El primer ministro iraquí sale ileso de un atentado con drones

Imagen de parte del destrozo ocasionado por el ataque con drone bomba contra el primer ministro iraquí

elDiarioAR

0

El primer ministro iraquí, Mustafa al Khadimi, salió este domingo ileso de un ataque con drones dirigido contra su residencia en el centro de Bagdad. Se produjo "un intento fallido de asesinato contra el primer ministro, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, con un dron con explosivos, lanzado contra su residencia en la Zona Verde en Bagdad", informó la Célula de Información de Seguridad a través de un comunicado reproducido por la agencia oficial de noticias iraquí, INA.

El propio primer ministro confirmó a través de su cuenta de Twitter que se encuentra bien y pidió calma a la población ante este intento de magnicidio. "Estoy bien, alabado sea Dios, entre mi pueblo, y pido calma y moderación de todos, por el bien de Irak", aseguró el mandatario. "Los misiles traicioneros no desanimarán a los creyentes y no les moverán ni un pelo ante la firmeza e insistencia de nuestras heroicas fuerzas de seguridad para preservar la seguridad del pueblo, defender los derechos y restablecer la ley", sostuvo en su tuit.

La Zona Verde, en la que se encuentra la residencia del primer ministro atacada a primera hora de este domingo, es una área fortificada en el centro de Bagdad, que concentra además un buen número de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras. Este área ha sido el blanco de múltiples ataques, la mayoría con cohetes, en los últimos dos años, dirigidos principalmente contra la embajada de Estados Unidos y atribuidos a las milicias proiraníes, pese a que no suelen ser reivindicados.

El centro de la ciudad ya amaneció en calma este domingo aunque con un amplio despliegue de seguridad en la zona. "La situación de seguridad está estable en la Zona Verde", aseguró el portavoz de las Fuerzas Armadas, Yehia Rasul, en declaraciones a INA. Los funcionarios acudieron con normalidad a sus trabajos en la Zona Verde, que concentra un buen número de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras y en cuyos alrededores reina la calma por completo, en medio de una intensa presencia de las fuerzas de seguridad.

Recibí nuestro newsletter El mundo es azul como una naranja
Un resumen semanal de política internacional en mil palabras. Por Alfredo Grieco y Bavio.

Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

El portavoz del Ministerio de Interior, Saad Maan, detalló en declaraciones a INA que fueron enviados tres drones contra la Zona Verde y que las fuerzas de seguridad lograron interceptar a dos de ellos, mientras que el tercero impactó contra la residencia de Al Khadimi. Por su parte, Rasul explicó también a la agencia que las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia iniciaron una investigación para tratar de averiguar el lugar desde que se lanzó el ataque contra el primer ministro.

Este atentado se produce además en un momento de tensión en Irak tras los choques violentos entre manifestantes y policías durante una manifestación el pasado viernes en Bagdad, frente a la propia Zona Verde, contra los resultados de las elecciones legislativas del pasado 10 de octubre. Los enfrentamiento dejaron dos personas muertas y más de un centenar heridas, muchas de ellas policías.

Varios partidos iraquíes consideran fraudulento el escrutinio oficial de esos comicios, especialmente los que representan a las milicias integradas en la Multitud Popular, en su mayoría chiitas y proiraníes, ya que sufrieron una gran pérdida de voto respecto a las elecciones de 2018. Sus simpatizantes mantienen desde hace casi dos semanas una acampada de protesta frente a la Zona Verde.

El influyente clérigo chiita iraquí Muqtada al Sadr, cuya formación política fue la ganadora de las elecciones legislativas del mes pasado, condenó el intento de asesinato del primer ministro y aseguró que sus autores buscaban devolver a Irak al caos y al terrorismo. "El acto terrorista contra la entidad suprema del país es un ataque claro y expreso contra Irak y su pueblo", sostuvo en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Al Khadimi, de 54 años, era el jefe de la inteligencia de Irak antes de asumir como primer ministro, en mayo de 2020. Las milicias pro-iraníes lo ven como cercano a Estados Unidos, y ha tratado de encontrar un equilibrio en las alianzas de Irak con Washington y Teherán. Antes de las elecciones, fue anfitrión de varias reuniones en Bagdad entre representantes de Arabia Saudita e Irán en un intento de aliviar las tensiones regionales entre la monarquía islamista saudita y el régimen teocrático de Irán, que son enemigos históricos.

El vocero de la Cancillería iraní, Saeed Khatibzadeh, condenó el ataque contra Al Khadimi y acusó indirectamente a Estados Unidos. El portavoz dijo que estaba al tanto de "conspiraciones que apuntan contra la seguridad y los progresos de Irak". Agregó que incidentes como el de hoy "están en el interés de quienes han invadido la estabilidad, la seguridad, independencia e integridad territorial de Irak en los últimos 18 años".

Por su parte, Estados Unidos deploró el ataque. "Este evidente acto de terrorismo, al que nos oponemos fuertemente, estuvo dirigido contra el corazón del Estado iraquí", dijo el vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, en un comunicado.

CB con información de agencias

Etiquetas
stats