Fernández sobre Georgieva: “Ella es muy comprensiva de lo que le pasa a la Argentina"

Alberto Fernández durante una charla con la prensa en el Sofitel Roma

Dos rondas de café, comentarios sobre el debut cara a cara, y una charla larga en un salón amplio del entrepiso del Sofitel Roma, en la zona de Villa Borghese. Fueron unos 80 minutos, entre Alberto Fernández y Kristalina Georgieva un típico careo entre negociadores, un ejercicio en el que el argentino dice estar entrenado. Se confiesa, además, un optimista a ultranza.

"Ella es muy comprensiva de lo que le pasa a la Argentina", dijo el presidente sobre la jefa del FMI luego del encuentro y planteó que su objetivo es "encontrar un camino de solución que no signifique postergar al pueblo argentino que la está pasando muy mal en la pandemia, y (por) una economía que heredamos que cuesta ordenar".

Sobre la reunión, Fernández enfatizó que fue "muy constructiva", "muy franca, donde expresamos nuestras voluntades en resolver el problema de la deuda argentina" y recordó que es "la primera vez que puedo verla cara a cara.

En una charla con sus colaboradores el jueves, al analizar la secuencia de reuniones que empezó temprano con el Papa Francisco y redondeó, a media tarde, con el primer ministro italiano Mario Draghi, el Presidente comparó la negociación actual del FMI con la que encaró Néstor Kirchner al comienzo de su presidencia. "Yo esto ya lo pasé: en 2004, 2005 con Néstor, es lo mismo. No hay que apurarse, hay que buscar el mejor momento". Y tiene un mantra que repite. "El tiempo que haya falta para lograr el mejor acuerdo , el acuerdo que necesitamos".

Es el tono que, desde el principio de la gira, le inyectó a sus posiciones. Felipe Solá, el canciller, lo tradujo de una manera más llana: dijo que los tiempos de la diplomacia, los bilaterales y las conversaciones tienen otra velocidad. Consideró "muy importante" la recorrida europea y consideró que no "se dimensiona" su relevancia. Martín Guzmán suele decir lo mismo: habla de procesos "granulares", una suma de hechos y gestos, y elogia la destreza de Fernández en el diálogo con los demás mandatarios.

En un contacto con varios medios, entre ellos elDiarioAR, Fernández evaluó la reunión con Georgieva.

"La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible, pero en los términos que hablo". Repitió un argumento que usa seguido: que el acuerdo no debe resultar dañoso y que la prioridad de su gobierno es de carácter interno. Y volvió sobre un punto: "la prioridad son los argentinos, los acreedores tendrán que esperar".

- ¿Hablaron sobre su propuesta de suspender las sobtretasas del FMI?

- Le planteé mi preocupación y me dijo que iba a ver como evolucionar. Le conté mi charla con los líderes europeos, y veremos como seguimos. Le planteé nuestra mirada sobre los cargos extras y sobre los plazos. El Club de París está atado al tema del Fondo, es un tema subsidiario.

- ¿Cuál es la evaluación de la gira?

- Creo que fue muy productiva. Que Europa nos esté apoyando en sobrecargos, que el G20 aborde el tema como nos ha propuesto (Mario) Draghi, me parece que eso ya de por sí es mucho, que (Emmanuel) Macron atienda nuestras necesidades en el Club de París, que Antonio Costa nos esté acompañando,. Y la semana que viene me queda hablar con Merkel y ya el escenario europeo quedó cubierto.

- ¿Es optimista por un acuerdo a corto plazo?

- Soy optimista, el optimismo nunca lo pierdo, y además tengo la voluntad de hacerlo, y la firmeza de hacerlo en las condiciones en qué vivimos.

- ¿Qué le contestó Georgieva?

- Ella se ve muy comprensiva de lo que le pasa a la Argentina.

PI

Etiquetas