Qué pasó con el buque ruso Moskva y por qué es importante para Rusia y Ucrania

Fotografía del Moskva tomada por los satélites de Maxar el 10 de abril

Vanesa Rodríguez


0

El Moskva, buque insignia de la Armada rusa en el estratégico enclave del Mar Negro, se ha hundido al sufrir “graves daños” tras una explosión cuyas causas están por determinar. Ucrania asegura que dos de sus misiles impactaron contra el buque, mientras que Rusia no ha hecho ninguna alusión a un ataque ucraniano.

Rusia concentra más tropas en el este de Ucrania y prepara una maniobra envolvente en el Donbás

Rusia concentra más tropas en el este de Ucrania y prepara una maniobra envolvente en el Donbás

Los detalles de qué le pasó exactamente al buque de guerra están por clarificar. Esto es lo que se sabe por ahora.

¿Qué provocó la explosión en el buque?

Tanto Rusia como Ucrania concuerdan en que se produjo una explosión en el buque durante la noche del miércoles al jueves, en medio de una tormenta, causando importantes daños, pero discrepan en qué fue lo que la causó. De momento no hay una investigación independiente que aclare si fue un ataque con misiles o un accidente.

El Ministerio de Defensa de Rusia dice que hubo un incendio en el buque cargado de munición, lo que provocó una explosión en su arsenal. Rusia no ha dado más información sobre las causas del incendio y dice que está siendo “investigado”. Asegura que el fuego fue “controlado”, su origen “localizado” y que se lograron contener “las explosiones de municiones”.

En sus comunicados difundidos por la prensa estatal, Rusia no ha hecho alusión a que el incidente haya sido causado por las tropas ucranianas.

Sin embargo, fuentes oficiales ucranianas reivindican que la explosión del buque y su posterior hundimiento se debió a un ataque con misiles.

Maksim Marchenko, gobernador ucraniano de la región del puerto de Odesa, aseguró en Telegram que el Moskva fue alcanzado por dos misiles de crucero del tipo “Neptuno” de fabricación ucraniana.

Alexei Arestovich, asesor del presidente ucraniano, compartió un vídeo en Twitter donde asegura que se capta el momento del ataque con misiles desde Ucrania al buque ruso. En él se escucha a los soldados ucranianos bromear sobre el impacto.

El Comando Operativo Sur (OC Sur) de las Fuerzas Terrestres de Ucrania también dijo en Facebook que el Moskva fue atacado con misiles ucranianos causando “daños significativos”, un incendio a bordo y explosiones de su arsenal.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski ha hecho una referencia al suceso en su habitual mensaje nocturno, cuando enumeraba los logros de la resistencia ucraniana:

“Ucrania es defendida por nuestro pueblo, todo nuestro pueblo (…) Aquellos que han demostrado que los barcos rusos se pueden ir ... hasta el fondo”.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo en una entrevista a la MSNBC que EEUU no había podido verificar ninguna de estas versiones. Sí que ha corroborado que “se produjo una explosión bastante grande” en base a las imágenes que han podido observar. “Hubo una explosión, pero no sabemos qué causó esta explosión”, ha añadido.

Fuentes gubernamentales occidentales citadas por The Guardian aseguran que dudan de la versión rusa de lo hechos.

“No tengo conocimiento previo de un incendio a bordo de un buque de guerra que haya provocado la explosión del cargamento de municiones”, dice esta fuente, que añade que ve “creíble” que las fuerzas ucranianas hubieran atacado el buque con sus misiles.

Fuentes del Departamento de Defensa de EEUU explicaron a los medios que en la cubierta de este tipo de embarcaciones suele haber elementos inflamables que pueden ocasionar un incendio o explosiones, como combustible, municiones o piezas de artillería: “Podría haber sido resultado de un ataque con un misil, podría haber sido otra cosa”.

Sin confirmar que la explosión fuera causada por un proyectil ucraniano, Defensa de EEUU sí que asegura que a la distancia a la que se encontraba el Moskva de la costa estaría dentro del alcance de los misiles ucranianos Neptuno.

¿Qué ha sido de la tripulación?

La tripulación del buque misilístico solía estar compuesta por unos 500 soldados, aunque tiene capacidad para casi 700 personas. Rusia no ha confirmado el número de tripulantes que se encontraban a bordo en el momento del siniestro.

Según los responsables de Defensa rusos, toda la tripulación fue evacuada a otros barcos militares rusos en la zona antes del hundimiento. Rusia no ha reportado ningún muerto.

El Comando Operativo Sur (OC Sur) de las Fuerzas Terrestres de Ucrania dijo en Facebook que, tras el impacto con misiles, las explosiones del arsenal que había en el buque alcanzaron a los barcos de rescate rusos que trataban de aproximarse. 

El ministro de Defensa de Lituania, Arvydas Anušauskas, posteó en su página de Facebook una cronología de los hechos, aunque no especifica el origen de esta información. Según el responsable lituano, “se dio una señal de SOS desde el buque a la 1:05” de la noche. “A la 1:14 el buque estaba volcado a un lado y media hora después se fue toda la luz. A partir de las 2 de la noche, un barco turco evacuó a 54 marineros y horas más tarde Turquía y Rumanía informaron que el barco se había hundido completamente”. Según el ministro lituano, “a bordo había 485 personas en el barco”.

No han trascendido testimonios ni imágenes de los tripulantes del Moskva.

¿Cuándo se hundió?

En un primer momento, el Ministerio de Defensa ruso aseguraba que el buque “mantenía su flotabilidad” y que el “armamento principal de misiles no resultó dañado”, añadiendo que se estaban llevando a cabo medidas“ para ”remolcar el buque hasta el puerto“.

Horas más tarde, un nuevo comunicado de Defensa aseguraba que el buque se había hundido.

“Durante el remolque del crucero Moskva al puerto de destino, el barco perdió su estabilidad debido a los daños en el casco producidos durante el incendio por la detonación de municiones. En un mar tormentoso, el barco se hundió”, señalaba el departamento militar en un comunicado recogido por los medios estatales rusos.

El portavoz del Pentágono de EEUU había afirmado que “basándose en las imágenes” que habían podido consultar, el buque operaba “por sus propios medios” y que se dirigía hacia el este, probablemente al puerto de Sebastopol para ser reparado.

Rusia no ha difundido imágenes del estado en el que quedó el buque tras la explosión, del barco siendo remolcado antes de hundirse.

Varias fuentes oficiales ucranianas señalaban que el buque viró y comenzó a hundirse en el momento de ser alcanzado por los misiles. Así lo aseguró el Comando Operativo Sur (OC Sur) de las Fuerzas Terrestres de Ucrania, narrando que el fuerte temporal “volcó el buque”. También lo dijo el Ayuntamiento de Odesa en Telegram.

Por el momento no se han difundido imágenes verificadas del ataque reivindicado por Ucrania.

¿Pueden los satélites aclarar los hechos?

El temporal que se ha registrado en el Mar Negro durante el suceso ha impedido a los satélites convencionales fotografiar el área del siniestro para saber en qué estado se encontraba el buque y dónde se ha hundido, ya que hay una alta nubosidad en la zona.

La última imagen aérea que trascendió del Moskva fue tomada por los satélites de Maxar Technologies el 10 de abril. La compañía ha escrito en Twitter que la “nubosidad de los últimos días ha dificultado los intentos de recopilar nuevas imágenes del buque”. Añaden que difundirán nuevas imágenes cuando estén disponibles.

Anteriormente, sus satélites habían fotografiado al buque el 7 de marzo en el puerto de Sebastopol, en Crimea,

El Pentágono ha hecho referencia a “imágenes” de la zona a las que han tenido acceso, pero no ha dado más detalles de su naturaleza ni contenido; tampoco las ha difundido.

¿Cómo era el Moskva y qué armamento llevaba?

El buque entró en servicio en 1983, todavía en la era soviética, tras ser armado en el puerto ucraniano de Mikolaiv, según informa The New York Times.

Las agencias de noticias rusas señalan que el Moskva, de 12.500 toneladas, estaba armado con 16 misiles de crucero “P-1000 Vulkan” con un alcance de al menos 700 km. El buque de guerra también estaba dotado de varios cañones, sistemas antiaéreos y torpedos. Tenía unos 186 metros de eslora y alcanzaba una velocidad de 32 nudos (59km/h). También contaba con un helicóptero.

Rusia dijo en un primer momento que la mayoría de su arsenal se ha preservado pese a la explosión. Sin embargo, horas más tarde reconocía el hundimiento.

¿Por qué era importante este buque para Rusia?

El Moskva, que llevaba el nombre de la capital rusa, era el buque insignia de la flota rusa del Mar Negro desde el año 2000.

Es una pérdida considerable para Rusia en un momento clave de la ofensiva en Ucrania. Es la mayor catástrofe naval militar desde la Segunda Guerra Mundial.

Ha sido la principal baza por mar en las últimas contiendas militares de Rusia. Tras ser utilizado en la invasión de Crimea en 2014, se desplegó en la costa siria para apoyar a las tropas rusas.

El 22 de julio de 2016, el crucero Moskva recibió la Orden naval de Nakhimov, una de las más altas distinciones en la Armada rusa desde tiempos de la URSS. Este mismo año, se sometió a una revisión y acondicionamiento, que extendió su vida útil.

Según informó la agencia rusa TASS, esta revisión permitía al buque soviético seguir en servicio hasta 2040. “Será un récord del tiempo total de servicio entre los buques de guerra rusos de primer rango”, recogía la agencia.

Su hundimiento será un duro golpe para la imagen y la moral del Ejército ruso tras siete semanas de guerra, independientemente de las causas: o bien el golpe ha sido asestado por el enemigo o un accidente apuntaría a una negligencia a bordo del buque.

“La pérdida del buque insignia de la flota rusa supondría un gran golpe psicológico para los rusos”, ha declarado al Washington Post Collin Koh, experto en seguridad marítima de la Universidad Tecnológica Nanyang de Singapur.

A esto se le suma que Rusia ya sufrió al menos otra pérdida naval durante la invasión de Ucrania. El 24 de marzo, Ucrania destruyó un buque ruso en la ciudad ocupada de Berdyansk, en el Mar Negro, del cual se publicaron fotos y videos.

¿Qué papel estratégico jugaba en el Mar Negro?

Fuentes de Defensa de EEUU informaron a los medios que, de acuerdo con las informaciones de que dispone, el buque estaba a “entre 60 y 65 millas náuticas” (a entre 111 y 125 kilómetros) al sur de la ciudad portuaria de Odesa cuando sufrió una explosión. El Moskva había estado operando como parte de una flota rusa en esa zona.

Se ha mantenido posicionado estratégicamente en el Mar Negro desde el inicio de la invasión para liderar el asalto naval. Cargado de misiles antibuques y antiaéreos, tenía suficiente armamento como para aplastar a la resistencia ucraniana.

El hundimiento del Moskva puede causar un gran perjuicio en su estrategia militar. En estos momentos, sus tropas se reagrupan en el este y se preparan para una nueva etapa ofensiva después de retirarse de gran parte del norte, incluido Kiev.

El incidente ha supuesto que la flota del Ejército ruso en esa región se haya desplazado hacia el sur, según confirmó este jueves el Departamento de Defensa de EEEU.

El movimiento se produce en un momento de batalla clave en la zona. Las tropas rusas llevan días intentando sellar la captura definitiva de la ciudad portuaria de Mariúpol, en el Mar de Azov, que ha quedado totalmente destruida tras ser asediada desde los primeros días de la invasión causando un gran número de pérdidas civiles.

Analistas militares creen que Rusia busca hacer de Mariúpol la primera gran victoria de su contienda. Si lo logran, controlarían una franja de tierra que les permitiría unir a sus tropas en Crimea con las ubicadas en la región del este del Donbás, que ha sido señalada como su objetivo.

¿Por qué es importante para Ucrania?

Haya sido atacado con misiles o no, el hecho de que el buque insignia de Rusia se haya hundido en el Mar Negro supone una victoria para Ucrania y una inyección de moral para sus castigadas tropas del este que intentan mantener las posiciones defensivas.

“Independientemente de lo que causó el daño a Moskva, los ucranianos y sus seguidores probablemente lo verán como justicia poética”, señala James Black, experto en el Ejército ruso, en declaraciones al Washington Post.

El Moskva se convirtió en símbolo de la resistencia ucraniana un día después de que comenzara la invasión rusa. Un ataque militar desde el buque se dirigió a los soldados que estaban defendiendo un islote en el Mar Negro, conocido como isla de la Serpiente, y que se encuentra a 40 kilómetros de territorio OTAN.

El destacamento ucraniano se enfrentó a las amenazas de la marina rusa, que llegó a advertirles que si no deponían las armas serían bombardeados. “Buque de guerra ruso, vete a la mierda”. Fue la respuesta del oficial ucraniano que tomó la palabra.

La frase se ha convertido en una especie de eslogan y aparece en camisetas, vallas publicitarias y señales de tráfico. El Gobierno ucraniano ha lanzado también un sello conmemorativo que muestra a un soldado haciendo un gesto obsceno al buque ruso.

Tras la noticia del siniestro, se han multiplicado los memes ucranianos con el Moskva como protagonista. Algunos de ellos hacen alusión al Titanic, que también comenzó a hundirse un 14 de abril.

Etiquetas
stats