En Diputados

Massa defiende el Presupuesto y apuesta a convencer con una hoja de ruta “realista”

Sergio Massa vio, entonces desde su lugar de presidente de la Cámara de Diputados, una secuencia que como Ministro de Economía no quiere repetir. En diciembre de 2021 Martín Guzmán fue al Congreso a defender su proyecto de Presupuesto para el año siguiente y, pese a haberle dedicado largas horas de explicación, obtuvo un rechazo del texto y se vio obligado a gestionar con la prórroga del presupuesto previo. Con adaptaciones hechas vía decreto, hasta su renuncia el 2 de julio de 2022 maniobró con un plan originalmente diseñado para una inflación de 29%, en un país que va camino a alcanzar los tres dígitos. 

Massa abrirá este miércoles en comisión la discusión del presupuesto 2023 con una presentación formal en la que buscará mostrar que se trata de una hoja de ruta realista. En el Palacio de Hacienda el diagnóstico es que el último presupuesto fracasó porque era muy teórico y no tenía un anclaje en la realidad. La exposición del ministro será a partir de las 14 en el Salón Delia Parodi.

El ministro deberá fundamentar las proyecciones macroeconómicas centrales, que hablan de un crecimiento de la economía de 2% del PBI, una inflación promedio de 60% y un déficit fiscal del 1,9%. La meta de déficit primario está por debajo del 2,5% estimado para 2022 y, según la propuesta del texto, esa mejora se logrará por un incremento superior en los ingresos que en el gasto. “La contracción del gasto primario del 3,7%, si bien es relevante, está lejos del mega ajuste de 2018-2019 cuando se ubicó en -8,9%y -10,7%, respectivamente”, analizó el economista Pablo Manzanelli en un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra). 

El proyecto está marcado por tres circunstancias: los límites que surgen del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la fragilidad externa por la escasez de reservas internacionales y una situación social endeble, signada por bajos niveles salariales y la regresividad en la distribución del ingreso en el marco de un régimen de alta inflación. Son situaciones que pujan en sentidos contrarios y que el texto –y el discurso político a su alrededor– debe equilibrar. 

Massa estará acompañado por los secretarios y secretarias de su cartera que, concluida su exposición, responderán preguntas de los legisladores. Estarán el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; el de Finanzas, Eduardo Setti; el de Industria y Desarrollo Productivo, José de Mendiguren; el de Agricultura, Juan José Bahillo; y la de Energía, Flavia Royon.

El ministro deberá fundamentar las proyecciones macroeconómicas centrales, que hablan de un crecimiento de la economía de 2% del PBI, una inflación promedio de 60% y un déficit fiscal del 1,9%

Para el jueves está previsto que se sumen los informes de los titulares de AFIP, Carlos Castagneto; de Aduana, Guillermo Michel; de Anses, Fernanda Raverta y del Banco Central, Miguel Pesce. Esa última presencia fue solicitada especialmente por la oposición, preocupada por la débil situación de reservas internacionales y expectante por la posible creación de un “dólar Qatar”. 

El turno de los miembros del Gabinete Nacional será el martes 4 de octubre y allí se presentarán los ministros de Trabajo, Claudio Moroni; de Transporte, Alexis Guerrera; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, de Salud, Carla Vizziotti, de Educación, Jaime Perczyk, y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. En caso de no poder concluir los ministros sus informes lo harán el jueves 6 de octubre que será la última reunión de la ronda de consultas, según el esquema diagramado por el oficialismo.

El Gobierno apuesta a sancionar el presupuesto antes de que empiece el Mundial, a finales de noviembre. Para eso, el objetivo es que tenga media sanción de Diputados en la última semana de octubre y que se vote en el Senado en noviembre. Para esas fechas, el Frente de Todos buscará tener cerrados los acuerdos necesarios, como sucedió cuando se votó la prórroga de impuestos que vencen a fin de año. En esa ocasión, el FDT logró los 129 votos con el respaldo de 116 sufragios propios, cuatro de Provincias Unidas, ocho del Interbloque Federal y uno del Movimiento Popular Neuquino.

Si bien no confirmó si lo acompañarán o no, el presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Cristián Ritondo, dijo que el proyecto de Presupuesto 2023 presentado por el Gobierno es “más realista” que el que presentó para 2022 Martín Guzmán. “El presupuesto del año pasado fue todo a las apuradas y este año es distinto”, valoró.

En el mismo sentido, el diputado y referente de Evolución Radical, Emiliano Yacobitti, admitió que esa bancada, que integra el Interbloque de Juntos por el Cambio, analiza votar en general el proyecto de Presupuesto ya que contienen “variables macroeconómicas más razonables que las presentadas en el Presupuesto anterior”.

DT

Sergio Massa vio, entonces desde su lugar de presidente de la Cámara de Diputados, una secuencia que como Ministro de Economía no quiere repetir. En diciembre de 2021 Martín Guzmán fue al Congreso a defender su proyecto de Presupuesto para el año siguiente y, pese a haberle dedicado largas horas de explicación, obtuvo un rechazo del texto y se vio obligado a gestionar con la prórroga del presupuesto previo. Con adaptaciones hechas vía decreto, hasta su renuncia el 2 de julio de 2022 maniobró con un plan originalmente diseñado para una inflación de 29%, en un país que va camino a alcanzar los tres dígitos. 

Massa abrirá este miércoles en comisión la discusión del presupuesto 2023 con una presentación formal en la que buscará mostrar que se trata de una hoja de ruta realista. En el Palacio de Hacienda el diagnóstico es que el último presupuesto fracasó porque era muy teórico y no tenía un anclaje en la realidad. La exposición del ministro será a partir de las 14 en el Salón Delia Parodi.

El ministro deberá fundamentar las proyecciones macroeconómicas centrales, que hablan de un crecimiento de la economía de 2% del PBI, una inflación promedio de 60% y un déficit fiscal del 1,9%. La meta de déficit primario está por debajo del 2,5% estimado para 2022 y, según la propuesta del texto, esa mejora se logrará por un incremento superior en los ingresos que en el gasto. “La contracción del gasto primario del 3,7%, si bien es relevante, está lejos del mega ajuste de 2018-2019 cuando se ubicó en -8,9%y -10,7%, respectivamente”, analizó el economista Pablo Manzanelli en un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (Cifra). 

El proyecto está marcado por tres circunstancias: los límites que surgen del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la fragilidad externa por la escasez de reservas internacionales y una situación social endeble, signada por bajos niveles salariales y la regresividad en la distribución del ingreso en el marco de un régimen de alta inflación. Son situaciones que pujan en sentidos contrarios y que el texto –y el discurso político a su alrededor– debe equilibrar. 

Massa estará acompañado por los secretarios y secretarias de su cartera que, concluida su exposición, responderán preguntas de los legisladores. Estarán el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; el de Finanzas, Eduardo Setti; el de Industria y Desarrollo Productivo, José de Mendiguren; el de Agricultura, Juan José Bahillo; y la de Energía, Flavia Royon.

El ministro deberá fundamentar las proyecciones macroeconómicas centrales, que hablan de un crecimiento de la economía de 2% del PBI, una inflación promedio de 60% y un déficit fiscal del 1,9%

Para el jueves está previsto que se sumen los informes de los titulares de AFIP, Carlos Castagneto; de Aduana, Guillermo Michel; de Anses, Fernanda Raverta y del Banco Central, Miguel Pesce. Esa última presencia fue solicitada especialmente por la oposición, preocupada por la débil situación de reservas internacionales y expectante por la posible creación de un “dólar Qatar”. 

El turno de los miembros del Gabinete Nacional será el martes 4 de octubre y allí se presentarán los ministros de Trabajo, Claudio Moroni; de Transporte, Alexis Guerrera; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, de Salud, Carla Vizziotti, de Educación, Jaime Perczyk, y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. En caso de no poder concluir los ministros sus informes lo harán el jueves 6 de octubre que será la última reunión de la ronda de consultas, según el esquema diagramado por el oficialismo.

El Gobierno apuesta a sancionar el presupuesto antes de que empiece el Mundial, a finales de noviembre. Para eso, el objetivo es que tenga media sanción de Diputados en la última semana de octubre y que se vote en el Senado en noviembre. Para esas fechas, el Frente de Todos buscará tener cerrados los acuerdos necesarios, como sucedió cuando se votó la prórroga de impuestos que vencen a fin de año. En esa ocasión, el FDT logró los 129 votos con el respaldo de 116 sufragios propios, cuatro de Provincias Unidas, ocho del Interbloque Federal y uno del Movimiento Popular Neuquino.

Si bien no confirmó si lo acompañarán o no, el presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Cristián Ritondo, dijo que el proyecto de Presupuesto 2023 presentado por el Gobierno es “más realista” que el que presentó para 2022 Martín Guzmán. “El presupuesto del año pasado fue todo a las apuradas y este año es distinto”, valoró.

En el mismo sentido, el diputado y referente de Evolución Radical, Emiliano Yacobitti, admitió que esa bancada, que integra el Interbloque de Juntos por el Cambio, analiza votar en general el proyecto de Presupuesto ya que contienen “variables macroeconómicas más razonables que las presentadas en el Presupuesto anterior”.

DT

Sergio Massa vio, entonces desde su lugar de presidente de la Cámara de Diputados, una secuencia que como Ministro de Economía no quiere repetir. En diciembre de 2021 Martín Guzmán fue al Congreso a defender su proyecto de Presupuesto para el año siguiente y, pese a haberle dedicado largas horas de explicación, obtuvo un rechazo del texto y se vio obligado a gestionar con la prórroga del presupuesto previo. Con adaptaciones hechas vía decreto, hasta su renuncia el 2 de julio de 2022 maniobró con un plan originalmente diseñado para una inflación de 29%, en un país que va camino a alcanzar los tres dígitos. 

Massa abrirá este miércoles en comisión la discusión del presupuesto 2023 con una presentación formal en la que buscará mostrar que se trata de una hoja de ruta realista. En el Palacio de Hacienda el diagnóstico es que el último presupuesto fracasó porque era muy teórico y no tenía un anclaje en la realidad. La exposición del ministro será a partir de las 14 en el Salón Delia Parodi.