Créditos ajustados por inflación

Hipotecas UVA: una cordobesa ofreció pagar su deuda, el Banco Nación no aceptó la oferta y un juez ordenó la ejecución

María Laura Alamo vive en Villa María. En 2019 su familia entró en crisis financiera. Y dejó de pagar el crédito hipotecario. En febrero pasado le rechazaron un acuerdo.

Desde el mes de febrero pasado, cuando recibió la notificación del Banco Nación de que le iban a ejecutar su casa, María Laura Alamo (36) no duerme. Como miles de argentinos, en mayo de 2017, esta mujer que vive en la ciudad cordobesa de Villa María tomó un crédito UVA que promocionaban el Gobierno y los medios, para comprar su casa que pagaría a 30 años: “Le pedimos al Banco Nación $ 1.600.000 para terminar de comprar nuestra casa. Nosotros pusimos nuestros ahorros y así la compramos. Mi marido tenía trabajo como ingeniero agrónomo y yo tenía tres locales de telefonía celular. Pero en 2019 se inició nuestra crisis, la empresa donde trabajaba mi esposo se fue del país y se quedó sin trabajo. Y yo empecé a cerrar los locales, primero uno, después otro y el último. Y dejamos de pagar las cuotas de la casa. Hoy debemos más de $ 6 millones ¿dónde está la plata que pagué durante dos años?”, con ese cuadro de situación, María Laura, su esposo Martín y sus dos hijos –un nene de 5 y una nena de 3 años- esperan que el presidente Alberto Fernández dé una solución definitiva al problema de los hipotecados UVA.

El caso de María Laura y Martín en Villa María es igual al de Marcelo Macaluso en San Rafael, Mendoza. Y es igual a la situación que atraviesan los 115.000 argentinos desde La Quiaca a Ushuaia que solicitaron créditos UVA y hoy las cuotas y los montos a pagar se tornaron impagables. 

Villa María, con 80 mil habitantes, es la tercera ciudad en importancia de la provincia de Córdoba. Es un polo agroindustrial ubicado al costado de la autopista que une Córdoba con Rosario, a 150 kilómetros al sudeste de esta Capital. Sin embargo, no deja de ser un pueblo grande, donde se conocen todos. “Me siento mal, tengo que salir a explicar que estoy haciendo frente a una estafa financiera en el que nos metió un partido de turno que nos dijo que nos endeudáramos con los créditos UVA. Nosotros vendimos todo lo que pudimos para hacer frente a esta deuda y no nos quisieron recibir la oferta en el Banco Nación de Villa María”, explicó María Laura Alamo a elDiarioAR.    

-¿Qué es una ejecución hipotecaria, qué dice el documento que le enviaron?

-Una ejecución hipotecaria es… te lo dice la propia palabra: una ejecución, te están ejecutando. Y nos van a llevar a que ahogados por la crisis, algún padre, alguna madre, disparemos del gatillo y nos ejecutemos. Yo siempre me acuerdo de Favaloro, de lo que le pasó, un hombre brillante, un profesional de primer nivel que nos hizo estar orgullosos de ser argentinos en el mundo. Y el Estado le dio vuelta la cara. Y terminó de esa manera. 

La abogada especialista en derechos reales Julia Irazoqui le explicó a elDiarioAR que “la ejecución hipotecaria se encuentra reglada en el Código Civil, es una herramienta muy fácil de utilizar por los bancos, donde le dicen a la autoridad judicial que una persona X le debe dinero, y que la opción para no rematar la casa es el pago total y cancelatorio, en su defecto se realiza el desalojo previo y se remata la vivienda, parecido al desahucio en España. Lo grave es que esta mujer ofreció pagar y el gerente Juan José Pipino del Banco Nación de Villa María, mediante un e-mail le rechazó la oferta de pago, que cubría lo adeudado a la fecha, habiendo llegando a esta instancia”. 

Las primeras cuotas que pagó esta familia a mediados de 2017 rondaban los $ 8.000 y hoy están cerca de los $ 32.000. El crédito fue de $ 1,6 millones y hoy supera los $ 6 millones. “Yo espero que el Presidente nos escuche, que nos proponga una salida más lógica, él es un hombre del Derecho. Señor Presidente, no quiero perder la casa de mis hijos, usted puede hacer algo por nosotros, somos miles de deudores de créditos UVA. Los trabajadores, la clase media, somos los únicos que aportamos y nos están hipotecando el futuro de nuestros hijos”, se esperanza esta tomadora de créditos hipotecarios.

María Laura Alamo vivió su niñez y adolescencia en casa propia, sus padres, con ayuda de sus abuelos, pudieron comprar su casa: “Mi papá y mi mamá trabajaron toda su vida; y un poco con la ayuda de sus padres pudieron comprar su casa, que es donde vivimos de chicos. Hoy eso, no lo podemos hacer; es imposible para una familia de clase media, común, trabajadora llegar a la casa propia, a la casa de nuestros hijos. Esto es inviable, el país tiene 50% de pobreza, todos los días la gente se queda sin trabajo y se suma la cantidad de desocupados”.

 “Estamos en la rueda y nosotros somos los hámsters. Damos vueltas y vueltas y estamos en el mismo lugar siempre, nada es certero. Pagamos, pedimos créditos para pagar, volvemos a pagar y volvemos a pedir para pagar. Estamos sometidos por el sistema y nunca cancelamos. La ayuda que nos ofrece el Estado es “vendé tu casa y pagá la deuda”. Mauricio Macri nos estafó con los créditos hipotecarios y Alberto Fernández nos dijo en campaña que nos iba a ayudar. Los créditos están dolarizados, no hay nada certero; necesitamos que los pesifiquen; la cuota y los montos suben abismalmente y los únicos que ganan son los bancos. Hay un DNU de Macri de 2019 que no se cumplió, que decía que las cuotas atrasadas se pagaban al final del crédito, o sea actualizadas en 2047. Pero a mí me llegó la orden de ejecución firmada por el juez federal (Roque) Rebak. Y después vino la pandemia en 2020 y nos obligan a pagar en 2021. Nosotros ofrecimos un acuerdo en febrero y lo rechazaron”, denunció María Laura Alamo. 

El Banco de la Nación Argentina, en la circular Preguntas Frecuentes Préstamos Hipotecarios UVA, señala: “En 2020, el Poder Ejecutivo Nacional dictó los decretos 319 y 767/20, que dispusieron una serie de herramientas proporcionadas y temporarias, para la contención y protección de quienes accedieron a créditos hipotecarios UVA. En el mismo sentido, el Banco Central de la República Argentina estableció y publicó las comunicaciones A 6949, 7044, 7107 y 7181”.

Y en el Punto 10 “¿Qué condición establece el Decreto si la cuota de mi crédito hipotecario UVA supera el 35% de mis ingresos actuales?”, el Banco Nación explica: “La normativa vigente dispone que los bancos deben considerar la situación de aquellos clientes que acrediten que el importe de la cuota a abonar supera el treinta y cinco por ciento (35%) de sus ingresos actuales, considerando el/los deudor/es/ codeudor/es o la/las deudora/s/codeudora/s y computados en igual forma a lo previsto al momento del otorgamiento de la financiación. El BNA basado en el principio de esfuerzo compartido, establece un tratamiento especial para clientes alcanzados por esa situación”; algo que María Laura Alamo asegura no se cumplió con ella.

Etiquetas
stats