Protestas en varias ciudades de EEUU tras la absolución de Kyle Rittenhouse, el joven que mató a dos manifestantes

Protestas en Brooklyn tras el veredicto que absolvió a Rittenhouse

elDiarioAR

0

La absolución el viernes del adolescente Kyle Rittenhouse, acusado del asesinato de dos personas durante los disturbios que se sucedieron tras las protestas raciales en Kenosha, Wisconsin, en agosto de 2020, desembocó en varias manifestaciones en repulsa por el veredicto en ciudades como Nueva York, Portland o la propia localidad de Kenosha.

En la noche del 25 de agosto de ese año, Rittenhouse viajó con un fusil de asalto semiautomático desde Antioch, en el estado de Illinois, hasta Kenosha para, aseguró, proteger la propiedad privada de los disturbios y saqueos en los que derivó la protesta por la muerte a tiros de Jacob Blake, un hombre negro, a manos de un policía.

En Nueva York fueron detenidas cinco personas en el barrio de Queens, donde se registraron también algunos daños materiales, según informó la Policía de Nueva York. Unos 300 manifestantes también se reunieron frente al Barclays Center de Brooklyn para denunciar el veredicto como un ejemplo de doble rasero racial en el sistema judicial estadounidense.

"Aunque Kyle Rittenhouse no ha matado a una persona de raza negra, sí ha podido matar a un hijop**a blanco y salir libre", declaró un manifestante bajo condición de anonimato al New York Post.

Las protestas se repitieron en la ciudad de Portland, donde cerca de 200 personas protagonizaron una violenta concentración frente al Centro de Justicia de la ciudad. Algunos grupos de manifestantes, vestidos de negro de pies a cabeza, rompieron a pedradas las ventanas de edificios adyacentes y atacaron a un equipo de reporteros de la filial local de la cadena ABC, KATU. Al menos una persona fue detenida.

La ciudad de Kenosha también fue escenario de manifestaciones tras la absolución de Rittenhouse, según informa la filial de la CBS, la WDJT. Una mujer fue detenida frente al juzgado del condado de Kenosha por criticar al juez instructor, Bruce Schroeder, con una pintada en el suelo del juzgado que rezaba "El juez debe marcharse".

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió este viernes su "enfado" y "preocupación" por la sentencia judicial por la que fue exculpado el joven, pero pidió a la ciudadanía que exprese "pacíficamente" su opinión sobre el polémico fallo. "Aunque el veredicto de Kenosha pueda provocar a muchos estadounidenses, incluido yo mismo, sentimientos de enfado y preocupación, debemos admitir que el jurado ha hablado", dijo Biden en un comunicado.

El mandatario también señaló que persiste el compromiso que adquirió en campaña de "unir" al pueblo estadounidense aunque sepa que no puede "curar" las heridas del país "de la noche a la mañana". "Sigo decidido en mi promesa de hacer todo lo que esté en mi mano para asegurar que cada estadounidense sea tratado con igualdad, justicia y dignidad por la ley", concluyó. 

CB con información de agencias

Etiquetas
stats