CONFLICTO EN VACA MUERTA ENTREVISTA

Jorge Nawel, líder mapuche de Neuquén: “¿Cómo vamos a ser Qatar? Somos una provincia con pobreza y marginación”

Se escribe logko, pero se pronuncia lonko. Significa en mapuche “cabeza” y designa al líder de una comunidad. La Confederación Mapuche de Neuquén, que reúne a todas las de esta provincia, tiene un logko que se llama Jorge Nawel y es uno de los que junto con criollos bloquearon con un piquete la actividad en Vaca Muerta el pasado lunes. Los indígenas protestaban para que la provincia les reconozca la personería jurídica a las comunidades que carecen de ella y que cumpla con la ley nacional que obliga al relevamiento de sus territorios, atravesados por pozos que ahora baten récord mes a mes en la producción de petróleo y gas y por las obras para construir el gasoducto Néstor Kirchner. Ese gasoducto debería terminarse el 20 de junio próximo para reducir las importaciones de gas de Estados Unidos y Qatar, tan costosas para el fisco y las reservas del Banco Central, y que ilusionan a Neuquén con enriquecerse con ese emirato organizador del Mundial.

Congelan precios de apuro y prevén bajar la carne por el fin de la media res, mientras aceleran el gasoducto y la AFIP intima

Más

Pero tanto mapuches como criollos, vecinos de Añelo, el pueblo de 10.000 habitantes que es la capital de Vaca Muerta, protestaron también porque les falta agua mientras ven pasar, día y noche por la ruta, camiones llenos de ese líquido vital, no sólo para el consumo humano sino también para aplicar el fracking. Esta técnica es la fractura hidráulica con la que, unida a una inyección de químicos y arena, se rompe la roca subterránea donde están embebidas las moléculas de crudo y gas. Nawel, de 60 años, lleva una larga trayectoria como dirigente de su comunidad y participa de diversos organismos de pueblos originarios a nivel nacional e internacional.

¿Por qué la protesta de anteayer?

El bloqueo que organizó ayer la Confederación Mapuche de los principales accesos a Vaca Muerta es porque hemos llegado a un límite de tolerancia que no se podía esperar más. Hay un relevamiento territorial que tiene 16 años de vigencia y que no se quiere aplicar. Después de una acción igual a la de anteayer en octubre de 2021 logramos que Nación y provincia firmaran el convenio por el cual se comprometían a aplicar este programa de relevamiento. A 13 meses de esa firma y habiéndose incorporado tres comunidades de Vaca Muerta, aún no se cierra ninguna carpeta. Por lo tanto es intolerable, es una acción adrede, una acción de mala voluntad, de mala fe, que está aplicando la provincia de Neuquén porque quiere seguir permaneciendo a la comunidad de Vaca Muerta en un estado de inseguridad tanto territorial como jurídico.

¿Cuántas comunidades son? ¿Están emplazadas en lugares donde hay yacimientos o dónde va a estar el gasoducto Néstor Kirchner?

En Neuquén hay 65 comunidades, de las cuales 14 están hoy en el epicentro de la explotación de Vaca Muerta. Obviamente, el gasoducto Néstor Kirchner atraviesa uno de esos territorios, el de la comunidad Futa Xayen. Y de allí la importancia de que se pueda dar la seguridad territorial que están reclamando las comunidades. Si no, nos van a arrasar, no van a pasar por arriba. No hay duda de que la voluntad de algunos niveles del gobierno local es pasar por arriba, violar todo lo que está normado, pero nosotros no lo podemos permitir.

Muchas comunidades están criminalizadas por haberse resistido, procesadas sus autoridades, toda una serie de atropellos que le genera una industria tan poderosa como el fracking, que cuyo objetivo es avanzar cueste lo que cueste".

¿Por qué levantaron el bloqueo y cuáles son los pasos a seguir?

Levantamos bloqueo porque el compromiso del gobierno provincial fue que van a acelerar la implementación del relevamiento. Van a designar un equipo especial que se va a ocupar exclusivamente de poder mensurar los territorios comunitarios. Y en relación a la inseguridad jurídica, se va a crear un registro de comunidades mapuche para que casi una decena de comunidades que están sin el reconocimiento de la persona jurídica puedan tener la seguridad que tanto reclamamos.

¿Para qué le sirve a las comunidades ese reconocimiento y ese relevamiento?

El relevamiento territorial, si bien no es una mensura ni tampoco un título de propiedad, es una delimitación nada más que permite poner blanco sobre negro los intereses que defiende la comunidad por sobre los terratenientes, empresarios y ejidos municipales que atraviesan los territorios comunitarios. La personería jurídica permite que tengan una herramienta más para la defensa jurídica o la defensa administrativa de ese territorio y, de esa manera, no se profundiza la desigualdad que hay entre una industria como la del fracking, que viene con todos los favores del Estado, con todos los subsidios, con todas las facilidades para que ingresen, ante comunidades que están totalmente desguarnecidas desde el punto de vista territorial y jurídico.

¿Estas comunidades que están ahora en esta disputa nunca fueron consultadas, no hubo consulta previa de si querían aceptar o no que hubiese actividad de hidrocarburos en esa zona?

No, no fueron consultadas en absoluto. Alguna de ellas están totalmente atravesadas por la industria, están quebradas internamente porque han atravesado todo tipo de caminos, de ductos, de perforaciones. Otras están criminalizadas por haberse resistido, procesadas sus autoridades, toda una serie de atropellos que le genera una industria tan poderosa como el fracking, que cuyo objetivo es avanzar cueste lo que cueste. Entonces la comunidad está totalmente desguarnecida ante un poder tan nefasto como el del fracking y el Estado es cómplice de todo ese atropello cuando priva a la comunidad mapuche de su herramienta de defensa. Entonces, hoy la comunidad mapuche está en condición, en la medida en que avance este objetivo de tener seguridad jurídica, de tener seguridad territorial, de poder aplicar el derecho a la consulta. Entonces de esa manera podemos resguardar mejor nuestra vida y nuestro futuro.

Hay solo una comunidad donde se va a construir el gasoducto Néstor Kirchner...

Claro, pero hay que analizar también que el gasoducto Néstor Kirchner tiene que dirigirse a todos los demás ductos de los distintos puntos donde se está explotando Vaca muerta. Ductos que van a ir atravesando territorio comunitario. Por eso la importancia de que si quieren hablar en serio del gasoducto Néstor Kirchner, tienen que comenzar a cumplir con lo que está normado, con las leyes que protegen los derechos del pueblo mapuche. Si no, los conflictos van a ser interminables.

¿Y qué opina esta comunidad que está justo en el territorio del gasoducto Néstor Kirchner? ¿Están favor o en contra de que se haga ese gasoducto?

Nosotros no queremos fijar posición, queremos que se comience a cumplir con las leyes que se están violando cuando se planifica sin el consentimiento de las comunidades. Y a partir de ahí entonces la comunidad va a estar en condiciones de poder expresar su consentimiento. Eso es lo que nosotros estamos exigiendo y lo hacemos como pueblo mapuche más que comunidad, porque entendemos que la lucha es colectiva, no es individual como comunidad mapuche, sino que responde a una estrategia colectiva que estamos construyendo como pueblo nación mapuche.

El tratado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que está incorporado con rango constitucional, establece la consulta previa a los pueblos indígenas. Aquí, como en las represas de Santa Cruz, ¿está avanzándose sin esa consulta previa?

No, porque estamos tratando de que ahora en diciembre se apruebe el protocolo de consulta. Por lo tanto, a partir de esa herramienta vamos a estar en condiciones de poner en discusión todo lo que sea un proyecto que atraviesa nuestros territorios. El protocolo de consulta lo venimos discutiendo hace cuatro meses. Ha sido un debate duro pero constructivo, en el sentido de que nos hemos puesto de acuerdo en un articulado de 16 puntos y que de alguna manera es normar el derecho a la consulta. Es la única manera de que Vaca Muerta funcione de manera legal, de manera legítima y no violando tanto derecho como está ocurriendo hoy actualmente.

Si quieren hablar en serio del gasoducto Néstor Kirchner, tienen que comenzar a cumplir con lo que está normado, con las leyes que protegen los derechos del pueblo mapuche. Si no, los conflictos van a ser interminables".

Desde que empezó Vaca Muerta llevamos casi diez años. ¿Cuál es el resultado de estos diez años de explotación de Vaca Muerta?

Para la comunidad mapuche ha sido una década nefasta porque ha sido una década de retroceso en cuanto al reconocimiento de derechos. Ha sido desde el punto de vista ambiental totalmente perjudicial porque nuestros territorios se vieron devastados, se vieron contaminados, una gran fuente de basura petrolera. Somos víctimas del sismo por el movimiento de la tierra, que es una de las consecuencias del fracking, por lo cual está prohibido en muchos estados y, sin embargo acá nos tienen a nosotros como campo de experimento para todo el impacto, que ya está probado, que genera el fracking.

Este fenómeno ha llevado también a divisiones dentro de las comunidades mapuches porque hay muchos que terminan trabajando en esta industria petrolera...

Sí, esa es una consecuencia lógica del empobrecimiento de todo este proyecto de desarrollo. Generan enorme ganancia para las multinacionales que controlan la tecnología del fracking. Generan quizás beneficios para los gobiernos coyunturales, porque se aseguran, con la explotación de Vaca Muerta, perpetuarse en el poder, pero hay una pobreza sistemática para las poblaciones locales, sean mapuche o criollos. Y ese empobrecimiento nos hace totalmente dependientes de esta industria. Y muchos hermanos, producto de ese empobrecimiento, aceptan ser mano de obra barata de esta industria.

En la protesta de ayer, además de mapuches, también había criollos protestando por la falta de agua. No sé si ustedes también protestaban también por ese tema...

Lo primero que hay que decir es que en las 14 comunidades que están atravesadas por Vaca Muerta no hay agua, no hay luz, no hay gas. Estamos instalados sobre un enorme reservorio que le está dando energía al país y al exterior, pero las comunidades no tienen esos servicios básicos, lo que hace más escandaloso todavía este abuso. Esto refleja mejor cómo la ganancia de Vaca Muerta no va al pueblo, sino que va a los grandes grupos económicos que invierten. Añelo fue mostrada como la Dubai Argentina pero es un pueblo de 10.000 habitantes que no tiene ni siquiera agua potable. Los vecinos cortaron, también se sumaron a a la medida de protesta mapuche, porque ellos hace cuatro días están sin una gota sola de agua que sale de su canilla. Eso refleja entonces lo que es el fracking, cómo genera una enorme riqueza, pero esa riqueza no se quedan en el lugar sino que se van a las cuentas de las empresas que sostienen hoy el fracking.

Justamente, habla de Dubai y Qatar, que ahora está tan de moda por el Mundial, se hizo potencia exportando gas al mundo, inclusive a la Argentina. En el invierno viene el gas qatarí y ahora la idea es que el gas de Vaca Muerta reemplace al gas qatarí y no haya que importar más. ¿Qué piensa cuando se puede llegar a oír que Neuquén es la próxima Qatar?

Que es otra de las tantas mentira que seguramente nos van a vender. Sin embargo, Neuquén es una provincia endeudada, con enormes niveles de pobreza y de marginación. ¿Entonces, cómo van a poder construir o vamos a poder ser un próximo Qatar o la Dubai que nos vendieron? Si ya para la población local es claro que es toda una gran mentira que sirve para vender titulares, pero cualquiera que venga a Neuquén va a haber los barrios periféricos y el nivel de pobreza que acá existe.

En el ámbito nacional se habla mucho del conflicto mapuche, se habla de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), más que nada por lo que ocurre en las provincias de Río Negro y Chubut. ¿Cómo ve este tipo de este conflicto y estos episodios de violencia que ocurren, no en Neuquén, pero sí ahí en las provincias cercanas?

Eso ha sido una perfecta construcción del gobierno de Macri. Patricia Bullrich supo tener la habilidad de construir un enemigo interno para poder justificar todo tipo de tropelías, todo tipo de atropellos, extranjerización de la tierra, aplicar estos megaproyectos en zonas ricas en recursos naturales. Y como el obstáculo era el mapuche inventó un monstruo que se llama RAM, que no existe en la realidad, porque ese monstruo que tiene poderío armamentístico que fue adiestrado por las FARC, por la ETA, que tiene base en Inglaterra y genera todo acto de terrorismo en la Patagonia es un invento y una gran farsa, sostenida además por el poder de los medios concentrados que siguen difundiendo esa gran mentira. Nosotros entendemos que tenemos que combatir eso. No tenemos la herramienta porque el poder mediático es totalmente abusivo.

La mayoría de esos atentados, nosotros lo podemos decir con total seguridad, son montajes creados justamente para alimentar ese monstruo que denominan RAM".

Pero más allá de si la RAM existe o no, lo que sí hubo fueron casillas incendiadas y algunos vecinos que fueron golpeados...

Dentro del pueblo mapuche, que es un pueblo nación enorme, yo calculo que debemos estar cerca del medio millón de integrantes, hay distintas corrientes de pensamiento y de acción y algunas de ellas cuestionan fuertemente la Constitución, el Estado y todo lo que ellos representan y están confrontando fuertemente. Algunos de ellos incluso han llegado a reivindicar una denominada RAM y algunos métodos, pero no tienen en absoluto el alcance de generar atentados como lo que se han publicado. La mayoría de esos atentados, nosotros lo podemos decir con total seguridad, son montajes creados justamente para alimentar ese monstruo que denominan RAM y que de alguna manera justifica después cualquier tipo de criminalización o persecución judicial y que ha costado vidas humanas. No ha sido una cuestión simbólica no más, esa persecución costó la vida de Santiago Maldonado, de Rafita Nahuel. Cada vez que aparece un atentado donde se queman máquinas y queman instalaciones, hay que pensar qué es real y qué es montado justamente para alimentar toda esta otra historia que para ellos es muy útil.

AR

Se escribe logko, pero se pronuncia lonko. Significa en mapuche “cabeza” y designa al líder de una comunidad. La Confederación Mapuche de Neuquén, que reúne a todas las de esta provincia, tiene un logko que se llama Jorge Nawel y es uno de los que junto con criollos bloquearon con un piquete la actividad en Vaca Muerta el pasado lunes. Los indígenas protestaban para que la provincia les reconozca la personería jurídica a las comunidades que carecen de ella y que cumpla con la ley nacional que obliga al relevamiento de sus territorios, atravesados por pozos que ahora baten récord mes a mes en la producción de petróleo y gas y por las obras para construir el gasoducto Néstor Kirchner. Ese gasoducto debería terminarse el 20 de junio próximo para reducir las importaciones de gas de Estados Unidos y Qatar, tan costosas para el fisco y las reservas del Banco Central, y que ilusionan a Neuquén con enriquecerse con ese emirato organizador del Mundial.

Congelan precios de apuro y prevén bajar la carne por el fin de la media res, mientras aceleran el gasoducto y la AFIP intima

Más

Pero tanto mapuches como criollos, vecinos de Añelo, el pueblo de 10.000 habitantes que es la capital de Vaca Muerta, protestaron también porque les falta agua mientras ven pasar, día y noche por la ruta, camiones llenos de ese líquido vital, no sólo para el consumo humano sino también para aplicar el fracking. Esta técnica es la fractura hidráulica con la que, unida a una inyección de químicos y arena, se rompe la roca subterránea donde están embebidas las moléculas de crudo y gas. Nawel, de 60 años, lleva una larga trayectoria como dirigente de su comunidad y participa de diversos organismos de pueblos originarios a nivel nacional e internacional.

¿Por qué la protesta de anteayer?

El bloqueo que organizó ayer la Confederación Mapuche de los principales accesos a Vaca Muerta es porque hemos llegado a un límite de tolerancia que no se podía esperar más. Hay un relevamiento territorial que tiene 16 años de vigencia y que no se quiere aplicar. Después de una acción igual a la de anteayer en octubre de 2021 logramos que Nación y provincia firmaran el convenio por el cual se comprometían a aplicar este programa de relevamiento. A 13 meses de esa firma y habiéndose incorporado tres comunidades de Vaca Muerta, aún no se cierra ninguna carpeta. Por lo tanto es intolerable, es una acción adrede, una acción de mala voluntad, de mala fe, que está aplicando la provincia de Neuquén porque quiere seguir permaneciendo a la comunidad de Vaca Muerta en un estado de inseguridad tanto territorial como jurídico.

¿Cuántas comunidades son? ¿Están emplazadas en lugares donde hay yacimientos o dónde va a estar el gasoducto Néstor Kirchner?

En Neuquén hay 65 comunidades, de las cuales 14 están hoy en el epicentro de la explotación de Vaca Muerta. Obviamente, el gasoducto Néstor Kirchner atraviesa uno de esos territorios, el de la comunidad Futa Xayen. Y de allí la importancia de que se pueda dar la seguridad territorial que están reclamando las comunidades. Si no, nos van a arrasar, no van a pasar por arriba. No hay duda de que la voluntad de algunos niveles del gobierno local es pasar por arriba, violar todo lo que está normado, pero nosotros no lo podemos permitir.

Muchas comunidades están criminalizadas por haberse resistido, procesadas sus autoridades, toda una serie de atropellos que le genera una industria tan poderosa como el fracking, que cuyo objetivo es avanzar cueste lo que cueste".

¿Por qué levantaron el bloqueo y cuáles son los pasos a seguir?

Levantamos bloqueo porque el compromiso del gobierno provincial fue que van a acelerar la implementación del relevamiento. Van a designar un equipo especial que se va a ocupar exclusivamente de poder mensurar los territorios comunitarios. Y en relación a la inseguridad jurídica, se va a crear un registro de comunidades mapuche para que casi una decena de comunidades que están sin el reconocimiento de la persona jurídica puedan tener la seguridad que tanto reclamamos.

¿Para qué le sirve a las comunidades ese reconocimiento y ese relevamiento?

El relevamiento territorial, si bien no es una mensura ni tampoco un título de propiedad, es una delimitación nada más que permite poner blanco sobre negro los intereses que defiende la comunidad por sobre los terratenientes, empresarios y ejidos municipales que atraviesan los territorios comunitarios. La personería jurídica permite que tengan una herramienta más para la defensa jurídica o la defensa administrativa de ese territorio y, de esa manera, no se profundiza la desigualdad que hay entre una industria como la del fracking, que viene con todos los favores del Estado, con todos los subsidios, con todas las facilidades para que ingresen, ante comunidades que están totalmente desguarnecidas desde el punto de vista territorial y jurídico.

¿Estas comunidades que están ahora en esta disputa nunca fueron consultadas, no hubo consulta previa de si querían aceptar o no que hubiese actividad de hidrocarburos en esa zona?

No, no fueron consultadas en absoluto. Alguna de ellas están totalmente atravesadas por la industria, están quebradas internamente porque han atravesado todo tipo de caminos, de ductos, de perforaciones. Otras están criminalizadas por haberse resistido, procesadas sus autoridades, toda una serie de atropellos que le genera una industria tan poderosa como el fracking, que cuyo objetivo es avanzar cueste lo que cueste. Entonces la comunidad está totalmente desguarnecida ante un poder tan nefasto como el del fracking y el Estado es cómplice de todo ese atropello cuando priva a la comunidad mapuche de su herramienta de defensa. Entonces, hoy la comunidad mapuche está en condición, en la medida en que avance este objetivo de tener seguridad jurídica, de tener seguridad territorial, de poder aplicar el derecho a la consulta. Entonces de esa manera podemos resguardar mejor nuestra vida y nuestro futuro.

Hay solo una comunidad donde se va a construir el gasoducto Néstor Kirchner...

Claro, pero hay que analizar también que el gasoducto Néstor Kirchner tiene que dirigirse a todos los demás ductos de los distintos puntos donde se está explotando Vaca muerta. Ductos que van a ir atravesando territorio comunitario. Por eso la importancia de que si quieren hablar en serio del gasoducto Néstor Kirchner, tienen que comenzar a cumplir con lo que está normado, con las leyes que protegen los derechos del pueblo mapuche. Si no, los conflictos van a ser interminables.

¿Y qué opina esta comunidad que está justo en el territorio del gasoducto Néstor Kirchner? ¿Están favor o en contra de que se haga ese gasoducto?

Nosotros no queremos fijar posición, queremos que se comience a cumplir con las leyes que se están violando cuando se planifica sin el consentimiento de las comunidades. Y a partir de ahí entonces la comunidad va a estar en condiciones de poder expresar su consentimiento. Eso es lo que nosotros estamos exigiendo y lo hacemos como pueblo mapuche más que comunidad, porque entendemos que la lucha es colectiva, no es individual como comunidad mapuche, sino que responde a una estrategia colectiva que estamos construyendo como pueblo nación mapuche.

El tratado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que está incorporado con rango constitucional, establece la consulta previa a los pueblos indígenas. Aquí, como en las represas de Santa Cruz, ¿está avanzándose sin esa consulta previa?

No, porque estamos tratando de que ahora en diciembre se apruebe el protocolo de consulta. Por lo tanto, a partir de esa herramienta vamos a estar en condiciones de poner en discusión todo lo que sea un proyecto que atraviesa nuestros territorios. El protocolo de consulta lo venimos discutiendo hace cuatro meses. Ha sido un debate duro pero constructivo, en el sentido de que nos hemos puesto de acuerdo en un articulado de 16 puntos y que de alguna manera es normar el derecho a la consulta. Es la única manera de que Vaca Muerta funcione de manera legal, de manera legítima y no violando tanto derecho como está ocurriendo hoy actualmente.

Si quieren hablar en serio del gasoducto Néstor Kirchner, tienen que comenzar a cumplir con lo que está normado, con las leyes que protegen los derechos del pueblo mapuche. Si no, los conflictos van a ser interminables".

Desde que empezó Vaca Muerta llevamos casi diez años. ¿Cuál es el resultado de estos diez años de explotación de Vaca Muerta?

Para la comunidad mapuche ha sido una década nefasta porque ha sido una década de retroceso en cuanto al reconocimiento de derechos. Ha sido desde el punto de vista ambiental totalmente perjudicial porque nuestros territorios se vieron devastados, se vieron contaminados, una gran fuente de basura petrolera. Somos víctimas del sismo por el movimiento de la tierra, que es una de las consecuencias del fracking, por lo cual está prohibido en muchos estados y, sin embargo acá nos tienen a nosotros como campo de experimento para todo el impacto, que ya está probado, que genera el fracking.

Este fenómeno ha llevado también a divisiones dentro de las comunidades mapuches porque hay muchos que terminan trabajando en esta industria petrolera...

Sí, esa es una consecuencia lógica del empobrecimiento de todo este proyecto de desarrollo. Generan enorme ganancia para las multinacionales que controlan la tecnología del fracking. Generan quizás beneficios para los gobiernos coyunturales, porque se aseguran, con la explotación de Vaca Muerta, perpetuarse en el poder, pero hay una pobreza sistemática para las poblaciones locales, sean mapuche o criollos. Y ese empobrecimiento nos hace totalmente dependientes de esta industria. Y muchos hermanos, producto de ese empobrecimiento, aceptan ser mano de obra barata de esta industria.

En la protesta de ayer, además de mapuches, también había criollos protestando por la falta de agua. No sé si ustedes también protestaban también por ese tema...

Lo primero que hay que decir es que en las 14 comunidades que están atravesadas por Vaca Muerta no hay agua, no hay luz, no hay gas. Estamos instalados sobre un enorme reservorio que le está dando energía al país y al exterior, pero las comunidades no tienen esos servicios básicos, lo que hace más escandaloso todavía este abuso. Esto refleja mejor cómo la ganancia de Vaca Muerta no va al pueblo, sino que va a los grandes grupos económicos que invierten. Añelo fue mostrada como la Dubai Argentina pero es un pueblo de 10.000 habitantes que no tiene ni siquiera agua potable. Los vecinos cortaron, también se sumaron a a la medida de protesta mapuche, porque ellos hace cuatro días están sin una gota sola de agua que sale de su canilla. Eso refleja entonces lo que es el fracking, cómo genera una enorme riqueza, pero esa riqueza no se quedan en el lugar sino que se van a las cuentas de las empresas que sostienen hoy el fracking.

Justamente, habla de Dubai y Qatar, que ahora está tan de moda por el Mundial, se hizo potencia exportando gas al mundo, inclusive a la Argentina. En el invierno viene el gas qatarí y ahora la idea es que el gas de Vaca Muerta reemplace al gas qatarí y no haya que importar más. ¿Qué piensa cuando se puede llegar a oír que Neuquén es la próxima Qatar?

Que es otra de las tantas mentira que seguramente nos van a vender. Sin embargo, Neuquén es una provincia endeudada, con enormes niveles de pobreza y de marginación. ¿Entonces, cómo van a poder construir o vamos a poder ser un próximo Qatar o la Dubai que nos vendieron? Si ya para la población local es claro que es toda una gran mentira que sirve para vender titulares, pero cualquiera que venga a Neuquén va a haber los barrios periféricos y el nivel de pobreza que acá existe.

En el ámbito nacional se habla mucho del conflicto mapuche, se habla de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), más que nada por lo que ocurre en las provincias de Río Negro y Chubut. ¿Cómo ve este tipo de este conflicto y estos episodios de violencia que ocurren, no en Neuquén, pero sí ahí en las provincias cercanas?

Eso ha sido una perfecta construcción del gobierno de Macri. Patricia Bullrich supo tener la habilidad de construir un enemigo interno para poder justificar todo tipo de tropelías, todo tipo de atropellos, extranjerización de la tierra, aplicar estos megaproyectos en zonas ricas en recursos naturales. Y como el obstáculo era el mapuche inventó un monstruo que se llama RAM, que no existe en la realidad, porque ese monstruo que tiene poderío armamentístico que fue adiestrado por las FARC, por la ETA, que tiene base en Inglaterra y genera todo acto de terrorismo en la Patagonia es un invento y una gran farsa, sostenida además por el poder de los medios concentrados que siguen difundiendo esa gran mentira. Nosotros entendemos que tenemos que combatir eso. No tenemos la herramienta porque el poder mediático es totalmente abusivo.

La mayoría de esos atentados, nosotros lo podemos decir con total seguridad, son montajes creados justamente para alimentar ese monstruo que denominan RAM".

Pero más allá de si la RAM existe o no, lo que sí hubo fueron casillas incendiadas y algunos vecinos que fueron golpeados...

Dentro del pueblo mapuche, que es un pueblo nación enorme, yo calculo que debemos estar cerca del medio millón de integrantes, hay distintas corrientes de pensamiento y de acción y algunas de ellas cuestionan fuertemente la Constitución, el Estado y todo lo que ellos representan y están confrontando fuertemente. Algunos de ellos incluso han llegado a reivindicar una denominada RAM y algunos métodos, pero no tienen en absoluto el alcance de generar atentados como lo que se han publicado. La mayoría de esos atentados, nosotros lo podemos decir con total seguridad, son montajes creados justamente para alimentar ese monstruo que denominan RAM y que de alguna manera justifica después cualquier tipo de criminalización o persecución judicial y que ha costado vidas humanas. No ha sido una cuestión simbólica no más, esa persecución costó la vida de Santiago Maldonado, de Rafita Nahuel. Cada vez que aparece un atentado donde se queman máquinas y queman instalaciones, hay que pensar qué es real y qué es montado justamente para alimentar toda esta otra historia que para ellos es muy útil.

AR

Se escribe logko, pero se pronuncia lonko. Significa en mapuche “cabeza” y designa al líder de una comunidad. La Confederación Mapuche de Neuquén, que reúne a todas las de esta provincia, tiene un logko que se llama Jorge Nawel y es uno de los que junto con criollos bloquearon con un piquete la actividad en Vaca Muerta el pasado lunes. Los indígenas protestaban para que la provincia les reconozca la personería jurídica a las comunidades que carecen de ella y que cumpla con la ley nacional que obliga al relevamiento de sus territorios, atravesados por pozos que ahora baten récord mes a mes en la producción de petróleo y gas y por las obras para construir el gasoducto Néstor Kirchner. Ese gasoducto debería terminarse el 20 de junio próximo para reducir las importaciones de gas de Estados Unidos y Qatar, tan costosas para el fisco y las reservas del Banco Central, y que ilusionan a Neuquén con enriquecerse con ese emirato organizador del Mundial.

Congelan precios de apuro y prevén bajar la carne por el fin de la media res, mientras aceleran el gasoducto y la AFIP intima

Más

Pero tanto mapuches como criollos, vecinos de Añelo, el pueblo de 10.000 habitantes que es la capital de Vaca Muerta, protestaron también porque les falta agua mientras ven pasar, día y noche por la ruta, camiones llenos de ese líquido vital, no sólo para el consumo humano sino también para aplicar el fracking. Esta técnica es la fractura hidráulica con la que, unida a una inyección de químicos y arena, se rompe la roca subterránea donde están embebidas las moléculas de crudo y gas. Nawel, de 60 años, lleva una larga trayectoria como dirigente de su comunidad y participa de diversos organismos de pueblos originarios a nivel nacional e internacional.