llega el día que la soja tocó los US$ 476 dólares por tonelada en la bolsa de Chicago, su valor máximo en los últimos seis años y medio. Argentina es el mayor exportador mundial de derivados de soja --aceite y harina, principalmente-- pese a ser el tercer productor mundial de la oleaginosa --en la cosecha 2019-2020 obtuvo 50.7 millones de toneladas según la Bolsa de Comercio de Rosario-- por lo que los analistas descuentan que el precio podría caer en los próximos días.

Los gremios habían acordado en Abril un básico de $ 69 mil, lo cual representaba un aumento de un 25% del salario en ese momento. Y hoy reclamaban un mínimo de $87 mil para Diciembre que se convirtiera en $93 mil en enero más el bonos por Pandemia. Finalmente,  para 2020 quedó en $ 74.118. Y desde 2021, $ 93.647. 

El aumento obtenido por los aceiteros servirá como cifra testigo para el aumento de los salarios de más de una decena de gremios que se habían adherido a la protesta en solidaridad. Entre ellos, el gremio de los recibidores de granos (Urgara) y todos los gremios nucleados en la Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (Impaci) de Rosario, entre otros el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo.

La huelga terminó a los 20 días de iniciada, apenas cinco días menos que la gran huelga de 2015, donde hubo un paro de 25 días que hizo que las exportaciones agroindustriales cayeran a USD 19.952 millones, el peor registro desde 2009, cuando la sequía sólo permitió el ingreso de USD 16.198 millones. El récord de exportaciones agroindustriales fue en 2011 con USD 25.033 millones. Hasta el inicio del último conflicto, la Bolsa de Rosario pronosticaba ingresos por exportación agroindustrial del orden de los US$ 21.500 millones.

Etiquetas
stats